Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario

Nacho de Blas: "El único criterio para quitar la mascarilla el 20 de abril es la canción de Celtas Cortos"

19.04.2022 | 14:11
Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario experto en coronavirus animales.

De Blas cree que estos dos años de pandemia "no hemos aprendido nada" y que la siguiente nos volverá a coger "con los pantalones bajados". Augura un otoño movido

Experto en coronavirus animales, el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas dijo a NOTICIAS DE GIPUZKOA en una entrevista que se hizo viral que las vacunas en este tipo de virus no solían funcionar bien, pero reconoce que "nos ha salvado de mortalidades tremendas" sobre todo en personas a partir de los 70 años. Veinte meses después, considera que la pandemia se ha cerrado en falso por parte de los gobiernos y las autoridades sanitarias, simplemente porque la gente está cansada.

¿Ya está amortizado el tema, o qué?

No, no está amortizado. De momento, hay un cierre en falso de la epidemia por parte de los políticos y las autoridades sanitarias, pero yo creo que es una manera de decir: vamos a cerrar este tema porque la gente está cansada.

Hasta las narices.

Hay fatiga pandémica, pero claro, el que marca los tiempos es el virus y a día de hoy este no se ha cansado. El otro día le comentaba a unos compañeros que hemos visto en dos años lo que hemos tardado décadas en ver en coronavirus animales; una especie de película acelerada.

¿Ah, sí?

Aparece el virus, empieza a dar problemas, se empieza con vacunas inactivadas, luego recombinantes, de subunidades, hasta llegar a vacunas atenuadas administradas por vía intranasal, como en la bronquitis infecciosa aviar. Es el caso de la famosa vacuna de Luis Enjuanes, que parece que nunca va a llegar, aunque siempre afirma que va a estar para el año que viene. Estamos viendo ya dos posibles serotipos: preómicron y ómicron. Serotipo quiere decir que no hay apenas inmunidad cruzada. De hecho, estamos comprobando que los test de antígenos no funcionan igual de bien, que la inmunidad y la protección entre variantes es incompleta. Están hablando de reinfecciones en ómicron en 23 días y que la ventana de reinfección normal está entre 4-6 meses. Ya hay muchas personas que se han reinfectado tres y cuatro veces. Te lo dije en agosto de 2020: hablaremos cuando llegue la vacuna y haya reinfecciones. Pues todo eso se ha cumplido.

Hábleme de las vacunas ahora.

Estamos viendo que las vacunas, desde las que se comenzaron a aplicar en diciembre de 2020, no han evolucionado. De hecho, se han caído del cartel muchas vacunas. Lo cual quiere decir que no eran tan buenas. Yo decía entonces que las vacunas contra coronavirus solían ser una porquería; a lo mejor era pasarse un poco, pero lo cierto es que compararlas con otras vacunas como la de la polio o el sarampión, que dan inmunidad amplia, permanente y tal... En este caso, ni la inmunidad está siendo duradera, ni protege de los contagios y, de hecho, ahora los vacunados transmiten igual que los no vacunados con la variante ómicron.

Para algo sí ha servido, ¿no?

Hombre, ha sido la herramienta clave para minimizar el impacto sanitario, pero no ha sido la solución definitiva para cortar la transmisión, como sabíamos que iba a ocurrir. Nos ha salvado de unas mortalidades tremendas, eso también hay que reconocerlo, sobre todo a partir de los 70 años. La pregunta es: ¿la próxima vez tendremos la suerte de que sea un virus inmunógeno que sea tan rápido de hacer una vacuna? Además, como te decía antes, estamos asistiendo a una evolución acelerada del virus, incluidas variantes recombinantes, y lo único que nos falta por ver es un tipo de mutación denominado S-INDEL que ha aparecido en otros coronavirus y que normalmente ha tendido a hacer que sean cepas más benignas, pero el problema es que algunas variantes podrían evadir la respuesta inmune vacunal y haya que desarrollar nuevas vacunas.

¿Por qué ha ido tan rápido todo?

Pues porque en los humanos tenemos una globalización total y unas altísimas incidencias. Y otra cosa que hemos visto es el salto a bastantes especies animales que actúan como reservorio.

¿Qué especies?

