El Gobierno alemán suma apoyos tras el plan de reactivación

La CDU de Merkel mantiene por tercera semana consecutiva el 40% en intención de voto

07.06.2020 | 00:11

Berlín – El plan de reactivación de la economía pospandemia acordado el miércoles por el Gobierno en Alemania ha fortalecido la confianza en la gran coalición y mantiene a los conservadores de la canciller, Angela Merkel, en el 40% en intención de voto.

Según un sondeo realizado por el instituto demoscópico Forsa entre el 2 y el 5 de junio y difundido ayer por el grupo mediático RTL, la gran coalición entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) bávara y los socialdemócratas logra con un 56% la mayor aprobación en lo que va de año.

Mientras la CDU se mantiene por tercera semana consecutiva en el 40% de apoyos, los socialdemócratas suben un punto respecto a la semana pasada hasta el 16% y logran así colocarse de nuevo por delante de los Verdes, que pierden un punto hasta el 15%.

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) pierde un punto y con el 8% logra su peor resultado desde agosto de 2017, mientras que la Izquierda se mantiene, también en el 8%. Los liberales del FDP logran avanzar un punto hasta el 6%, mientras los indecisos suman un 27%.

En las elecciones generales de septiembre de 2017, el bloque conservador se hizo con el 32,9% de los votos; los socialdemócratas, con el 20,5%; los liberales, con el 10,7%; los Verdes, con el 8,9%; la Izquierda, con el 9,2%, y la AfD, con el 12,6 %, mientras los indecisos representaron el 23,8%.

optimismo Por otra parte, los encuestados se muestran menos pesimistas con el futuro de la economía alemana que al comienzo de la crisis del coronavirus.

Así, mientras en abril el 63% de los alemanes temían "un empeoramiento en los próximos años" de la situación económica, ahora ya sólo tienen esa opinión el 51%. En abril, sólo el 17% tenían la esperanza de que la situación económica fuera a mejorar; ahora un 26% cuentan con una evolución positiva.

Durante el transcurso de la pandemia, las expectativas económicas tendían a ser cada vez más pesimistas. Así, si en abril los pesimistas superaban en un 46 % a los optimistas, ahora ya sólo suman un 25 % más.