Falleció tras una pelea en Donostia

Cuatro de los seis investigados por la muerte de Santi Coca piden ser liberados

La autopsia al joven no aclara que la muerte fuera causada por un golpe

06.02.2020 | 19:32
Concentración en memoria de Santi Coca en el lugar en el que fue agredido

DONOSTIA. Cuatro de los seis jóvenes que permanecen en prisión provisional desde el pasado 29 de abril por la muerte del joven Santi Coca, el menor donostiarra que falleció tras una pelea en Donostia, han solicitado este jueves su puesta en libertad, han informado a Efe fuentes del caso.

Según estas fuentes, las defensas de estos cuatro encausados han formulado esta petición tras conocerse los resultados de la autopsia practicada al fallecido por el Servicio de Patología Forense del Instituto Vasco de Medicina Legal, que determina que los traumatismos que sufrió el joven fueron "de escasa entidad" y no resulta concluyente respecto a las razones de la hemorragia cerebral que acabó con su vida, sin decantarse entre una causa "homicida" o "natural".

Santiago Coca falleció tras permanecer dos días en coma en el hospital, después de sufrir una agresión la madrugada del pasado 26 de abril por parte de un grupo de personas en el exterior de una céntrica discoteca donostiarra, en una zona comprendida entre el Ayuntamiento de Donostia y el Real Club Náutico, al inicio del Paseo de la Concha.

En este lugar, se produjo una reyerta, al parecer a raíz de una discusión por un paquete de tabaco, en la que el menor fallecido, que residía entre la capital guipuzcoana y Reocín (Cantabria), resultó gravemente herido.

Equipos sanitarios desplazados al lugar le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar tras lo cual fue trasladado en estado de extrema gravedad al Hospital Donostia, donde falleció dos días después.

La Ertzaintza detuvo a siete jóvenes por su presunta relación con estos hechos, si bien el Juzgado de Guardia sólo ordenó prisión provisional para seis de ellos: tres chicos rumanos, uno de origen argelino, otro marroquí y un español, quienes se encuentran encarcelados desde entonces.

La defensa de uno de los jóvenes rumanos, la del acusado de nacionalidad española, la del súbdito marroquí y la del ciudadano argelino ya han formulado la petición de excarcelación de sus clientes, mientras que las de los dos investigados de origen rumano restantes, representados por el despacho Aguilar Asociados, lo harán próximamente, adjuntando a su petición un informe de un perito médico relativo a la autopsia.