Gran desprendimiento sobre la A-8

Los análisis de agua y aire en Zaldibar descartan riesgos para la salud

El Departamento de Salud asegura que los vecinos de Zaldibar, Eibar o Ermua pueden beber agua del grifo "con total seguridad" y que no se ha detectado presencia de amianto

11.02.2020 | 11:25
El pasado jueves se derrumbó el vertedero de Zaldibar sobre la AP-8.

BILBAO. Los análisis en el agua potable y el aire realizados en el entorno del vertedero de Zaldibar, donde el pasado jueves un gran desprendimiento provocó la desaparición de dos trabajadores, han confirmado que no existen riegos para la salud asociados al corrimiento de tierras.

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha asegurado este martes que los vecinos de los municipios de Zaldibar, Eibar o Ermua pueden beber agua del grifo "con total seguridad", y que no se ha detectado presencia de amianto, aunque se van a reforzar los controles de la calidad del aire, con dos muestreos al día.

La Dirección de Salud Pública está realizando un "seguimiento exhaustivo" en la zona, tomando periódicamente muestras en las redes de abastecimiento de agua y vigilando la calidad del aire en colaboración con la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco.

La localidad de Zaldibar se abastece de la red del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, donde no se ha detectado ninguna incidencia en la calidad del agua.

Eibar y Ermua, por su parte, se abastecen del embalse de Aixola, más próximo al vertedero, pero en diferente vertiente, y la evaluación hidrogeológica realizada por la Agencia Vasca del Agua URA descarta la afección a Aixola desde el emplazamiento del vertedero.

Los controles realizados y la muestra tomada en el depósito de entrada a la red de abastecimiento no han detectado ninguna afección, según ha precisado el Departamento de Salud.

Respecto a la vigilancia de la calidad del aire, los resultados de los muestreos, que se realizan de forma continua, muestran un perfil de compuestos orgánicos muy similar a los que se han obtenido en los últimos años en entornos urbanos, aunque los técnicos admiten que la mezcla de estos compuestos puede generar molestias por olores.

Los análisis confirman también el negativo en amianto, ya que no se han detectado fibras de esta sustancia, aunque el Gobierno Vasco seguirá recogiendo dos muestras diarias. EFE