La carta a los Reyes Magos de una 'hija' de hosteleros vascos

"Aunque yo he sido buena, no lo he sido tanto como mis padres", arranca la misiva, que pone el foco en la crítica situación del sector

06.01.2022 | 11:08
Interior de un bar de Vitoria cerrado durante la pandemia.

La hostelería de Gasteiz está afrontando estos días una nueva etapa de restricciones que se han sumado a los sucesivos cierres y recortes horarios padecidos por el sector a lo largo de la pandemia.

Se trata sin duda de uno de los sectores más castigados durante esta larga crisis sanitaria, si no el que más, y así se lo ha hecho saber a los Reyes Magos la hija de unos hosteleros de Gasteiz a través de una carta.

En la misiva, difundida este miércoles por la Asociación de Hosteleros de Vitoria y Álava, la remitente deja claro desde un principio que este año no quiere regalos.

"Soy hija de hosteleros, y aunque yo he sido buena, no lo he sido tanto como mis padres, los cuales, aparte de tener que meter más horas que nunca para ganar menos que nunca, han tenido que ejercer de policías, educadores, profesores, teniendo que estudiarse más leyes que cualquiera en la judicatura y ahora trabajadores de aduanas que piden pasaportes. Como si lo de psicólogos, y demás terapeutas que han sido ya antes no sería suficiente", comienza el escrito.

La hija recuerda que en años anteriores oyó "a los que mandan sobre los negocios" de sus padres, "a los que salen en la tele, que nadie quedaría atrás".

Y prosigue: "Y veo que en otros sitios las ayudas que están recibiendo no son las mismas. Mira que mi profe me dijo que no había que discriminar a nadie, ni tratar a nadie de manera diferente. Y hoy en día lo que están demostrando es lo contrario. Debería de haber más políticos como mi profe".

Además, la autora de la carta muestra su malestar por "eso que insinuaron unos niños y niñas enrabietados de que son unos estafadores y sus locales son inseguros", lo que es en sus palabras es "una grandísima mentira".

"Y a mis padres les dolió bastante, porque viven de su buena fama, siendo esta ganada con el trato durante muchos años con los clientes, qué gratuito puede ser destruir. Os pediría carbón para ese niño, pero siendo hosteleros mis padres, estoy acostumbrado a reciclar y no hacer nada contra el medio ambiente, pero ni eso se merece".

Por todo ello, la hija lanza cinco peticiones concretas a sus Majestades de Oriente: "Que las políticas, políticos y polítiques sean las correctas, que hagan su trabajo y dejen trabajar a mis aitas en condiciones dignas y sin discriminaciones, porque la dignidad en el trabajo es algo que debería de estar asegurado".

En segundo lugar, "que les devuelvan todo lo que se han gastado y perdido por no haberles dejado trabajar, imponiendo medidas injustas, indignas e ineficaces".

También, "que se aseguren que todo el mundo sale adelante. Que cumplan su palabra los políticos. Tanto económicamente, como mentalmente, porque en sí económicamente, ya no queda ni la herencia de la abuela; mentalmente todavía esta peor la cosa".

En cuarto lugar, "que indemnicen", dado que "el estado de alarma no ha existido legalmente".

La última petición a los Reyes Magos es que se lleven "esta lacra llamada covid-19" de una vez.

noticias de deia