Las tres claves

La pegada y la picardía de Muniain

08.02.2020 | 23:22
Óscar de Marcos ejecuta la espectacular volea que Aitor Fernández evitó que acabara en gol.

1. La pegada y la picardía de Muniain

bilbao - El partido de ayer supuso una pequeña fisura en la fórmula de Gaizka Garitano, lo que explica que el encuentro fuera ingobernable. Fue, incluso, un Athletic atípico, porque es la primera vez que marca tres goles en un duelo liguero en la etapa Garitano y es la primera vez también en que encaja en San Mamés dos tantos. Pasaron muchas cosas, con lo que también se rompió cierta ortodoxía y dio paso a sobresaltos inesperados. El conjunto rojiblanco ganó gracias a su pegada en el primer acto, con las dianas de Berchiche y Williams, y a la picardía e inspiración de Iker Muniain cuando el 2-2 parecía definitivo. El penalti cometido por Moses sobre el capitán rojiblanco decidió el duelo y Muniain se llevó los titulares al ejecutar con calidad el lanzamiento desde los once metros.

La victoria acentúa el sueño europeo del Athletic, que, sin embargo, no presumió de la continuidad deseada en su juego, sobre todo en el segundo acto, en el que careció de frescura en la creación, ya que Beñat y San José no se sintieron muy cómodos, y donde le tocó sufrir más de lo necesario ante un Levante apurado por su situación en la tabla. Con todo, el colectivo rojiblanco supo rentabilizar su mayor pegada.

2. El plus de tres triunfos seguidos

El apurado triunfo del Athletic sobre el Levante dispara las opciones del conjunto rojiblanco de volver a competir en Europa la próxima campaña. No en vano, se trata de la tercera victoria consecutiva en esta liga, la mejor tacada y que no se repetía desde el último ejercicio de la etapa de Ernesto Valverde, cuando los leones llegaron a encadenar dos rachas de cuatro éxitos seguidos. Este pleno de nueve puntos sitúa al Athletic, a la espera de los partidos que cierran hoy la trigésima jornada, a uno solo de la sexta plaza, que ocupa el Deportivo Alavés, y a cuatro de la zona Champions, que la marca el Getafe, rival de los de Garitano el domingo, cuando se espera un partido de alto voltaje en el Coliseum.</p> <p>Lo cierto es que el Athletic goza de la plusvalía que le están aportando los resultados desde el recambio en el banquillo cuando hoy se cumplen cuatro meses exactos de aquella decisión. La parroquia rojiblanca disfruta de una dinámica insospechada bajo la dirección de Garitano, que ha aportado al equipo de una llamativa fortaleza en su refugio de La Catedral y que explican el éxito del derioztarra, con seis victorias en Bilbao y tres empates, una cosecha de 21 de 27 posibles.

3. Desajustes defensivos que casi cuestan dos puntos

bilbao - El encuentro de ayer no fue lo redondo que hubiera deseado Garitano y sus pupilos. El desarrollo del primer acto apuntaba a una victoria cómoda de los leones, cuando el Athletic mandaba por 2-0 sin haberse cumplido la media hora, pero en la segunda mitad el equipo rojiblanco se complicó la vida por errores propios y especialmente por dos despistes defensivos, poco habituales desde que ejerce el derioztarra. No en vano, el Athletic encajó dos goles en San Mamés y que eleva a cuatro los recibidos en los últimos nueve partidos en Bilbao. El penalti cometido por Beñat llegó tras la incapacidad de sacar un balón dividido y la concesión del arratiano ante Roger. Y el 2-2 fue fruto de un grave error en la marca de Yeray sobre Cabaco en un saque de esquina. Dos desajustes que podrían haber costado dos puntos al Athletic, conocedor de que no puede repetir esa fragilidad en su visita a un Getafe que tiene mucha pólvora en su delantera.

Pasatiempos Deia