Las tres claves

Un extraño e inesperado sistema

Garitano apostó por primera vez en lo que va de campaña por una línea de tres centrales, situó a Rico y a San José en la medular y alineó a Aduriz con Williams y Córdoba en ataque

09.02.2020 | 01:24
Instante en el que En-Nesyri remata hacia su propia portería el córner lanzado por Iñigo Lekue.

Garitano apostó por primera vez en lo que va de campaña por una línea de tres centrales, situó a Rico y a San José en la medular y alineó a Aduriz con Williams y Córdoba en ataque

1. Un extraño e inesperado sistema

Bilbao - Tal vez debido a la fragilidad defensiva mostrada por el equipo en las últimas jornadas, porque el Leganés juega habitualmente con dos delanteros o vaya usted a saber por qué, pero Gaizka Garitano sorprendió ayer de inicio con un sistema de juego novedoso, compuesto por tres centrales, cuatro centrocampistas y tres delanteros. Un esquema nunca antes utilizado por el técnico desde su llegada al banquillo del primer equipo, que apenas ha podido entrenarlo en un par de sesiones esta semana -la del lunes fue de recuperación para los titulares del domingo en el Santiago Bernabéu y la del martes se desarrolló a puerta cerrada-, pero que sirvió para cumplir con el cometido inicial: lograr la victoria y traer los tres puntos de vuelta a Bilbao. El cómo es otra cuestión bien distinta.

El conjunto rojiblanco salió a defender, a no crear, a buscar en largo las peinadas de Aritz Aduriz y las carreras de Iñigo Córdoba e Iñaki Williams. No tuvo más argumentos ofensivos en una primera mitad en la que desde el inicio, desde el instante mismo en el que se hizo pública la alineación, se vio claramente por dónde iban a ir los derroteros. La apuesta por Mikel Rico, inédito desde el 5 de noviembre, aún con Eduardo Berizzo en el banquillo, y Mikel San José dio buena fe de ello. Garitano va de cara, no engaña a nadie, tampoco oculta que su fútbol poco o nada tiene que ver con aquel por el que suspiran muchos. Ya saben, clasificacíon, amigo. Vistos los resultados, cualquiera le rebate nada.

"Aquí no ha ganado ninguno de los seis primeros de la liga", se excusó en cierta medida el técnico de Derio tras el encuentro para explicar el por qué de su extraño planteamiento. El gol en propia puerta de En-Neysiri, el primero que marca el Athletic en sus tres visitas ligueras a Butarque, con el descanso a la vuelta de la esquina reforzó aún más su idea inicial. Tras el paso por vestuarios el conjunto rojiblanco retrocedió algunos metros más y apostó de manera más clara por salir a la contra, aunque solo pudo disponer de una ocasión. Muy clara, eso sí, que Williams desaprovechó de manera sorprendente. Ni el bilbaino ni sus otros dos compañeros en ataque tuvieron su noche más inspirada.

Sin pasar excesivos apuros, pues todo fueron fuegos de artificio por parte de un Leganés que no inquietó a Herrerín, el Athletic sigue a lo suyo, allanando su camino hacia Europa mientras se descabalgan sus rivales. La pregunta es sencilla: ¿Tiene flor Garitano? Si la tuviera, que no se marchite nunca.

2. Objetivo cumplido: frenar la sangría

Bilbao - La victoria frente al Rayo Vallecano, pese a que el Athletic logró los tres puntos, y la dolorosa derrota frente al Real Madrid, dispararon las alarmas. La principal arma de Gaizka Garitano: la solidez defensiva, quedó en entredicho después de recibir dos goles ante un equipo que jugó toda la segunda mitad con un futbolista menos, y tras los groseros errores que permitieron que Karim Benzema se gustara ante su afición con un hat-trick. Las dudas se instalaron en torno a la defensa rojiblanca, la principal baza del Athletic para salir de los puestos de descenso y situarse en posiciones europeas. Ayer, se borraron todas de un plumazo.

El fútbol vive únicamente del presente; el pasado por glorioso que sea, pasa rápidamente al olvido y lo que hoy es blanco mañana es negro. El importante triunfo cosechado ayer en Butarque ante el Leganés, además de acercar al conjunto rojiblanco a Europa, sirvió para devolver la confianza de la afición en la defensa. Garitano dio entrada a Unai Núñez, a quien situó en el eje de la zaga, con Yeray Álvarez escorado a la derecha e Iñigo Martínez a la izquierda y el Athletic no pasó grandes apuros defensivos, hasta el punto de que Iago Herrerín solo realizó una parada. El equipo supo echar el cerrojo a su portería tras seis encuentro consecutivos encajando goles.

Además, la apuesta por jugar con tres centrales facilitó las tareas de los dos carrileros: Iñigo Lekue y Yuri Berchiche, quienes encontraron bastantes más ayudas que en el encuentro del pasado domingo en el Bernabéu. 

3. El Athletic ya marca hasta de córner... tras 134 intentos

Bilbao - Parece mentira que aquello que siempre ha sido una marca de identidad del Athletic, su capacidad para hacer goles a balón parado, tanto de falta como de córner, se haya convertido en los últimos tiempos en un quebradero de cabeza para el conjunto rojiblanco. La solución, eso sí, parece sencilla: jugar frente al Leganés.

Tal y como sucediera en la primera jornada de liga, los bilbainos marcaron gol a la salida de un córner. En el duelo inaugural del curso fue Peru Nolaskoain el goleador; ayer, En-Neysiri. El delantero del Leganés envió al fondo de su propia portería un certero cabezazo ante el que nada pudo hacer el Pichu Cuéllar. El tanto en propia permitió al Athletic romper una larga sequía de casi una temporada entera sin marcar en un saque de esquina, ya que han necesitado 134 intentos con el de ayer, que estuvo muy bien lanzado por Lekue, para reencontrarse con el gol en un córner.