De vuelta tres meses después

Aduriz: "Es un reto maravilloso"

Aduriz, de vuelta tres meses después, confía en eliminar al Barcelona en un partido con muchas connotaciones

05.02.2020 | 06:26
Muniain y Yuri festejan con Aduriz el gol de este ante el Barça en el primer partido de liga.

Lezama - La actualidad del Athletic gira ya únicamente en torno a la cita con el Barcelona. Un encuentro vital para las aspiraciones coperas del conjunto rojiblanco, que recibirá mañana en San Mamés al equipo azulgrana con el pase a las semifinales en juego. La eliminatoria, pese a ser de cuartos, adquiere tintes de final, ya que se disputa partido único, y en Bilbao resuenan ya ecos de revancha. No es para menos, puesto que desde 2009 el Barça ha descabalgado al Athletic de la Copa hasta en seis ocasiones, entre las que se incluyen tres finales, las de 2009, 2012 y 2015. A las puertas de la que podría ser su última gran noche como futbolista profesional, Aritz Aduriz pasó ayer revista en Lezama. Repasó la actualidad del equipo, habló también sobre su condición física, muy mermada en los últimos meses debido a una lesión en la cadera que le ha impedido competir desde finales de octubre y que arrastrará de por vida, e hizo hincapié varias veces en la importancia de la cita ante el Barcelona.

"Es un reto maravilloso", aseguró el donostiarra en referencia al encuentro de mañana. "Es la oportunidad que tenemos, no tenemos otra. Desde que empieza la pretemporada, que pasamos aquí horas entrenando y compitiendo, yo por lo menos lo hago para poder vivir este tipo de situaciones y partidos. Es un partido precioso y así lo vamos a afrontar", agregó.

En esta línea, Aduriz se refirió a las connotaciones de una cita que podría marcar buena parte de la temporada del equipo y que se disputa en medio de una semana que calificó de importante, no obstante, el domingo pasado el Athletic se enfrentó a un rival directo por Europa como el Getafe y en cuatro días le aguarda el derbi contra la Real Sociedad en el Reale Arena. "El derbi es importante y lo afrontaremos con la seriedad que requiere, pero eso será a partir del jueves -por mañana-. Ahora mismo todos nuestros pensamientos y fuerzas están puestas en la Copa". Una cita que el futbolista rojiblanco espera que sea "memorable". "Estos momentos son con los que más sueñas. Se dan pocos con estas connotaciones: San Mamés, a un único partido, como si fuera una final, pues solo sigue el que la gane, y contra el Barça. Juntar todas esas connotaciones en un único partido es complicado. No me ha pasado nunca. Tenemos un partido magnífico por delante".

No será, ni mucho menos, una empresa sencilla eliminar al actual campeón de liga y subcampeón de Copa, pero a situaciones más complicadas ha hecho frente el Athletic a lo largo de su historia. "Claro que nos vemos capaces de eliminarles, si no no jugaríamos. Lo vamos a intentar, por eso no será", aseguró Aduriz, que apeló a la garra de la plantilla: "Este equipo ha demostrado que no baja los brazos, que siempre lo intenta. Lo vamos a intentar. Si no lo viésemos así ni apareceríamos. Vamos a ir a por todas".

En el último antecedente entre ambos entre ambos conjuntos la suerte sonrió los bilbainos, que se impusieron por la mínima al Barcelona gracias a una obra de arte de Aduriz, autor de una espectacular chilena en el último minuto del encuentro que abrió la temporada en el ya lejano mes de agosto. Es por ello que desde el mismo momento en el que el sorteo emparejó a los dos equipos en los cuartos de final resultó inevitable recordar lo vivido el pasado 16 de agosto. El propio protagonista de un gol que perdurará mucho tiempo en la memoria de los aficionados rojiblancos reconoció ayer que lo recordará "siempre", pero lanzó el siguiente aviso: "No nos tenemos que confundir. Todos los partidos son distintos. Será distinto al del Getafe del otro día y también al que jugamos en liga contra el Barcelona. Ese partido fue especial, pero ha pasado y estoy seguro de que no será igual. Será otro partido, de muchísima dificultad. Así lo tenemos que afrontar. El equipo estará a la altura y vamos a por todas. Tanto nosotros y no tengo duda de que San Mamés también. Necesitaremos el apoyo de todos".

Las palabras de Aduriz acerca de su lo que espera en el encuentro de mañana son lógicas debido a que el Barça que compareció en La Catedral en liga lo hizo sin Leo Messi y en el banquillo aún estaba Ernesto Valverde. El argentino sí estará mañana, no así Luis Suárez, tampoco Txingurri, relegado de su puesto como entrenador, cargo que ocupa ahora Quique Setién. Pese al cambio, Aduriz se mostró cauto. "No me atrevo ni se me ocurre decir que el Barça pueda ser vulnerable. Es un equipo increíble, para mí el mejor o al menos el que está siempre entre los mejores. Tiene jugadores increíbles y, para mi gusto, al mejor jugador".

la dichosa cadera En otro orden de cosas, referidas a su estado físico, el donostiarra aseguró "estar mejor" de sus problemas de cadera, una dolencia que desveló que "vienen de tiempo atrás, no son de este año". "Está claro que ha sido un proceso largo, más de lo deseado. Ha habido momentos mejores y peores. Pero es verdad que me siento mejor, liberado, con ganas de ayudar al equipo. Lo he intentado desde fuera, pero a todos nos gusta ayudar desde dentro y en eso estoy", explicó Aduriz, que reapareció el domingo tras tres meses de baja.

El choque ante el Getafe fue una especie de nuevo bautismo para el donostiarra, quien hizo público que la lesión que lleva arrastrando desde hace un puñado de meses le acompañará una vez que se retire de la práctica del fútbol: "No es fácil que saber que tienes una lesión que no se va a curar. La voy a llevar conmigo después del fútbol, eso lo tengo asumido. Ahora intento tenerla de la mejor manera posible para poder ser competitivo y ayudar al equipo en lo que más pueda". Que la de mañana ante el Barça no sea su última gran noche como rojiblanco.