La intimidad de Kenan Kodro

12.06.2020 | 00:25
Kenan Kodro celebra su gol ante el Atlético de Madrid junto a Ibai y San José.

El regreso a la liga del Athletic supone un momento particular para Kenan Kodro, ya que se reencuentra con el Atlético de Madrid, ante el que firmó el que es su único tanto hasta la fecha en San Mamés

kENAN Kodro (Donostia, 19 de agosto de 1993) asume el papel secundario que le toca ejercer desde que recalara en el Athletic hace más de dieciséis meses. Sus números no engañan. Sus prestaciones como rojiblanco se reducen a una presencia en 19 partidos oficiales, un recorrido mucho menor al que esperaba el propio jugador y Rafa Alkorta, el director deportivo y el valedor de un fichaje que se consumó en el último día de vigencia del mercado invernal de 2019. Kodro no ha tenido el impacto que se manejaba, con escasas titularidades y una cosecha de goles que se queda de momento en tres tantos. Es en este matiz donde asoma un momento íntimo del delantero de origen bosnio e internacional con esa selección balcánica. No en vano, el regreso del Athletic a la liga con el enfrentamiento del domingo en San Mamés ante el Atlético de Madrid le debe traer muy buenos recursos a Kodro, ya que el único gol que ha anotado en La Catedral lo selló la campaña pasada en la visita del conjunto colchonero, cuando puso la sentencia al triunfo de los leones.

Kodro hizo el 2-0 prácticamente en el primer balón que tocó. Compareció a los 85 minutos en sustitución de Raúl García y a los pocos segundos el donostiarra aprovechó una asistencia de Ibai Gómez, que regresó al Athletic días antes de cerrarse el fichaje del delantero, para batir la meta madrileña con un golpeo que desvió levemente un defensa colchonero. Kodro tuvo su momento de gloria, el que esperaba con cierta ansiedad. Un tanto que confiaba en que marcara un antes y un después, pero no fue así. El jugador procedente del Kobenhavn danés (también ha militado en el filial de la Real Sociedad, Lagun Onak, Osasuna, Mainz 05 alemán y Grasshopper suizo) no dio un salto cualitativo para Gaizka Garitano, ya que, desde aquel duelo ante el Atlético de Madrid, se tuvo que conformar hasta final de liga con jugar un puñado de minutos, 60 en total, en seis partidos más.

El presente curso tampoco ha variado sustancialmente el protagonismo de Kodro. No en vano, su concurso en liga se limita a siete encuentros, de los cuales ha sido titular en cuatro y solo ha completado los noventa minutos en uno de ellos, en la derrota en el Benito Villamarín, mientras su único gol lo firmó precisamente en El Sadar, donde no lo celebró por consideración hacia su exequipo. En la Copa su recorrido ha sido exiguo, con los únicos siete minutos que disputó en el Martínez Valero frente al Intercity, en el que hizo el 0-3 definitivo. El domingo se reencontrará con el Atlético de Madrid y previsiblemente entrará en la lista de 23 citados. Solo le falta tener minutos para volver a marcar.

Más información