Sergio Rodríguez, entrenador de la UD Logroñés: "Nos gustaría tener algún jugador cedido del Athletic"

Sergio Rodríguez, técnico de una UD Logroñés que recibe ele sábado al Athletic en Las Gaunas, admite que hay conversaciones abiertas con el club rojiblanco

28.08.2020 | 00:15
Sergio Rodríguez, entrenador de la UD Logroñés

La UD Logroñés, club recién ascendido a la Liga SmartBank, aspira a disponer de algún jugador cedido por el Athletic en un curso que su técnico Sergio Rodríguez (Logroño, 26-VII-1978) espera "muy complicado" por los condicionantes externos y por el salto de categoría al que hará frente con orgullo un equipo que tiene en sus filas a tres futbolistas vizcainos con pasado en Lezama.

Están a las puertas del estreno en Segunda División. Enhorabuena.

—Gracias. Queda poco y estamos preparándonos lo mejor posible tras una temporada que iba muy bien hasta que se detuvo, porque íbamos en primera posición con bastante distancia respecto al segundo clasificado, pero con el coronavirus hubo momentos de incertidumbre al no saber nadie lo que iba a pasar. Al final pudimos jugarnos el ascenso a un partido y salió bien.

No olvidará nunca ese ascenso en La Rosaleda el pasado 19 de julio.

—No, nunca olvidaré ese día, porque la ciudad llevaba veinte años sin estar en el fútbol profesional y ya tocaba.

Desde que llegó a la UD Logroñés como jugador en el curso 2010-11 ha ido progresando como técnico hasta convertirse en el entrenador con más partidos en la historia del club con 126. ¿Qué significa para usted?

—Estoy muy orgulloso de que sea en casa, en mi tierra. Quise volver después de mi paso por la Real Sociedad para intentar que el club creciese y mejorase poco a poco en todo y no lo pude conseguir como jugador, pero sí como entrenador.

El primer amistoso de esta singular pretemporada lo jugaron precisamente ante el conjunto donostiarra en Zubieta el pasado sábado. Perdieron 3-1. ¿Qué conclusiones pudo sacar?

—Buenas. A pesar de la diferencia de nivel y de categoría que había entre los dos equipos, competimos y pusimos en práctica en la medida que pudimos lo que habíamos trabajado durante la semana. En el aspecto físico nos sirvió para sumar minutos y el 3-0 de la primera parte fue con dos penaltis y un gol de córner de ellos. El desarrollo del juego estuvo más igualado de lo que reflejó el marcador y en la segunda mitad logramos hacer un gol.

Mañana tendrán enfrente al Athletic, otro rival de Primera División. ¿Qué espera del partido?

—Un poco lo del otro día contra la Real. Competir lo máximo que podamos, seguir sumando minutos y plasmar lo que hacemos en los entrenamientos. Sabemos la diferencia de nivel que hay con el Athletic, pero intentaremos ponerle las cosas difíciles.

¿Qué sensaciones le transmite el conjunto rojiblanco desde la distancia?

—Sé que tiene unos cuantos contagiados y algunas bajas, pero dispone de una plantilla muy larga, tiene potencial suficiente y no he seguido mucho más su actualidad. Al ser un partido de pretemporada, no das tanta importancia al rival, pero el Athletic es el Athletic. Hemos estado jugando en Segunda B contra su filial y tenían jugadores de altísimo nivel que en poco tiempo van a estar en Primera al estar prácticamente preparados ya.

¿Qué opina del trabajo de Gaizka Garitano en Bilbao?

—Lo conozco, he tenido la suerte de tener cierta relación con él, nos hemos enfrentado cuando estaba en el filial del Athletic y me parece un extraordinario entrenador. Desde la lejanía, considero que está haciendo un gran trabajo tras coger al primer equipo en un momento muy complicado y devolverle ese estilo vertical y de mucho ritmo. Me parece el técnico idóneo para el Athletic.

Respecto a la temporada entrante, ¿han tanteado la opción de contar con algún cedido del Athletic?

—Nos gustaría tener alguno y estamos abiertos a esa posibilidad. Sabemos que hay determinados jugadores a los que igual no pueden dar todavía la oportunidad en Primera y ya les hemos hecho saber que aquí tienen las puertas abiertas para poder mejorar y seguir progresando en una categoría superior a la Segunda B, que es donde tienen al filial. Hay conversaciones entabladas, pero depende también un poco de ellos, de los jugadores que se vayan a quedar en la primera plantilla o en el caso de cederlos, dónde quieran hacerlo o si prefieren quedarse en el filial.

¿Puede desvelar algún nombre?

—No, porque no hay nada seguro todavía, pero hay muchos jugadores que han subido a entrenar con el primer equipo que podrían encajar perfectamente en nuestro ADN como equipo y en la ciudad. Como digo, dependerá de las salidas que haya allí, de las posiciones que necesitamos cubrir nosotros y que jugadores y clubes se pongan de acuerdo.

Cuenta ya con tres jugadores vizcainos con pasado en Lezama: Gorka Pérez, Lander Olaetxea y Ander Vitoria.

—Así es. Los tres han pasado por las categorías inferiores del Athletic y ese perfil de jugador se adapta muy bien a nuestro entorno y a cómo pensamos aquí. Estamos muy contentos con los tres.

Cada vez queda menos para el inicio del curso 2020-21. ¿Lo prevé difícil en todos los sentidos?

—Sí, la Segunda División es muy larga y muy complicada de por sí y, con los condicionantes que se van a dar, todavía más. El calendario se va a comprimir, habrá menos descanso y nosotros somos un equipo recién ascendido que tendremos que trabajar mucho y hacer las cosas muy bien para intentar mantener la categoría.

"No olvidaré el día del ascenso; la ciudad llevaba 20 años sin estar en el fútbol profesional y ya tocaba"

"Sabemos la diferencia de nivel que hay con el Athletic, pero intentaremos ponerle las cosas difíciles"

"Gaizka Garitano me parece un extraordinario entrenador y el técnico idóneo para el Athletic"