Ya en 2020 se empezó a hablar del visón, pero hemos tenido positivos de covid en gatos, leones, tigres, leopardo de las nieves, hámsters... Ahora en Shanghai, parece que están mandando sacrificar a perros y gatos por ser potenciales portadores y transmisores de la enfermedad, lo que me parece una exageración. Pero los roedores a partir de la variante alfa son susceptibles, cosa que no eran al principio de forma natural. En el ciervo de cola blanca en EEUU y Canadá se ha descrito un posible salto zoonótico de vuelta a los humanos. Ha habido al menos seis saltos de los humanos a los ciervos, y ha vuelto a aparecer una variante alfa en poblaciones humanas, parece ser que a partir de poblaciones de ciervos. Pero es que en esos mismos ciervos hay alguna variante que tiene muchísimas más mutaciones que ómicron, que a lo mejor es una variante demasiado divergente para que vuelva a saltar a humanos.

Es como si me estuviese hablando de ciencia ficción.

La teoría cero covid, desde el momento que hay reservorios animales, ya olvídese. Ya le digo, hay un montón de especies que están apareciendo como susceptibles y cada día hay alguna nueva. En hipopótamos se ha publicado que también ha habido casos y en hienas, en nutrias silvestres...

O sea, que hay hipopótamos con covid.

Sí, hipopótamos positivos al covid. Publicamos con unas investigadoras de Indonesia un artículo de revisión sobre especies animales afectadas y la lista era tremenda.

¿De dónde surge ómicron?

Hablan de que ómicron haya evolucionado de forma paralela en roedores y haya saltado a los humanos; por eso es tan divergente y no se parece en nada a lo anterior. Hay otra teoría que habla de que podrían proceder de pacientes inmunodeprimidos, que es la que más me creo; o la tercera, que es un poco rara: es que haya sido en pacientes tratados con molnupiravir, un fármaco que es un agente mutagénico, que es uno de los dos tratamientos de pastillas que han sacado últimamente. El otro tratamiento es el Paxlovid, de Pfizer, la pastilla más famosa de las que han sacado. A Aragón han llegado mil y pico dosis y no han prescrito todavía ninguna.

¿Por qué?

Son tratamientos con prescripción médica, pero solo tienen sentido en caso de que los apliques en los cinco primeros días de los síntomas, porque son antivirales; y como hemos dejado de buscar casos y dar bajas, cuando tú vas al médico, han pasado más de cinco días, con lo cual no te pueden dar la pastilla. Además hay efectos secundarios a considerar, por ejemplo en el molnupiravir, si lees el prospecto, te avisan expresamente: si estás en edad reproductiva, sobre todo los varones, que pongas medios anticonceptivos durante tres meses después del tratamiento, porque se podrían producir mutaciones en los espermatozoides.

¡Pero qué me dice!

Y en el caso de Paxlovid, tiene bastantes interacciones con muchos medicamentos y está restringido a una parte de la población con unas determinadas características, así que por ejemplo desde que llegaron las primeras dosis hace un par de semanas no se ha recetado a nadie en Aragón. Todavía no ha llegado el tratamiento mágico que esperábamos todos.

¿Entonces no hemos avanzado mucho?

De hecho, una vez que estás en el hospital, la posibilidad de acabar en UCI sigue siendo alta. Lo que ha mejorado muchísimo son los protocolos hospitalarios, ya que al principio se fue un poco a ciegas. Al final se siguen protocolos similares a los que se hacen en veterinaria: antiinflamatorios corticoides, inhibidores de proteasas... O sea, que tampoco han descubierto la rueda, aunque han afinado mucho.

Janssen tenía yo, antes de infectarme en noviembre.

Janssen, que por cierto, ha dejado de fabricar, va a vender lo que quede en los almacenes y punto. AstraZeneca también ha dejado de fabricar y de momento, la vacuna 2.0 no ha llegado. Porque de las unidades de la nueva de Novavax que han llegado a España, se han puesto solovel 0,2%, fundamentalmente a gente que tenía reacciones a vacunas mRNA (Pfizer y Moderna); es decir, a casi nadie, y están almacenadas sin usar. Y luego veremos qué pasa con la vacuna de Hipra, que al menos incorpora las variantes alfa y beta. Está en fase de autorización, y parece que es la que pretenden utilizar como cuarta dosis para las personas de más de 80 años, aunque creo que al final se bajará a 65 o 60 años en otoño.

