Violencia machista

107 víctimas de violencia machista reciben acompañamiento de la policía en Bilbao

La concejala de Seguridad explica que lo hacen agentes de paisano y que se quiere reforzar el personal femenino

14.01.2020 | 06:20
En la imagen de archivo, una mujer maltratada acompañada por su escolta en Abandoibarra.

BILBAO - 107 mujeres que son víctimas de violencia machista reciben acompañamiento de la Policía Municipal de Bilbao. Los agentes prestan este servicio de paisano para evitar que estas mujeres sufran una doble victimización y solo "en casos puntuales" lo hacen uniformados. Los datos que pusieron en evidencia la magnitud de esta lacra social fueron dados a conocer ayer por la concejala de Seguridad Ciudadana, Amaia Arregi, quien adelantó que próximamente se facilitarán otros datos de la lucha que se lleva a cabo para luchar contra la violencia machista y que están recogidos en el Pacto de Seguridad de Bilbao.

La comparecencia de Arregi aclaró que el servicio de acompañamiento "se lleva a cabo con agentes de paisano salvo casos puntuales y concretos en los que por motivos de rapidez" acuden uniformados, pero en estas ocasiones "siempre" se informa previamente a la víctima de esta circunstancia y se pide su consentimiento. Esta incógnita es precisamente la que motivó la petición de la comparecencia por parte de Elkarrekin Podemos.

La concejala de Seguridad explicó que la Policía Municipal ofrece el "servicio de acompañamiento" a las víctimas con nivel de riesgo bajo, moderado o medio ya que las mujeres que sufren un grado de riesgo alto tienen opción a "escolta" (acompañamiento permanente) por parte de la Ertzaintza. Ese servicio de acompañamiento se presta siempre de paisano, insistió, pero a veces la mujer solicita la protección policial porque "percibe" una situación de riesgo puntual, como puede ser un encuentro en la calle con parientes del agresor, y en ese instante la Policía Municipal no dispone de agentes de paisano. "Por rapidez, se le ofrece la posibilidad de que acudan agentes uniformados, y si lo acepta, dichos agentes hacen un seguimiento de la situación, pero no a su lado, para evitar, precisamente, la revictimización", precisó Arregi.

La concejala puso en valor la actuación de los agentes municipales que según dijo "atienden las situaciones relacionadas con la violencia machista con la mayor rapidez posible de manera que han conseguido atender estos casos en menos de diez minutos".

Para la concejala de Elkarrekin Podemos, Carmen Muñoz, aunque el acompañamiento uniformado responda a hechos puntuales, "debería evitarse". En este sentido pidió "más medidas preventivas e innovadoras" frente a la violencia machista para intentar que "llegue a cero" el número de mujeres que necesiten este servicio. El edil del PP Carlos García preguntó a Arregi, en su turno de intervención, sobre la posibilidad de contratar profesionales de empresas privadas para estos casos, lo que, según la responsable de Seguridad, no es necesario ya que el consistorio cuenta con "un número de agentes suficiente".

La concejala de Seguridad dio a conocer las medidas obligatorias a prestar según los protocolos firmados que incluyen la formación en medidas de autoprotección, comprobaciones aleatorias mediante teléfono, oferta de teléfono bortxa y oferta de traslado a juzgado en primera comparecencia solo para el nivel moderado. Estas medidas, según explicó, pueden ser complementadas por medidas policiales como vigilancias aleatorias, contravigilancia, aseguramiento del entorno, acompañamiento... Arregi señaló que todas las medidas son debidamente reflejadas en el expediente de cada mujer víctima de violencia de género y se hace un seguimiento constante. La concejala añadió que también pueden darse circunstancias puntuales como una fiesta de cumpleaños, una fiesta escolar... en la que la víctima se sienta más segura teniendo una presencia policial cerca y de forma urgente, casos que se tratan entre las víctima y los responsables de su expediente. Añadió en este sentido que la comunicación es fluida y se produce cada quince días.

Desde el año 2006, aseguró, la formación de la Policía Municipal es continua y los protocolos se van mejorando. Desde el Área de Seguridad Ciudadana se está trabajando además en las medidas que recoge el Pacto de Seguridad como es el hecho del incremento de la propia plantilla de la Policía Municipal que permite prestar un servicio más rápido cuando ocurre un hecho concreto. Se ha creado una inspección a víctimas y detenidos y la atención temprana a mujeres que pueden ser víctimas. Arregi adelantó que hará un balance de estas medidas próximamente.