La erupción del volcán de La Palma sigue en tendencia descendente

A pesar de esta evolución de los indicadores, los expertos no prevén el final de la erupción a corto plazo

16.11.2021 | 17:52
La nube de ceniza y lava vista desde la montaña de Triana, en los Llanos de Aridane

La erupción fisural del volcán de la isla de La Palma continúa mostrando su mecanismo estromboliano y sigue reflejando una tendencia descendente en los últimos días, con valores de sismicidad bajos y estables, con estabilidad de la deformación y con una emisión de dióxido de azufre (SO2) en claro descenso.



Así lo han expuesto en rueda de prensa el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, y la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias y portavoz del Comité Científico, María José Blanco, quien ha puntualizado que si bien el volcán está en un proceso más estable y con un nivel de actividad más bajo, el final de la erupción no se prevé a corto plazo.

María José Blanco indicó que hay una disminución "tendida y lenta" de todos los parámetros asociados a la erupción, pero insistió en que estas tendencias descendentes se tienen que seguir manteniendo para llegar a niveles más bajos.

Por su parte, el director técnico del Pevolca destacó que la sismicidad sigue con valores bajos en la zona intermedia, entre 10 y 15 km, y se mantiene estable en a profundidades superiores a 20 km, tanto en el número como en la magnitud de los sismos. No obstante, al mediodía de ayer se produjo un repunte del tremor volcánico que se va a vigilar y monitorizar a lo largo de los próximos días.

En relación a la emisión de dióxido de azufre asociado al penacho, el director técnico puso de relieve que ha habido un "importante y apreciable" descenso en el día de ayer, lo que viene a confirmar la tendencia general "claramente descendente" en cuanto a emisiones de SO2.


EMPEORAMIENTO DE LA CALIDAD DEL AIRE

Entre los hechos más relevantes ocurridos en las últimas 24 horas destaca que, con motivo del empeoramiento del índice de calidad del aire durante el día de ayer, se ha suspendido la actividad lectiva presencial hoy martes en El Paso, Los Llanos de Aridane, Tazacorte, Tijarafe y Puntagorda.

Asimismo, los niveles de gases en la zona sur de la colada, dentro de la zona evacuada, han impedido un día más la entrada de personal por el acceso de El Charco. Además, durante la noche de hoy se han detectado altos valores de dióxido de azufre (SO2) en Las Manchas y valores normales en Puerto Naos.

La superficie afectada por la erupción volcánica es de 1.034,32 hectáreas, 14,53 más que el día anterior, sobre todo debido al crecimiento hacia el sur del frente de la colada 9. Asimismo, la anchura máxima entre coladas se sitúa ya en 3.200 metros y el delta lávico alcanza una superficie de 41,99 hectáreas, 1,09 más, según datos del Instituto Geológico y Minero de España.

En las últimas 24 horas, el mayor aporte de lava se ha registrado en el frente de la colada 9, que continúa avanzando, y también ha habido aportes en el frente de las coladas 1 y 2, lo que ha hecho que se hayan rellenado huecos que no estaban afectados por la lava.

Por otro lado, los datos del Catastro indican que 1.462 edificaciones se han visto afectadas ​, de las cuales 1.181 son de uso residencial; 152 de uso agrícola; 67 de uso industrial; 34 de ocio y hostelería; 13 de uso público, y 15 de otros usos. Por su parte, la superficie de cultivos afectada se sitúa en 305,59 hectáreas, de las que 179,36 son de plataneras, 59,9 de viñas y 24,82 de aguacates.

ELEVADA TASA DE EMISIÓN DE CENIZAS

En el día de ayer continuó la elevada tasa de emisión de cenizas que, por las condiciones meteorológicas, afectó principalmente a las zonas en dirección norte y noroeste del centro emisor. Asimismo, a partir de la noche pasada aumentó la actividad estromboliana y continúa la aportación de lava en la zona de los deltas lávicos, produciendo una menor afección al entorno marino que en días anteriores.

La altura de la columna eruptiva medida hoy a las 08.45 horas ha sido de 3.000 metros, con una nube de dispersión en dirección este. Por otro lado, el nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiéndose alcanzar intensidades V-VI y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente.

Sobre el dióxido de azufre medido en el penacho volcánico, ayer continuó registrando valores altos, entre 3.000 y 3.500 toneladas diarias. No obstante, las imágenes satelitales siguen reflejando una tendencia descendente desde el 23 de septiembre, en el que se alcanzaron las 50.000 toneladas diarias.

En el caso de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) asociada al edificio de Cumbre Vieja, continúa registrando valores por encima de los niveles de fondo, alcanzándose ayer un valor que está entre las 2.000 y las 2.500 toneladas diarias. En la estación de Los Llanos se continúa registrando una ligera fracción magmático-hidrotermal en el SO2, pero no en la estación de Fuencaliente.

En relación a la meteorología, el viento será del noreste en superficie con régimen de brisas y del noreste entre 1.000 y 1.500 metros y del este entre 1.500 y 5.000, por lo que la disposición del penacho de dióxido de azufre y cenizas será en dirección oeste-suroeste, lo que afectará a la operatividad del Aeropuerto de La Palma a lo largo del día de hoy. La probabilidad de precipitaciones débiles a lo largo del día de hoy y mañana es baja. También se refuerza la inversión térmica, que se sitúa a una cota un poco más alta, en torno a 1.700-1.900 metros, lo que facilita la dispersión de gases.
noticias de deia