Una nueva esperanza contra el cáncer desde Zamudio

La empresa vasca Oncomatryx, con sede en Zamudio, comenzará los ensayos clínicos en siete hospitales de España y Estados Unidos para combatir tumores sólidos metastásicos. Se trata del primer anticuerpo conjugado en Europa que ataca las células que rodean el tumor

23.05.2022 | 14:08
Isabel Egaña, Laura Murias y Ana Soloaga, científicas del equipo de Oncomatryx.

En la lucha contra el cáncer, cada fármaco que sale es una victoria. En esta ocasión es Euskadi la que se erige en vencedora ya que la Agencia Americana del Medicamento (FDA) y la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) han autorizado el ensayo clínico en humanos de una terapia contra el cáncer diseñada en nuestro territorio.

La empresa vasca Oncomatryx, con sede en el Parque Tecnológico de Zamudio, ha logrado el visto bueno para ensayos clínicos de cáncer con metástasis y probará su anticuerpo contra el cáncer en ocho hospitales de España y Estados Unidos.

Se trata de un compuesto que ataca específicamente el microambiente que rodea a los tumores invasivos de páncreas, pulmón y mama triple negativo, los más agresivos y para los que actualmente no hay ningún tratamiento eficaz.

UNA NUEVA VÍA PARA ATACAR EL CÁNCER


La importancia del fármaco es vital ya que abre una nueva vía para atacar el cáncer metastásico ."Cuando planteamos nuestra tesis, la de combatir el microambiente, era casi un anatema. Porque no va directamente contra el tumor sino que pretende eliminar la infantería del tumor. Eso se debe a que las células que lo rodean, le ayudan a crecer y a expandirse. Además, estas células actúan como un escudo, protegiendo al tumor frente a los tratamientos antitumorales convencionales"

Pedro Esnaola, Laureano Simón y Manuel Sanz. Foto; Juan Lazkano

"El primer paso es deshacernos de ese microambiente, pero, en segunda instancia, también hemos visto que potencia nuestro propio sistema inmunológico para atacar el tumor", ha destacado Laureano Simón, fundador y alma mater de Oncomatryx, una pequeña empresa biofarmacéutica vizcaina que ha tejido un montón de alianzas a nivel internacional para dar con la tecla que permita abordar cánceres sólidos metastásicos que actualmente tienen un pronóstico casi fatal.

Tras 15 años de trabajo muy exhaustivo, el fármaco ha obtenido "excelentes resultados" en modelos animales de cáncer de páncreas, pulmón y mama triple negativo, para los que actualmente no hay tratamiento eficaz.

El medicamento será probado, por ejemplo, en Beth Israel Hospital de la Universidad de Harvard que liderará los ensayos clínicos en EE.UU. En el caso de España, la AEMPS ha autorizado los ensayos clínicos en siete hospitales, entre los que se encuentra el Onkologikoa de Donostia, la Clínica Universitaria de Pamplona, el 12 de Octubre en Madrid o el Vall d'Hebron en Barcelona.

ENSAYOS CLÍNICOS EN 20 PACIENTES VASCOS


Los ensayos clínicos se realizarán en un total de 150 pacientes, unos 20 de ellos vascos, hombres y mujeres de todas las edades, siempre y cuando el oncólogo determine que es apto para ellos y ellas y se lo recomiende.

"Hemos comprobado que la eficacia del compuesto es muy alta y resulta muy potente y seguro en todos los estadios metastásicos", indica Simón, resaltando que atacar el microambiente del tumor es algo completamente novedoso. De hecho, en los ensayos con ratones, el tumor llegó a desaparecer completamente. De esta forma, la compañia biofarmacéutica aborda un hito con el inicio de los ensayos clínicos de un anticuerpo conjugado (ADC).

A su juicio, el gran objetivo sería curar a pacientes para los cuales actualmente no hay ninguna terapia. "Los pacientes del ensayo clínico van a recibir un tratamiento que les puede salvar la vida. Pero son tumores tan complejos y peligrosos, que nosotros ya nos conformaríamos con poder prolongar la vida unos cuantos años a esas personas", explica. Porque además la gran ventaja de este nuevo conjugado es que ataca solamente a las células malignas y deja tranquilas a las células sanas. "Se mete solamente con aquellas que juegan un papel decisivo en que el tumor vaya avanzando", explica gráficamente este científico.

ESPERAR CUATRO O CINCO AÑOS

A pesar de que hablamos de un gran logro científico ya que, por ejemplo, en el cáncer de páncreas solo entre el 1% y el 4% de los enfermos consigue sobrevivir cinco años después de ser diagnostico, es necesario rebajar las expectativas porque todavía falta algún tiempo para que el tratamiento esté disponible para ser aplicado. Los ensayos clínicos podrían prolongarse por espacio de dos años y, si los resultados son muy buenos, podría tardar otros dos o tres años en estar en el mercado.

En España son diagnosticados anualmente unos 8.700 casos de cáncer de páncreas, 29.000 de cáncer de pulmón y 7.000 de cáncer de mama triple negativo.

Para conseguir que todo esto sea posible hasta el momento se han invertido 30 millones de euros y está previsto destinar otros 50 más en los próximos tres años (hasta 2024) ya que este fármaco es el primero de una serie de seis que están terminando la fase preclínica.

noticias de deia