El riesgo de tirar del núcleo duro del Athletic

Garitano ha sido un tanto cicatero a la hora de dosificar al grupo en las tres últimas citas; son cuatro los futbolistas que han hecho pleno y cinco más han superado los 200 minutos

22.06.2020 | 00:40
Momento en que Garitano efectúa el triple cambio en el descuento del compromiso del sábado ante el Betis en San Mamés.

El llamado nuevo fútbol que ha generado la pandemia del covid-19 se ha metido en una dinámica estresante. Los intereses del negocio han propiciado que LaLiga Santander programe un calendario sumamente apretado y complicado de digerir cuando los diferentes equipos han permanecido tres meses sin competir. La necesidad de cerrar la competición sí o sí por aquello de no perder un buen pellizco de dinero procedente de los derechos televisivos ha obligado a comprimir las once jornadas que restaban en un intervalo de poco más de cinco semanas, con el desgaste que supone pese a que se ha querido compensar con la ampliación del cupo de sustituciones de tres a cinco cambios por partido, una pedrea que los respectivos entrenadores han gestionado, como no podía ser de otra manera, a su gusto particular en función de sus necesidades. En el caso del Athletic, que ayer volvió a ejercitarse en Lezama con la idea de preparar la visita de mañana al Barcelona en el Camp Nou, Gaizka Garitano ha sido un tanto cicatero, lo que ha acentuado el rol del núcleo duro con el que cuenta el derioztarra, aun consciente del riesgo que entraña el exceso de minutos en algunos de sus jugadores referencia.

El Athletic es, junto al Atlético de Madrid y el Villarreal, uno de los clubes peor parados a la hora de decidir la agenda de las primeras cuatro jornadas de esta rentrée, ya que se ha visto obligado a disputarlas en un cortísimo periodo de diez días, con el agravio comparativo que pueda tener respecto a otros conjuntos, como es el caso del Betis, con cinco días más de margen, y del Valencia, con cuatro más. Sea como fuere, el colectivo rojiblancos ha sido capaz de sumar cinco de los nueve puntos posibles hasta la fecha, lo que le ha permitido ascender un puesto en la tabla y con la misma desventaja respecto al séptimo clasificado, el Villarreal, que es el que marca la última plaza para la próxima Europa League. Garitano se felicitó el sábado por la victoria de los leones sobre el Betis en San Mamés, pero sin obviar que estos tres partidos iniciales, uno cada 62,5 horas, pueden tener un alto precio a la hora de agotar el depósito de futbolistas claves para el entrenador.

No en vano, Garitano no ha rotado en la misma medida que la gran mayoría de sus colegas, aunque se espera que lo haga de cara al compromiso de mañana en el coliseo azulgrana, donde se intuye, al margen de la ausencia de Yuri Berchiche por sanción al ver la quinta amarilla frente al Betis, que presentará un buen número de novedades en el once inicial. El derioztarra no ha dado respiro alguno a cuatro de sus pupilos, que han jugado los 270 minutos en estos seis primeros días del regreso de la liga. El pleno de Unai Simón, sobresaliente el sábado y uno de los culpables de que los tres puntos se quedaran en San Mamés, es lógico, mientras que sus compañeros Ander Capa, acostumbrado a un llamativo esfuerzo físico en cada partido; Iñigo Martínez, que lo juega todo salvo que medie sanción; y Dani García, otro de los futbolistas que juegan al límite; tampoco se han perdido minuto alguno. Estos tres últimos quizás descansen de inicio en el Camp Nou, sobre todo en el supuesto del central, que está en capilla con cuatro amarillas y al que el técnico podría proteger de cara al compromiso del sábado en La Catedral frente al Mallorca. No son los únicos en exprimirse casi al máximo, porque Raúl García, Iker Muniain y Córdoba también han sido titulares ante Atlético de Madrid, Eibar y Betis; en tanto que Iñaki Williams fue suplente en el derbi de Ipurua, aunque compareció en el mismo a vuelta de vestuarios. Todos han superado la barrera de los 200 minutos, sobre todo en el caso del lateral izquierdo, que ha participado en 262.

muchos secundarios

Al margen de estos nombres propios, asoman los de otros que han tenido un papel importante en este tramo, entre ellos Yeray Álvarez, uno de los fijos para Garitano y al que decidió darle descanso frente al Betis en favor de Unai Núñez, que solo había jugado en los últimos ocho minutos del choque frente al Atlético de Madrid y en los que los rojiblancos recurrieron al sistema de tres centrales. Unai López, titular ante los colchoneros y frente al Betis; ha completado 149 minutos, cinco más que Mikel Vesga, suplente en estos dos duelos, pero que compareció de inicio en Ipurua. Los dos se alternan la titularidad en función del perfil que busque Garitano para acompañar a Dani García en la parcela ancha.

En el lado opuesto se encuentran los jugadores llamados a desempeñar un papel secundario e incluso residual en determinados casos. Mikel San José y Beñat, que viven sus últimos días como jugadores del Athletic, no han completado minuto alguno, en tanto que Kenan Kodro solo ha disputado 120 segundos, los finales del choque ante el Atlético. Ibai participó 12 minutos en Ipurua, donde marcó Asier Villalibre, que se ha tenido que conformarse con 17 minutos y pese a ello estuvo muy cerca de volver a ver puerta ante el Betis, pero el travesaño le privó de estrenarse en San Mamés.

Óscar de Marcos, que ha vuelto tras su larga baja por culpa de un lesión de tobillo, ha acumulado un cuarto de hora en los dos encuentros en La Catedral; Mikel Balenziaga, que podría ser titular mañana, solo ha aparecido en el descuento ante el Betis; Iñigo Lekue, que se ha recuperado de un esguince, tuvo 24 minutos en el derbi de Ipurua, en el que fue titular Gaizka Larrazabal, sin impacto en sus 66 minutos; y Ohian Sancet suma 38 minutos gracias a sus comparecencias en las dos citas en Bilbao.

el detalle

Solo un cambio en el descanso. Garitano se ha mostrado un tanto conservador a la hora de ejecutar las sustituciones en estos tres primeros partidos del retorno. Trece de las catorce sustituciones las ha efectuado en el segundo acto y solo una en el descanso, cuando Williams sustituyó a Córdoba en Ipurua.

Ante el Atlético de Madrid el primer cambio, que fue doble, no llegó hasta el minuto 62 y el último lo efectuó en el descuento, con la entrada de Kodro. En Eibar no agotó el cupo de cinco sustituciones y la última la decidió a los 78 minutos, mientras que el sábado esperó al descuento para decretar un triple cambio.

noticias de deia