Garitano redobla su cautela en Mestalla

Subraya el gran momento por el que atraviesa el Valencia y califica el desplazamiento de hoy como uno de los más difíciles del curso

08.02.2020 | 19:45
Varios jugadores del Athletic, durante el entrenamiento de ayer en Lezama.

Subraya el gran momento por el que atraviesa el Valencia y califica el desplazamiento de hoy como uno de los más difíciles del curso

bilbao - Uno de los rasgos que distingue a Gaizka Garitano es la prudencia. Antes de cualquier compromiso y sin regatear la confianza en su equipo, acostumbra a desarrollar un discurso precavido. Ayer fue especialmente cauto en su análisis. Dejó claro que el Valencia le merece mucho respeto, sobre todo por el excelente balance defensivo de que está haciendo gala en Mestalla. Puso el acento en el medio millar de minutos que acumula el conjunto de Marcelino García sin recibir gol ante su afición, pero tan cierto como este dato es que le cuesta muchísimo ganar en calidad de anfitrión.

"La clave para ganar está en el gol, ellos llevan casi 500 minutos sin que les metan en casa y tampoco les están haciendo ocasiones. Los dos somos seguros en defensa y habrá que ver quién aprovecha los pocos errores que pueda haber. No es un campo donde se gana sin jugar bien, nos van a exigir mucho", advirtió. Y añadió: "Espero el mejor Valencia. Está en su mejor momento de la temporada. Antes de un partido nunca puedes decir cómo se va a desarrollar, pero necesitamos una buena versión porque es uno de los cuatro campos más difíciles de la liga. Creo que estamos en disposición de ofrecerla".

Considera que el reciente éxito logrado en la Copa no va a descentrar al Valencia y duda que el desgaste le haga mella porque cuenta con "una de las mejores plantillas del campeonato". Su repaso del contrario lo redondeó con la siguiente apreciación: "Tiene una buena estadística defensiva y mucha velocidad en ataque. Tanto los extremos como los delanteros son rápidos, ficha ese tipo de jugador porque es la manera de jugar que tiene. Cada cual hace unos movimientos distintos. Sobrino, Gameiro, Mina o Rodrigo, todos son buenos".

Luego compensó las flores al enemigo recordando que si el Valencia carbura, el Athletic no le anda a la zaga. "Ellos están bien y contentos, y nosotros igual. En los partidos de fuera hemos demostrado que somos un equipo difícil". A juicio de Garitano el desenlace dependerá del rendimiento defensivo. "Es lo más importante" reiteró. No era preciso que pronunciara la frase, está plenamente asumido que ahí radica el secreto de la escalada protagonizada hasta la fecha.

La cuestión ahora es hasta dónde es capaz de llegar el Athletic: "Este partido va a marcar un poco nuestro futuro, este y los dos o tres que vienen después hasta el parón del campeonato, para saber por qué vamos a jugar. Si mirando más hacia arriba o hacia abajo. Todavía estamos un poco a medio camino y este partido es importante porque ganando subiríamos y despertaríamos la ilusión de nuestra afición. Cada vez estamos más lejos de los puestos de abajo, pero no podemos despistarnos, queda mucho y cualquier cosa puede ocurrir". Sí reconoció que ahora sus hombres pueden actuar con más tranquilidad. "Acercándote a los puestos de arriba se juega mejor que estando en descenso, pero tampoco tenemos los puntos suficientes para decir que estamos fuera de peligro. No hay que mirar ni hacia abajo ni hacia arriba, sino adelante y lo que hay delante es este partido de Valencia".

las bandas Sin información, ni precisa ni somera, por parte de Garitano en torno a la alineación que disponga hoy en Mestalla y con el lesionado Ander Capa como única ausencia forzosa respecto a la jornada previa, cabe augurar alguna variación. Al margen de que la posición de lateral derecho sea para De Marcos, como sucediera en la anterior baja de Capa que tuvo lugar en la visita del Barcelona a Bilbao, es posible que al igual que ese día entre Balenziaga y Yuri Berchiche se sitúe por delante en funciones de extremo. De confirmarse, quien perdería el sitio sería Muniain. También pudiera ser que Muniain, que cumplió en tareas defensivas frente al Eibar, conserve la titularidad, pero el tipo de duelo que cabe presuponer quizás empuje al técnico a hacer una apuesta más decidida por blindar la estructura y en este momento cuesta pensar en que Muniain desplace a Raúl García, autor de tres de los últimos cuatro goles del equipo. Siguiendo el criterio, en el ala opuesta el mejor dotado para la doble labor de estirar líneas y colaborar con el lateral se llama Markel Susaeta.

En el resto de los puestos se espera que repitan los Herrerín, Yeray, Iñigo, Dani García, Beñat y Williams. A estas alturas ya se sabe que Garitano no es amigo de tocar aquello que funciona y solo en ocasiones muy concretas lo hace por motivos tácticos. De ahí que esta noche cobre sentido la iniciativa de reforzar las bandas ante un enemigo cuya peligrosidad se fundamenta en la velocidad que imprime a sus transiciones.