Las tres claves

Del todo perdido al éxtasis gracias a Yuri

El proyecto de Garitano estuvo muy cerca de quedar herido de muerte, pero el lateral llegó a tiempo. La entrada de Córdoba aportó una plusvalía cuando se olía el K.O.

06.03.2020 | 01:49
Los jugadores celebraron a lo grande la clasificación para la final.
Del todo perdido al éxtasis gracias a Yuri
Del todo perdido al éxtasis gracias a Yuri
Del todo perdido al éxtasis gracias a Yuri

1. Del todo perdido al éxtasis gracias a Yuri

Granada
– El Athletic disputará el 18 de abril su cuarta final de Copa en los últimos once años. Se trataba de conseguir el objetivo con el que se presentó ayer en Los Cármenes. Ya fuera por tierra, por mar o por aire. Llegó por la primera vía. Yuri Berchiche, todo un portento físico, hizo posible el éxtasis de la afición rojiblanca. Cuando los rostros cariacontecidos de los athletizales eran evidentes, surgió el golpeo divino del zarauztarra, un guipuzcoano que permitirá una histórica final euskaldun. El Athletic comparecerá en La Cartuja, pero no podrá decir que lo hace por la puerta grande. Anoche volvió a jugar con fuego y casi se quema. Gaizka Garitano debe agradecer la fortuna que le ha sonreído en lo recorrido hasta la fecha de hoy en el torneo del K.O. Desde lo sucedido en Elche, Tenerife y hasta el sufrimiento en Granada.

Su plan fracasó. El sistema de tres centrales no funcionó. Cambió de fórmula cuando Carlos Fernández hizo el 1-0 con la comparecencia de Iñigo Córdoba, un jugador al que ha tenido castigado. Llegó el 2-0, pero la presencia del extremo bilbaino aportó cosas en ataque y dio gasolina a Yuri. La Real le espera en Sevilla. Pero el título requiere a un Athletic más creíble.

2. Dos ocasiones erradas que retrasaron el éxito

San José y Raúl García tuvieron el 0-1 en un intervalo de un minuto y Williams salvó el 1-0 en el cierre del primer acto. Yuri llegó a tiempo para evitar los lamentos de los leones

Granada - Se esperaba un pragmatismo mutuo, sobre todo en el primer acto. Los dos equipos eran conscientes de que no podían permitirse el lujo de encajar un gol que podría costarles la eliminación. Se trataba de madurar el partido, esperar el momento. El Athletic lo pudo hacer en solo 60 segundos, entre los minutos 28 y 29, cuando gozó de dos ocasiones clarísimas. Mikel San José y Raúl García se equivocaron en sus respectivos golpeos asistidos de lujo por Yuri Berchiche e Iñaki Williams. Este fue, además, protagonista a las puertas del descanso, cuando sacó bajo palos un remate de cabeza de Germán que apuntaba al 1-0. El Athletic superó el susto y ya en la reanudación no dio más concesiones. Lo arregló Yuri. Su gol más importante como león.

3. El gol de Muniain en la ida pone en valor la final

Granada - El tanto firmado por Iker Muniain en el choque de ida acentuó ayer el valor que ofrecía. Aquel 1-0 se entendía como todo un tesoro pese a que el Athletic mereció una victoria más amplia. Esa noche del 12 de febrero el conjunto rojiblanco sacó el billete a la final de Sevilla, visto el pobrísimo juego que ofreció anoche. El gol ejecutado por el txantreano ha sido determinante, al igual que el hecho de no encajar en San Mamés. Aquel 1-0 le dio al Athletic un músculo resultadista que lo supo rentabilizar anoche, cuando estuvo cerca de quedarse petrificado ante el frío viento que procedía de Sierra Nevada. Los leones gestionaron el marcador en el primer tiempo gracias a esa diana de Muniain. Pero se equivocó en la tardanza de volver a batir a Rui Silva, cuando era consciente de que ver puerta en Los Cármenes cerraría la semifinal.
 
Marcó Berchiche para meter al Athletic en la final, que la jugará el zarauztarra. Fue la otra buena noticia de la extraña noche. El zarauztarra no vio una amarilla que le habría impedido saltar a La Cartuja. También lo harán Iñaki Williams e Iñigo Martínez, los otros dos rojiblancos que estaban en capilla. Garitano se puede dar con un canto en los dientes. Tendrá a su bloque duro a disposición, porque recupera para la finalísima a Dani García, al que seguramente echó mucho de menos en Granada. Otro asunto es saber qué Athletic hará frente a la Real, de la que dicen es favorita en Sevilla. Y quizá esa etiqueta de víctima le favorezca al Athletic, que quiere saborear el título de Copa 36 años después. 

noticias de deia