Pensionistas piden la dimisión de Escrivá por querer privatizar las pensiones

Los colectivos exigen una auditoría de la Seguridad Social y denuncian "el intento de los poderes fácticos de menoscabar el movimiento" que representan

16.10.2021 | 17:48
Cabecera de la manifestación de colectivos pensionistas en Madrid

Entre 10.000 y 15.000 personas llegadas de todo el Estado, según un cálculo de la Policía (5.000 según la delegación del Gobierno), han pedido este sábado en una manifestación en Madrid la dimisión del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, por querer privatizar las pensiones en una manifestación

La manifestación fue convocada por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE) y otras organizaciones.

Al término de la marcha, el portavoz de COESPE Ramón Franquesa justificó la petición de dimisión de Escrivá por "ser un zorro puesto a guardar las gallinas" y "un mandado de la banca internacional" que quiere apropiarse de los fondos de las pensiones públicas.

Otro de los portavoces de esa organización, Ciriaco García, relacionó la llegada de dinero de la UE para afrontar la crisis ocasionada por la pandemia y promover una nueva economía digital y sostenible que supondrá una transferencia de fondos a cargo del aumento de la deuda estatal, con la privatización de los ingresos de las pensiones de la Seguridad Social.

Por ello, tanto Franquesa como García y la también portavoz Concha Rivera, exigieron que se haga una auditoría de la Seguridad Social, ya que, según denunció esta última, se han desviado en los últimos 20 años alrededor de medio billón de euros de cotizaciones de los trabajadores para cubrir otros gastos distintos de las pensiones.

PENSIONES "JUSTAS Y SUFICIENTES"

El pasado mes la reforma de las pensiones superó su primer examen en el Pleno del Congreso tras rechazarse la enmienda de totalidad planteada por el PP.

Durante el debate parlamentario, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, presentó su reforma como una reforma "no de partido ni de Gobierno", sino "una reforma de país", que nace del acuerdo parlamentario del Pacto de Toledo y también con el consenso de los principales sindicatos, patronales y organizaciones de autónomos, "tras una década sin consenso".

Ciriaco García leyó un manifiesto consensuado con medio centenar de organizaciones convocantes y participantes en el que se trasladaban a la clase política y a los ciudadanos otras demandas en materia de pensiones, como la subida de su importe por ley y en igual cuantía que el IPC o la supresión del "mecanismo de equidad intergeneracional" -sustituto del "factor de sostenibilidad"-, que supondrá un recorte en la cuantía de las pensiones para los futuros jubilados.

Ese texto también contenía otra propuesta, el establecimiento de una pensión mínima de 1.084 euros mensuales según la Carta Social Europea, que defendió Rivera con la finalidad de eliminar la pobreza a que someten los bajos importes de las actuales prestaciones.

Además solicitaron la derogación de las reformas laborales y de pensiones de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) y Mariano Rajoy (2011-2018) y Franquesa anunció la promoción de un movimiento general en la UE contra la privatización de las pensiones.

Este portavoz aprovechó para denunciar "el intento de los poderes fácticos de menoscabar el movimiento" que aglutinan con la presentación esta semana en el Senado de la Plataforma de Mayores y Pensionistas, que preside Ángel Rodríguez Castedo, ex director general del Imserso en tiempos del expresidente Felipe González y del Inserso con Zapatero.

Encabezaba la marcha de la manifestación una pancarta de COESPE en defensa de las pensiones públicas y durante el recorrido se corearon numerosas consignas: "sin luz, sin gas, el rey tenía que estar", "Sánchez, si eres socialista, escucha al pensionista. Si no lo eres, seguiremos en la lucha" o "pensionista resistente, luchador por el futuro y por el presente".

noticias de deia