El sueño frustrado de Kuko Ziganda

Ziganda, técnico de un Oviedo al que salvó el pasado curso en Segunda, se reencuentra con el Athletic dos años después de su salida del club

04.09.2020 | 01:21
José Ángel Ziganda dando órdenes a los futbolistas del Oviedo

El Athletic, con presencia mayoritaria de cachorros en la convocatoria, visita esta mañana el Carlos Tartiere para enfrentarse a partir de las 12.00 horas al Oviedo en el tercer y penúltimo amistoso de una pretemporada más corta de lo habitual. Antes de recibir mañana en Lezama al Eibar en el último test estival, los pupilos de Gaizka Garitano se miden hoy a un rival dirigido por un viejo e ilustre conocido por estos lares: José Ángel Ziganda (Larraintzar, 1-X-1966). El técnico navarro, al frente desde el pasado 18 de febrero de un equipo al que salvó del descenso a Segunda B de manera brillante para ganarse a pulso su renovación hasta el 30 de junio de 2021, se reencontrará con su pasado más reciente en una cita en la que a buen seguro se le agolparán los recuerdos relacionados con su adversa experiencia como entrenador de los leones. El tiempo, no en vano, acostumbra a curar las heridas, pero las cicatrices tienden a recordar amargas experiencias como la que tuvo que vivir Kuko en sus carnes en el curso 2017-18, cuando el sueño de liderar al Athletic desde el banquillo cerca estuvo de convertirse en pesadilla.

Tras la marcha de Ernesto Valverde rumbo al Barcelona, el navarro fue el hombre elegido por el entonces presidente Josu Urrutia para capitanear la nave bajo la complicada misión de hacer olvidar al Txingurri, quien había conseguido enlazar cuatro clasificaciones continentales. Inició Ziganda su andadura superando las dos eliminatorias previas de la Europa League ante el Dínamo Bucarest y Panathinaikos, pero las cosas no tardaron en torcerse. El equipo no fue capaz de encontrar la regularidad deseada en cuanto a resultados, Kuko no pudo imprimir su sello futbolístico al colectivo y las críticas se multiplicaron a lo largo de una gris campaña que los bilbainos cerraron con una discretísima decimosexta posición en liga.

En Copa la decepción fue aún mayor, pues el Athletic cayó eliminado a manos del modesto Formentera, de Segunda B, en la ronda inicial de dieciseisavos de final a doble partido. Tras empatar a un gol en Sant Francesc, los rojiblancos perdieron 0-1 en San Mamés con un gol de Álvaro en el minuto 95 que supuso el principio del fin del proyecto de Ziganda. Después de sumar seis temporadas a los mandos del Bilbao Athletic y firmar un contrato por dos años como técnico del primer equipo cumpliendo así un anhelado sueño, Kuko vio cómo el castillo de naipes que había construido durante años se venía abajo a las primeras de cambio.

La dura eliminación copera, antes de que el equipo cediera también en octavos de final de la Europa League frente al Olympique de Marsella, marcó el devenir de un curso en el que Ziganda sufrió de lo lindo desde la banda al ver cómo el equipo no carburaba. Debido a ello, finalizada la temporada, técnico y presidente decidieron poner punto final por anticipado a una esperanzadora alianza que estuvo lejos de dar los réditos esperados a un Athletic en el que tampoco encajó Eduardo Berizzo como su sustituto. El fugaz paso del preparador argentino por Bilbao lo siguió de reojo desde la distancia un desgastado y tocado Ziganda, quien optó por vivir en Inglaterra. Afincado en Manchester, donde perfeccionó su inglés y no paró de ver partidos y entrenamientos al seguir en directo sesiones dirigidas por Pep Guardiola en el Manchester City y Marcelo Bielsa en el Leeds, tuvo incluso tiempo para dirigir a jóvenes al no entrenar a ningún equipo durante el ejercicio 2018-19.

Fue un año sabático que Kuko aprovechó para cargar las pilas a la espera de un nuevo proyecto con el que retomar la actividad en la banda. Su nombre llegó a sonar con fuerza para banquillos como los del Watford de la Premier League, el Celta y el Leganés de LaLiga Santander, o el Sporting de Gijón de la Liga SmartBank, pero finalmente fue el Oviedo el club que apostó el pasado febrero por su experiencia en medio de un escenario sumamente comprometido.
 

El mejor equipo


Con 28 jornadas de liga disputas, el cuadro carbayón asomaba con la permanencia en la categoría de plata en juego al figurar a un punto de la salvación. Ziganda, el tercer entrenador del Oviedo en una temporada marcada por las dificultades, afrontó el reto con determinación y se desempeñó con sumo éxito, hasta el punto de convertir a los asturianos en el mejor equipo de la categoría hasta la consecución de la permanencia matemática a falta de una jornada. Fueron 24 puntos los que sumó el conjunto ovetense en trece partidos para salvarse así de la quema con Ziganda y Bingen Arostegi –segundo del navarro desde hace un puñado de años– al mando de las operaciones, un binomio inseparable.

De cara al curso entrante, el Oviedo, que se ha reforzado con las cesiones de jóvenes futbolistas como Rafa Mújica (Leeds), Cédric (Atlético), Edgar (Betis) y Gabriel Brazao (Inter), se prepara con amistosos de nivel al haberse medido en un primer amistoso al Celta de Vigo en Balaídos (2-2). Empató también contra el Mirandés en casa (0-0) y hoy, en sesión matinal y después de que el pasado 31 de agosto se cumplieran 29 años del debut como león de José Ángel Ziganda, los carbayones reciben al Athletic en una cita sin duda muy especial para Kuko. Y es que el de Larraintzar, que estrechará la mano a Gaizka Garitano, su sucesor en el banquillo del Bilbao Athletic en 2017, no olvidará su amargo año como técnico en San Mamés, si bien prevalece el imborrable legado que dejó durante su etapa como león, con un bagaje de 291 partidos y 91 goles a sus espaldas en las siete temporadas que ejerció como rojiblanco.

Los datos

Lugar y fecha de nacimiento. Larraintzar, 1 de octubre de 1966.

Trayectoria como jugador. Osasuna B (1985-88), Osasuna (1987-91), Athletic (1991-98) y Osasuna (1998-01).

Números como león. 291 partidos y 91 goles en sus siete temporadas como rojiblanco.

Trayectoria como técnico. Osasuna B (2005-06), Osasuna (2006-09), Xerez (2009-10), Bilbao Athletic (2011-17), Athletic (2017-18), Oviedo (2019-20).

En el Athletic. Relevó a Ernesto Valverde en un curso 2017-18, en el que los leones fueron décimo sextos en liga, cayeron eliminados en primera ronda de Copa ante el modesto Formentera a doble partido y en octavos de final de la Europa League frente al Olympique de Marsella.

En el Oviedo. Tomó las riendas del equipo el pasado febrero a un punto de la salvación y amarró la permanencia con una jornada de margen tras convertir al conjunto asturiano en el mejor equipo de la Liga SmartBank desde su llegada.