roma 2 - athletic 2

Mensaje positivo para Unai Simón

El guardameta, decidido a convencer a Gaizka Garitano, fue titular en el test más serio del verano

09.02.2020 | 11:49
Unai Simón se dispone a sacar de portería.

LA prueba más exigente de la pretemporada condujo ayer al Athletic hasta el estadio Renato Curi de Perugia, donde los leones midieron sus fuerzas con la Roma en un intenso partido en el que los hombres de Gaizka Garitano, con el bloque titular en liza, se enfrentaron al potente equipo italiano a fin de avanzar en su particular puesta a punto. El once inicial escogido por el técnico derioztarra, quien apostó de salida por una alineación que bien podría repetir en el estreno liguero ante el Barcelona en San Mamés, dejó como nota destacada la presencia bajo palos de Unai Simón (Gasteiz, 11-VI-1997), quien nada pudo hacer por evitar los dos goles del conjunto italiano. A las puertas de su segunda campaña como miembro del primer equipo bilbaino, el guardameta gasteiztarra se coló entre los titulares en una especie de ensayo general que a buen seguro sirvió a Garitano para extraer conclusiones satisfactorias.

En la portería, con Iago Herrerín como aspirante a conservar la condición de titular que alcanzó la pasada temporada tras la marcha de Kepa Arrizabalaga al Chelsea, la pugna por un puesto en el once volvió a abrirse una vez arrancada la pretemporada en curso. Sabedor de ello, Simón ha intentado aprovechar cada entrenamiento y cada test estival para ganarse la confianza de Garitano, quien ya tuvo al joven cancerbero a sus órdenes durante la campaña 2017-18, en la que el derioztarra le dio vuelo en un total de 31 partidos ligueros en el Bilbao Athletic. Después de partir como suplente en los dos últimos amistosos ante el Racing de Santander y el West Ham, encuentro en el que Simón compareció tras el descanso al igual que contra el Paderborn 07, el de Gasteiz obtuvo ayer una atractiva titularidad que también defendió en los compromisos ante el Borussia Mönchengladbach y el Numancia.

El desempeño del 1 del Athletic durante la pretemporada, a la que se unió en el stage que los rojiblancos completaron en tierras alemanas como consecuencia de su participación previa en el Europeo sub'21, ha resultado notable para satisfacción de Garitano, que decidió ayer que Simón formara parte de un once sumamente reconocible. Con Unai López como aliado de Dani García en el centro del campo en detrimento de Beñat Etxebarria, la noticia previa al inicio del choque estuvo precisamente ahí, en la portería, donde el internacional sub'21 se mostró sobrio y sin opciones reales de evitar ninguno de los dos goles encajados en los segundos 45 minutos. En la primera parte, en la que el Athletic mostró una convincente imagen con once jugadores todavía sobre el césped para alcanzar el tiempo de descanso con 0-1 en el marcador, Simón apenas tuvo que intervenir.

Lo hizo, no obstante, lanzándose con rapidez al suelo en el minuto 21 para evitar verse superado en un mano a mano que se fue al limbo para su tranquilidad, si bien cinco minutos después, en otra de las escasas ofensivas de la Roma en el primer acto, tuvo que ser un inconmensurable Yeray Álvarez quien le salvara de encajar el primer tanto de la tarde. Simón, que abandonó la portería quedándose a media salida, vio cómo el central de Barakaldo salvaba el 1-1 bajo palos. No corrió la misma suerte el gasteiztarra tras el paso por los vestuarios, cuando el serbio Aleksandar Kolarov, con un estratosférico libre directo desde la larga distancia, puso el balón en la escuadra para nivelar la contienda.

La estirada de Simón, que disputó los noventa minutos, resultó baldía para desesperación propia en un encuentro en el que, más allá de los goles encajados y del balón salvado por Yeray, apenas tuvo trabajo. A punto estuvo, sin embargo, de atajar el inexistente penalti con el que el colegiado premió a la Roma cuando el partido agonizaba, evitando así la victoria del Athletic con un jugador menos en el campo tras la expulsión por roja directa de Yuri Berchiche. Lorenzo Pellegrini, en su lanzamiento desde los once metros, tuvo que ajustar al milímetro su disparo al palo derecho de la portería defendida por Simón para que el guardameta rojiblanco no alcanzara a detener la pena máxima.

GARITANO, SATISFECHO Tras el partido, Garitano, satisfecho, reconoció que el equipo de ayer se asemejará al que iniciará el campeonato de liga contra el Barcelona en La Catedral, aunque adelantó que "seguro que no será el mismo, porque algún cambio puede haber", si bien no quiso desvelar nada en relación a la portería. "Queríamos ver a Simón contra un equipo muy bueno y de los porteros siempre digo lo mismo, que tenemos dos muy buenos y que juegue quien juegue estoy tranquilo", se limitó a repetir el técnico rojiblanco, que mantiene la incógnita bajo los palos.

El apunte