Juzgan a la pareja del hombre que hallaron descuartizado en Barakaldo

La mujer de la víctima, cuyos restos fueron encontrados en Rontegi, se enfrenta a la acusación de asesinato con alevosía

04.05.2022 | 18:09

La Audiencia Provincial de Bizkaia acoge esta semana el juicio con jurado popular por el asesinato de un vecino de Barakaldo de 62 años cuyos restos fueron hallados en una zona de Rontegi en noviembre de 2020. La pareja sentimental de la víctima, S.H.M se sienta estos días en el banquillo como presunta autora material de la muerte "violenta" del hombre. La mujer está siendo juzgada desde el martes pasado por un delito de asesinato con el agravante de alevosía. Seis hombres y tres mujeres componen el tribunal popular y serán ellos quienes deberán determinar si la acusada fue la autora material de los hechos que se le imputan.

El juicio finaliza este viernes, jornada en la que la partes presentarán las conclusiones. Las sesiones se han celebrado a puerta cerrada por la crudeza de las imágenes que se han visionado en el juicio y en las que los miembros del jurado han podido ver la labor de investigación que realizó la policía científica durante el hallazgo de las extremidades diseccionadas del cadáver. Será el lunes, cuando la magistrada que preside este juicio, Elsa Pisonero haga entrega a los miembros del jurado el objeto de veredicto. La acusación pide la pena máxima para la pareja sentimental de la víctima por una acusación de asesinato, cuya pena podría superar los 30 años de prisión, ya que tanto la Fiscalía como la acusación han añadido el agravante de alevosía.

Criminalidad


Desde el primer momento, los agentes que se encargaron de la investigación determinaron tras realizar los análisis que los restos del cadáver hallado en Barakaldo presentaban signos evidentes de criminalidad. Durante días el peinado y rastreo del monte Rontegi fue coordinada por la sección central de investigación criminal de la Ertzaintza con la participación de la Unidad de Vigilancia y Rescate (UVR) y la Unidad Canina. Concretamente, una vez llevadas a cabo las correspondientes investigaciones fue el propio consejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, quien confirmó que los restos mortales pertenecían a una persona desaparecida en el mes de julio y cuya denuncia por desaparición había sido interpuesta. Asimismo, Erkoreka confirmó que el hombre cuyos restos fueron hallados por el monte de Rontegi "presentaban signos de criminalidad y que todo apuntaba que habría sido víctima de una muerte violenta o asesinato". A partir de ese momento, la Ertzaintza puso en marcha una investigación que le llevó al círculo más cercano del hombre, vecino de Barakaldo. Desde el primer momento, todas las pistas llevaban hasta la pareja sentimental de la víctima que fue detenida semanas después.

noticias de deia