Casi 100 denuncias en Bizkaia por incumplir las medidas sanitarias contra el coronavirus

Denunciadas 37 personas que tomaban parte en un oficio religioso en un pabellón de la zona de Zorrozaurre

20.03.2021 | 11:58
Dos agentes de patrulla de la Ertzaintza.

La Ertzaintza ha detenido en las últimas horas a una persona en Legutiano y denunciado a casi un centenar de personas en Bizkaia en incidencias relacionadas con el incumplimiento de la normativa sanitaria contra la covid-19.

Las cerca de 100 sanciones, todas ellas en Bizkaia, se debieron a reuniones en inmuebles y viviendas, botellones y permanencia en locales de hostelería de clientela fuera de horario. De las personas denunciadas, 37 participaban en un acto religioso en un pabellón en Bilbao.

La Ertzaintza y la Policía Municipal de Bilbao comprobaron que en un pabellón de la zona de Zorrozaurre se estaba celebrando ayer por la tarde un acto religioso al que asistían 37 personas que no estaban cumpliendo las medidas sanitarias como portar mascarilla, mantener la distancia interpersonal y no estar más de cuatro personas juntas. Todas las personas reunidas fueron denunciadas.

Además, la Ertzaintza y la Policía Local de Bilbao denunciaron hacia las nueve de la noche a 14 personas que estaban realizando un botellón en la vía pública en la calle Iturribide.

También hacia las nueve de la noche se localizaba en el interior de un bar cerrado en Abanto a una persona en la barra y seis clientes consumiendo. Todos ellos fueron propuestos para sanción.

A esa hora, se producía una situación parecida en otro local hostelero de Busturia que todavía estaba abierto y con clientela. En este caso fueron 16 personas sancionadas.

Cerca de la medianoche eran denunciadas 13 personas que se encontraban reunidas en una vivienda de la calle Hernani de Bilbao.

En torno a las dos de esta madrugada se proponía para sanción a 10 personas que se encontraban en una lonja de la localidad de Loiu.

Un detenido en Legutiano


En Legutiano, sobre las 20:15 horas, ante la "gran afluencia de clientes" que había en los bares, una patrulla de la Ertzaintza informó por megafonía de que debían abandonarse los establecimientos hosteleros.

"La mayoría de las personas comenzaron a cumplir con lo solicitado, pero un varón se acercó al vehículo policial y metió parte de su cuerpo por una de las ventanillas e increpó a los agentes y les conminó a abandonar el pueblo", ha indicado Seguridad.

Los ertzainas trataron de identificar a esta persona, que comenzó a empujar a los agentes. Cuando iba a ser arrestado, un grupo de personas agredió a los policías y el sospechoso huyó. Poco después, los agentes localizaron a una de las personas que había impedido la detención y había agredido a los ertzainas.

Esta persona, un varón de 29 años, fue arrestada por obstruir la labor policial y por atentado contra agentes de la autoridad.

Dos de los ertzainas precisaron atención médica, y la Ertzaintza prosigue las investigaciones para identificar al resto de implicados en este incidente, según ha indicado el Departamento de Seguridad.

noticias de deia