Mendilibar, contra su maldición

El técnico, con nueve derrotas y un empate en sus visitas al Athletic, prevé un choque “muy difícil”

17.12.2019 | 21:02
Mendilibar, en una rueda de prensa.

Bilbao - José Luis Mendilibar (Zaldibar, 14-III-1961) visita hoy un campo en el que no conoce la victoria como entrenador visitante. El vizcaino, al frente del Eibar desde la temporada 2015-16, no sabe lo que es ganar en San Mamés con el conjunto armero y tampoco con Valladolid, Osasuna, ni Levante, los otros tres equipos a los que ha dirigido en Primera División y con los que no fue capaz de asaltar el feudo rojiblanco. Hasta la fecha son nueve derrotas y un empate los que acumula el actual técnico armero en sus visitas al Athletic, rival al que intentará de nuevo hincar el diente a domicilio esta tarde. Lo hará, eso sí, con bajas importantes como las de los sancionados Fabián Orellana y Pape Diop, así como las de los lesionados Iván Ramis, Sergio Álvarez, José Ángel y Anaitz Arbilla.

Ninguno de ellos está en condiciones de medirse a los rojiblancos en un derbi en el que Mendilibar no quiere que la colección de ausencias forzadas en su equipo sirva como excusa, al recalcar ayer en rueda de prensa con la naturalidad que le caracteriza que "si con los de siempre hemos andado mal, vamos a ver si con los otros nos sale bien". "Nunca se sabe lo que puede pasar, porque ni yendo sin bajas hemos podido sacar los partidos en San Mamés", recordó asimismo el de Zaldibar, quien incidió en que "los que tienen menos minutos no deben pensar que les ha caído un muerto". El objetivo principal del entrenador del Eibar, no en vano, es alcanzar los minutos finales del encuentro con opciones de puntuar, para lo cual "hay que competir durante los noventa minutos y tener confianza en uno mismo, en el compañero que está al lado y en el equipo".

Enfrente asomará un Athletic que "en casa es muy difícil al apretar mucho y jugar en campo contrario", según explicó Mendilibar, conocedor de que los pupilos de Gaizka Garitano "son muy rápidos, hacen mucho daño por las bandas y los laterales suelen sacar muchos centros y crean peligro con ellos". De hecho, él tuvo a sus órdenes a Ander Capa hasta su fichaje por la entidad bilbaina. "En su casa forman un bloque muy fuerte", remarcó el técnico vizcaino, convencido de que la clave del partido desde el prisma del Eibar pasa por la "solidaridad" y la "confianza", pues sus jugadores deben pensar que pueden hacer "mucho daño al Athletic".

EN EL PEOR MOMENTO La cita en San Mamés, eso sí, llega en el peor momento de la temporada para el cuadro armero, que acumula cuatro derrotas consecutivas en liga tras morder el polvo frente a Real Madrid (0-4), Alavés (0-2), Real Sociedad (4-1) y Getafe (0-1). En total son once goles los recibidos en contra y solo uno el firmado a favor en dichos partidos, señal inequívoca de la delicada situación que vive un equipo que debe abstraerse de los números y de la clasificación para sobrevivir a La Catedral, según resaltó ayer Mendilibar, quien apuntó al respecto que "es obvio que no estamos en el mejor momento y que algo no estamos haciendo bien, pero vamos a Bilbao en las circunstancias en las que nos hallamos y si somos fuertes mentalmente, podemos sacar algo positivo".

En ello confía, tras diez visitas previas a San Mamés sin conseguir aliarse con la victoria, un entrenador del que nadie duda en el Eibar, equipo que busca acabar esta tarde con su mala racha de resultados y con la maldición que persigue a su entrenador cada vez que visita el coliseo rojiblanco.

noticias de deia