Un joven de 29 años mata a su padre, de 53, tras una riña familiar en Murcia

El agresor fue denunciado en 2018 por sus progenitores y llegó a existir una orden de alejamiento, pero "se llegó a un acuerdo" y el joven volvió a su casa "al poco tiempo", según la alcaldesa de Campos del Río

26.10.2021 | 10:22
Agentes de la Guardia Civil, en la vivienda en la que ha ocurrido el parricidio.

Un hombre de 29 años ha sido detenido por la Guardia Civil acusado de matar a su padre, de 53, con un arma blanca tras una riña familiar ocurrida en un domicilio del municipio murciano de Campos del Río.

Según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, el presunto parricidio tuvo lugar pasadas las 21:30 horas de este lunes cuando, por causas que se investigan, se inició una pelea que llevó al acusado a apuñalar a su padre.

Varias llamadas al teléfono de Emergencias 112 alertaron de lo ocurrido, lo que movilizó a efectivos de la Guardia Civil y a una ambulancia del 061, cuyos sanitarios solo pudieron confirmar el fallecimiento del hombre por arma blanca.

La titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Mula (Murcia), en funciones de guardia, ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido.

La alcaldesa de Campos del Río, María José Pérez, ha explicado que el joven arrestado fue denunciado en 2018 por sus progenitores y llegó a existir una orden de alejamiento, pero "se llegó a un acuerdo" y el joven volvió a su casa "al poco tiempo".

Ese "conato" de violencia tuvo lugar en 2018 y la denuncia fue presentada por los padres, tal y como ha explicado la alcaldesa en declaraciones a los medios de comunicación, en un contacto informativo convocado este martes a las puertas del consistorio.

A raíz de este hecho, en el Ayuntamiento supieron que había "problemas de violencia entre ellos" pero ha señalado que, tras ese suceso, no ha vuelto a haber ninguna denuncia. Así, ha manifestado que el contexto familiar era "bastante desestructurado" y el padre, ahora fallecido, tenía una discapacidad física".

No obstante, la primera edil ha señalado que el presunto autor de los hechos "no es un chico violento en el municipio, ni hay nada que podamos decir de él desde Policía Local; no hay ninguna queja ni ninguna denuncia de vecinos hacia él y estaba siempre en su casa", ha precisado.

De hecho, ha recordado que el detenido estuvo en época de pandemia en su casa con su familia, y no se registraron problemas. "No sabemos lo que ha podido pasar para que se desencadene esta situación tan lamentable", ha precisado.

"Estamos destrozados, realmente, no salimos de nuestro asombro por la situación", ha señalado Pérez quien ha remarcado que "esto no tiene que ocurrir, ni aquí ni en ningún otro espacio". Ha explicado que se trata de gente joven, que tiene un futuro y a la que "se le hunde en un momento determinado".

Ha reconocido que no sabe "realmente" nada de lo ocurrido este lunes para que tuviera lugar esta "desgracia". No obstante, ha admitido que se conoce "un poco" del contexto en el que vivían. "Esa familia, concretamente, estaba siendo atendida por Servicios Sociales desde 1995", ha recordado.

Por ejemplo, ha explicado que el detenido tenía "más hermanos" que estaban siendo atendidos desde otros espacios. El detenido se había quedado con otro hermano mayor en casa con sus padres. "Nosotros siempre hemos estado ayudando en la medida en que hemos podido y, a día de hoy, por desgracia tenemos esta situación.

Finalmente, la alcaldesa ha querido aclarar que no ha existido en ningún momento una denuncia hacia el fallecido, "ni por acosos ni por maltrato ni nada parecido". Lo ha afirmado después de señalar que se había equivocado con otra familia al indicar inicialmente que la mujer y el hijo de la víctima sufrían malos tratos continuados y que habían recibido asistencia en los Servicios Sociales municipales en diversas ocasiones. La regidora ha rectificado horas después y, en declaraciones a Efe, ha dicho que se había equivocado porque "no había nada de nada" hacia esta familia.

"Ha sido error mío. No hay demanda de acoso, ni de maltrato, ni hay nada de nada en esta familia", ha afirmado a Efe Pérez Cerón, que tampoco ha podido asegurar que la víctima obligara a su mujer a prostituirse como había indicado inicialmente.

La regidora ha subrayado la consternación con la que este pequeño pueblo murciano, de unos 2.000 habitantes, ha recibido la noticia del asesinato de uno de sus vecinos.

noticias de deia