Yo estaba esperando a una que venga con ómicron.

Con ómicron hicieron pruebas y tanto Pfizer como Moderna la descartaron porque apenas protegía, no creaba defensas suficientes comparada con la vacuna basada en la variante original.

¿Y la de los niños?

La de los niños prácticamente se ha descartado ya. La de seis meses a cinco años han cancelado el programa porque no protegía, y en el resto de niños han visto realmente que el riesgo al sufrir la enfermedad es tan bajo que no merecería la pena vacunarles. Entonces, a pesar de eso, están diciendo de retirar la mascarilla en uso de niños. Bueno, desaconsejar. Me parece bastante cuestionable.

¿Usted no quitaría la mascarilla a los niños en el cole?

Déjeme que termine con las vacunas. El otro salto de vacunas que estamos esperando es la vacuna intranasal, del tipo que sea. Con las atenuadas no cuento con ellas en el corto ni el medio plazo; quizás en dos años como mínimo podamos ver alguna intranasal atenuada. Una intranasal sí que podría ser parcialmente esterilizante. Pero es que por ejemplo, la vacuna intranasal de gripe, que lleva años registrada en muchos países, en España no se ha puesto todavía nunca, cuando es una vacuna que a priori estaría produciendo una inmunidad en el punto de entrada, que sería lo ideal. Es decir, van a poner pegas.

¿Por qué?

El registro de una intranasal siempre es más complicado, entre otras cuestiones porque estás inoculando cerca del tejido cerebral y entonces no sabes muy bien si hay una reacción inflamatoria en esa zona lo que pueda ocurrir. Registrar una vacuna por vía respiratoria es más complicado que una por vía digestiva.

¿El tema de mascarilla de niños?

Desaconsejar el uso de mascarillas en niños me parece que no es demasiado normal. Teniendo en cuenta que la mayoría son asintomáticos, podría parecer una buena idea que los niños se infecten cuanto antes, y esto pongo entre comillas, porque están viendo que un porcentaje entre un 10% o un 20% de los infectados luego tienen problemas de covid persistente.

Explíqueme eso.

Estamos hablando de niños a los que aparentemente no les pasa nada durante la fase aguda, pero esta es una enfermedad multisistémica. Los coronavirus no solo afectan al aparato respiratorio e infectan muchos otros tejidos. No sabemos cuáles son las consecuencias a medio plazo en niños en desarrollo.

En todo caso, lo que preocupa son los mayores.

Yo creo que hay un punto de corte, que es los 70 años; si quieres lo podemos bajar a los 60. Digamos que la mortalidad se concentra a partir de esa edad, pero eso no quiere decir que los que estamos por debajo no nos pase nada; y además, a medio y largo plazo está el long covid o covid persistente. Todavía están las asociaciones long covid peleando porque se les reconozca.

¿Se puede saber o intuir si del covid persistente se recupera algún día o es para siempre?

No hay manera de saberlo. Curiosamente, la mayoría de los afectados por long covid son mujeres. Hay muchas cosas que se ignoran todavía y que no se están estudiando lo suficiente. Y la incidencia sigue siendo muy alta, a pesar de que ahora no estén contando todos los casos.

¿Nos lo estamos tomando a chufla?

Yo creo que es un virus en el que hemos normalizado una alta mortalidad, porque estamos teniendo una alta mortalidad "por" covid, no solo "con" covid, sobre todo en mayores de 60 años. El problema es que la población se divide en dos grupos según su percepción de riesgo. Unos más prudentes; y otros que creen que el riesgo es mínimo porque ellos llevan la mascarilla por debajo de la nariz durante no sé cuánto tiempo y no se han infectado. A esos hay que decirles: Pues te felicito, oye; tienes un sistema inmune cojonudo. No todos tienen esa suerte, y a pesar de todo, aún estamos en un nivel de hospitalizaciones preocupante.

Pero ya no muere tanta gente.

