Polonia medita reclamar a la OTAN que se involucre en la crisis con Bielorrusia

El Gobierno de Morawiecki invocaría el artículo 4 del Tratado que garantiza el principio de defensa mutua entre aliados

17.11.2021 | 00:20
La policía polaca usó ayer chorros de agua contra los migrantes en la frontera con Bielorrusia. Foto: Efe

 En medio de la tensión migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, el Gobierno polaco estudia la posibilidad de pedir a la OTAN que active el artículo 4 del Tratado que garantiza el principio de defensa mutua entre aliados. Tras una reunión de varias horas del Gabinete de Seguridad Nacional polaco, el portavoz presidencial, Jakub Kumoch, confirmó que la decisión de recurrir a la ayuda de los aliados de la OTAN en la crisis fronteriza "está sobre la mesa". "Se mantienen abiertas las conversaciones con nuestros aliados", declaró Kumoch, quien agregó que la opción de pedir la asistencia de sus socios de Alianza "podrá ser utilizada cuando llegue el momento".

El artículo 4 de la Alianza Atlántica dice que "las partes se consultarán cuando, a juicio de cualquiera de ellas, se vea amenazada la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las partes". Solo se ha invocado a ese principio en seis ocasiones en la historia de la Alianza.

El portavoz de la Cancillería afirmó también que el Gobierno polaco "tiene en cuenta todas las posibilidades" y puntualizó que Varsovia "cuenta con que no tendrá lugar la variable de mayor gravedad y alcance por parte de Bielorrusia, es decir, la variable militar". Ayer, el vicepresidente del Gobierno polaco subrayó que, a pesar de que "existe una guerra híbrida" entre Polonia y Bielorrusia, a su juicio "la guerra armada (con Bielorrusia) no está en el horizonte".

Tensión en la frontera


Al igual que en días anteriores, ayer se produjo un intento masivo violento de traspasar la frontera polaca por parte de un grupo de inmigrantes. Un policía polaco resultó herido de gravedad por un impacto en la cabeza. Según una nota de la Policía polaca, el oficial resultó "muy gravemente herido" y "probablemente (tenga) huesos rotos en el cráneo".

En paralelo, el Ministerio de Defensa polaco denunció a través de las redes sociales el uso de granadas de humo por parte de los refugiados que supuestamente habrían sido facilitadas por las autoridades bielorrusas.

Las autoridades polacas han denunciado repetidamente el uso de herramientas y hachas por parte de los inmigrantes en sus intentos de romper las alambradas fronterizas, así como luces estroboscópicas y punteros láser para deslumbrar durante la noche a los guardias polacos, todo ello proporcionado por "agentes bielorrusos".

Contactos Putin-Merkel


A través del portavoz de la Cancillería, el Gobierno polaco aludió a las conversaciones mantenidas recientemente entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladímir Putin, citando "serias dudas sobre la efectividad de estas conversaciones". El portavoz Kumoch afirmó que no recordaba "ninguna concesión" por parte de Putin a la líder alemana.

Por otra parte, el Parlamento polaco aprobó ayer una resolución de "solidaridad en la protección de las fronteras polacas" e hizo pública una declaración en la que se afirma que Polonia "no se ha enfrentado a una amenaza tan importante para su seguridad en varias décadas". La declaración condena "enérgicamente todas las acciones que intentan desestabilizar a Polonia, especialmente la desinformación externa".

El Gobierno polaco mantiene el estado de emergencia en los casi 200 municipios limítrofes con Bielorrusia desde el 2 de septiembre. Desde comienzos de año, la Guardia de Fronteras polaca ha registrado más de 33.000 intentos irregulares de cruzar la frontera bielorrusa. Se espera que en unos seis meses se complete la construcción de una barrera fronteriza, dotada de vigilancia electrónica y presupuestada en unos 320 millones de euros.

Al menos once personas han fallecido en ambos lados de la frontera desde el inicio de la crisis. Las organizaciones humanitarias temen que, debido al frío y las precarias condiciones de los asentamientos de inmigrantes, esta cifra pueda aumentar.

Retorno

Volver a su país. Unos 200 inmigrantes iraquíes han expresado su deseo de ser repatriados desde Bielorrusia en el vuelo que el país árabe fletará hoy desde el aeropuerto de Minsk, según informaron ayer a Efe fuentes diplomáticas. "Ahora son unos 200, pero a partir de mañana serán más", comentó a Efe el portavoz de la Embajada iraquí en Moscú. Entre los que se han apuntado en la lista de repatriación figuran familias enteras, parejas, mujeres y niños, que llevan desde el 8 de noviembre varados en la frontera con Polonia.

Merkel

Contacto con Lukashenko. El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, aseguró ayer que el lunes propuso por teléfono a la canciller alemana, Angela Merkel, una vía de arreglo a la crisis en la frontera bielorruso-polaca. "Ella pidió tiempo, una pausa, para debatir esta propuesta con los miembros de la UE", dijo.

noticias de deia