ATHLETIC 2 - EIBAR 2

El Athletic se queda a medias en el aperitivo

El equipo de Garitano ofrece dos caras en su último amistoso antes del arranque de liga y reafirma a Morcillo como una las opciones creíbles

05.09.2020 | 13:54
Raúl García intenta un remate ante la presencia del armero Atienza y con Iñigo Martínez cayéndose al césped.

Gaizka Garitano, se entiende, ya tiene todos los datos en clave interna. La pandemia del covid-19 ha ocasionado una pretemporada muy extraña y también más corta de lo habitual, pero no debe servir de excusa para el técnico rojiblanco, consciente de que el resto de equipos de LaLiga Santander ha sufrido limitaciones similares. Con todo, Garitano sí podría lamentarse, aunque fuera con la boca pequeña, del hecho de no poder contar con once futbolistas, la mayoría fijos en su sistema, durante un buen puñado de días, ya sea a causa de los seis infectados por el virus o de los cinco compañeros que han sufrido diferentes lesiones. Aún así, el Athletic cerró la primera tacada de la pretemporada en un test que ofreció dos caras y que proyectó a un conjunto que se quedó a medias y que aún no está al cien por cien. Los leones disputaron su cuarto y último amistoso, aunque el próximo día 18 tienen programado un doble enfrentamiento en Murcia frente al Sevilla con motivo de sus respectivos aplazamientos de la segunda jornada liguera, como un aperitivo del estreno oficial del viernes en Los Cármenes, donde ya no valen las pruebas.

 


El derioztarra activó el plan que se acercará al que aplique el viernes ante el Granada, un choque que proyecta su punto de morbo. Allí cerró el Athletic la campaña pasada con una derrota sonrojante y allí comenzará una nueva destinada a consumar el ansiado regreso a competición europea. Se trató del estreno en pretemporada de Unai López, Iñaki Williams e Iñigo Martínez, los dos primeros después de superar el covid-19 y el tercero tras resolver sus molestias musculares, además de Ohian Sancet, que ejerció en el tramo final. Los cuatro tuvieron su cuota de protagonismo. El donostiarra sacó buenos detalles en la gestión hasta que le duró la gasolina, lo mismo que el delantero, que sigue reñido con el gol al desperdiciar dos buenas ocasiones para batir a un fallón Yoel, todo un amigo para los leones. El central, un valor seguro, cumplió pese a que no ha alcanzado su pico de forma, y el navarro sacó destellos. Garitano presumió de músculo competitivo en los 45 minutos iniciales, en los que el Athletic fue superior a un tierno Eibar, con lo que llegó al descanso con un ilustrativo 2-0. Raúl García, al que le da igual que se traten de amistosos o de partidos con algo en juego, abrió el marcador al aprovechar un garrafal error del meta gallego tras un servicio de Morcillo, el jugador revelación este verano. El zornotzarra se ha ganado la confianza del míster y, para más inri, firmó el segundo de la mañana con un duro zurdazo que equivocó a Yoel, defectuoso en su intento de despeje.

La doble renta con la que expiró el primer acto no fue más que el reflejo de lo que sucedió en el césped. El Athletic, con un De Marcos muy activo, mandó e impuso su ley, gracias a su habitual propuesta en la etapa de Garitano y a una eficacia que fue casi total en sus tres primeras llegadas. Raúl García y Morcillo acertaron ante un Yoel desconocido y la ventaja pudo ser incluso más abultada, ya que Muniain, primero, se encontró en su golpeo con un defensa armero tras una acción de Morcillo, y, después, Williams desperdicios dos ocasiones tras sendas asistencias de Iñigo Martínez, desde 40 metros, y Raúl García, uno de los que marcaron diferencias. El Eibar de Mendilibar, en cambió, no molestó a un inquieto Ezkieta, salvo en un disparo desviado del excachorro Asier Benito en los compases iniciales.




CAMBIO RADICAL 

La vuelta de vestuarios dibujó un partido bien diferente. El cambio de dinámica fue llamativo y apenas hubo rastro del Athletic que convenció por momentos en el primer acto. Ya sea por cansancio o por los cambios tácticos y de hombres que emprendió Garitano, el conjunto rojiblanco cedió en su ritmo de juego y se refugió en su parcela ante un Eibar que se apropió de la situación en busca de asear su mala imagen. El cuadro armero no necesitó de un fútbol excelso, sino que aprovechó dos situaciones para equilibrar el marcador. Quique González, que acumulaba unos pocos minutos, sorprendió de lejos a Ezkieta tras una pérdida de un Dani García al que le falta rodaje y, ya en las postrimerías, un centro de Pedro León lo desvió en propia puerta Ewan Urain, un nueve que se curte para el futuro. El resultado queda para la estadística, porque lo importante comienza en solo seis días.


Ficha técnica

ATHLETIC: Ezkieta; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Balenziaga; Dani García, Unai López (Min. 67, Sancet); Muniain (Min. 80, Sillero), Raúl García, Morcillo; y Williams (Min. 72, Ewan Urain).

EIBAR: Yoel; Rober Correa, Bigas, Burgos (Min. 63, Unai Dufur), Cubero (Min. 46, Expósito); Pedro León, Atienza, Sergio Álvarez, Jaime Dios; Sergi Enrich y Asier Benito (Min. 63, Quique González).

Goles1-0: Min. 10; Raúl García. 2-0: Min. 28; Morcillo. 2-1: Min. 71; Quique González. 2-2: Min. 88: Urain, en propia puerta.

ÁrbitroEtayo Herrera (Comité Vasco). Sin necesidad de amonestar a ningún jugador.

IncidenciasPartido amistoso celebrado en el campo 2 de las instalaciones de Lezama a puerta cerrada, en lo que supuso el cuarto y último encuentro de preparación del Athletic antes del inicio de la liga previsto inicialmente para el próximo viernes en Granada. Iker Muniain recibió un golpe en el viente del que tuvo que se atendido sin mayores consecuencias.