El centroizquierda conserva Toscana y el Gobierno de Roma respira

Una derrota había empujado a la Liga de Matteo Salvini a pretender incluso elecciones anticipadas

21.09.2020 | 17:15
El líder de la Liga, Matteo Salvini, deposita su voto

El candidato del centroizquierda en la región de Toscana, Eugenio Giani, se impondría por un 46,5% a la candidata del centroderecha, Susanna Ceccardi, que quedaría en el 42,3%, según la primera proyección del instituto Swg, por lo que el Gobierno de coalición puede respirar al haber salvado el Partido Demócrata (PD) su histórico feudo y frenado a la Liga de Matteo Salvini.

Este domingo y hoy se celebraron elecciones para renovar las administraciones de Toscana, Las Marcas, Campania, Apulia, hasta ahora en manos del centroizquierda y Veneto y Liguria, donde gobernaba el centroderecha.

También se vota en el Valle de Aosta, con un sistema totalmente autónomo por lo que el presidente de la región viene elegido por los consejeros regionales en un segundo momento.

Mientras que Las Marcas se había dado ya por perdida, ya que los sondeos daban la victoria del centroderecha, toda la atención se centraba en Toscana, desde siempre gobernada por el centroizquierda por lo que una derrota había empujado a la Liga de Matteo Salvini a pretender incluso elecciones anticipadas.

El candidato del PD y apoyado por otros partidos de izquierdas, incluso Italia Viva de Matteo Renzi, superaría además el 40% necesario para no tener que realizar una segunda vuelta. En Toscana como en otras regiones, el M5S y el PD no se presentaron en coalición.

El centroizquierda lleva administrando la región desde 1970, es decir, desde que existen las elecciones regionales, sin interrupción: con el PCI-PSI hasta 1992, luego con varias coaliciones lideradas primero por el Partido Demócrata de Izquierda (PDS) y ahora por el PD.

En 2010 ganó el candidato del PD Enrico Rossi con casi el 60% y en 2015 con casi el 50%, superando al candidato de centroderecha por más de 30 puntos, pero en los últimos años la situación para el centroizquierda ha empeorado y ahora seis capitales son administradas por la derecha (Arezzo, Pisa, Siena, Grosseto, Pistoia y Massa).

En las elecciones europeas del pasado mes de mayo el PD toscano se confirmó como el primer partido, pero por solo 30.000 votos en comparación con la Liga.