Pues porque han aprendido a manejarlo en los hospitales, pero todavía se están muriendo demasiadas personas como para banalizar o trivializar la enfermedad. Mayoritariamente estamos vacunados y nos hemos ido infectando. Es lo que están diciendo en las últimas semanas, que la mejor inmunidad es infectarse y que luego te vacunen. Vale, ya hemos vuelto a descubrir la rueda, eso es lo que ocurre con la diarrea epidémica porcina causada por un alfacoronavirus. Entonces, hemos logrado esa inmunidad híbrida individual, pero que es insuficiente para alcanzar la inmunidad de rebaño.

¿Suficiente para quitar la mascarilla el 20 de abril?

Creo que el único criterio para quitar la mascarilla el 20 de abril es la canción de los Celtas Cortos. Bromas aparte, deberían haber fijado unos valores de referencia para determinados indicadores epidemiológicos.

¿Augura un repunte de casos en Semana Santa?

No creo que sea un brote epidémico como tal, sino un rebrote pequeñito, pero lo que está claro es que a partir de otoño, yo empezaría a estar preocupado.

¿Pero el verano tranquilo?

Creo que este verano deberíamos estar tranquilos. Pero no dudes que en octubre o noviembre, subirá. Ahí vamos a llegar con la inmunidad vacunal y natural decaídas, porque la protección que está dando la infección natural de ómicron es más cortita. Y en las personas mayores todavía cae más rápido. Y habrá que empezar a considerar cuándo se pone la cuarta dosis y qué vacuna se usa, porque si excluyes Hipra, no hay tantas en fase de autorización. Yo ahí soy un pelín pesimista. Seguramente no se producirá la mortalidad que hemos sufrido hasta ahora, pero habrá que ver las secuelas de las personas con long covid. Otra incógnita a considerar es el comportamiento de la variante que aparezca, porque no ha habido variante que haya aguantado más de seis meses. Ya tenemos ómicron BA-4 y BA-5 circulando en algunos países.

Cuando se sabe tanto, ¿se vive más tranquilo o más preocupado?

Lo que tienes es consciencia del riesgo que se está asumiendo. Yo siempre he dicho que hemos tenido suerte de que nos haya tocado este virus. Sabiendo que hay enfermedades mucho peores, este era como una especie de examen de prueba y no lo hemos aprobado. El próximo que venga nos va a pillar otra vez con los pantalones bajados. No hemos aprendido nada.

¿Nada?

La pregunta es: ¿hemos aprendido en cuanto a tener una plantilla sanitaria dimensionada para afrontar emergencias? No. Hemos hecho un apaño contratando médicos y enfermeras, y en el momento que no es necesario, han echado a todo ese personal sanitario a la calle. ¿Hemos aprendido que el problema de un patógeno respiratorio se soluciona con mascarillas y ventilación? No.

¿Entonces, la mascarilla la mantendría?

Yo estoy convencido de que la mascarilla es una medida sumamente útil en interiores, pero que en exteriores no tenía mucho sentido en situaciones de bajo riesgo. Creo que la mascarilla llega para quedarse y se va a normalizar en algunas situaciones. Y luego podríamos hablar de otras medidas.

¿Qué medidas?

La mascarilla es una medida de tipo individual de la que se podría prescindir cuando se implemente una de tipo colectivo. Los pollos y cerdos no pueden llevar mascarilla; sabemos que hay que hacer una depuración del aire y eso se sabe desde hace mucho tiempo. En ganadería extensiva hay muchos menos problemas respiratorios infecciosos que en ganadería intensiva, con naves cerradas completamente, como puede ser el porcino de engorde, los pollos o las gallinas de puesta. Hay granjas que tienen un sistema de filtración de aire impresionante que les permite minimizar las enfermedades de transmisión aerógena. Pues en humanos aún no lo tenemos claro.

Sea más concreto.

La medida que permitiría prescindir en gran medida de la mascarilla sería un buen sistema de ventilación en determinados lugares. Un ejemplo serían los aviones, el único transporte con un sistema de ventilación adecuado: el aire de la cabina se renueva cada quince o 20 minutos y tienen filtros HEPA que filtran todos los patógenos. Pero en ausencia de una ventilación adecuada, yo pienso seguir usando la mascarilla. Yo uso una FFP2 y la voy a continuar usando a partir del día 20 en sitios cerrados mal ventilados y concurridos. Yo fomentaría su uso de forma completamente voluntaria.

noticias de deia