La aventura de descubrir Euskal Herria

La expedición EuskarAbentura llega a Aulesti en su ruta por los siete territorios para fomentar el uso el euskera y conocer su historia, cultura y patrimonio

21.07.2021 | 00:11
Los jóvenes participantes fueron recibidos ayer en Aulesti por Beatriz Artolazabal, Agurtzane Llano y Lorea Bilbao.

Recorren Euskal Herria para conocer su cultura, su patrimonio y su historia. Los jóvenes que este año participan en la expedición juvenil EuskarAbentura llegaron el miércoles a Aulesti en su periplo por la geografía vasca. Llegaron desde Gipuzkoa y pasarán cinco días en la localidad vizcaina desde donde conocerán Santimamiñe, la Casa de Juntas de Gernika o Lekeitio. "Dejaos llevar por los rincones mágicos que vais a ir descubriendo a lo largo de esta expedición. Será un verano único, diferente, enriquecedor, con el impulso de la cultura vasca, la lengua y la transmisión de nuestros valores", les animó la consejera de Justicia, Igualdad y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, que les recibió.

El objetivo de la expedición EuskarAbentura es poner en contacto a chicas y chicos procedentes de realidades lingüísticas, sociales, económicas y culturales muy diversas para que, durante un mes, vivan en euskera una experiencia inolvidable que los llevará a conocer la tierra del euskera en su sentido más amplio. "El objetivo es precisamente ese: fomentar el euskera entre los y las jóvenes. Pero, además, lo vais a hacer de una manera divertida, diferente, a través de una experiencia positiva y no reglada que se basa en el conocimiento y en compartir", recalcó Artolazabal.

De hecho, entre los 120 participantes que suman los dos turnos en los que está dividida la expedición, hay jóvenes llegados de Tutera, Bera, Zubiri, Burlata, Zizur, Altsasu, o Erratzu, en Nafarroa; Gasteiz, Araia, Agurain, Laudio o Kanpezu, en Araba; Oñati, Aia, Getaria, Oiartzun, Tolosa, Donostia, Hondarribia o Aduna, en Gipuzkoa, así como Bilbao, Getxo, Forua, Portugalete, Berango, Muxika, Durango o Sodupe, en Bizkaia.

En un año marcado por la pandemia, el programa está adaptado a las restricciones, con limitaciones en la movilidad, en esta ocasión en formato de acampada –en ediciones anteriores se realizaban un recorrido a pie por todos los territorios– y celebrándose en dos turnos. Ya el verano pasado, debido a la crisis sanitaria, al igual que muchas otras organizaciones del mismo sector, la expedición tuvo que ser suspendida para desencanto de los 316 jóvenes inscritos en ella. Todos los participantes se realizaron una prueba PCR dos días antes de comenzar la experiencia y un test de antígenos la misma jornada que llegaron al campamento.

El grupo de participantes de cada una de las acampadas es de entre cuarenta y sesenta jóvenes, de entre 16 y 17 años, de los siete territorios de Euskal Herria que llegan dispuestos a conocer la cultura, la geografía y la historia vasca. Durante la estancia, los jóvenes realizan excursiones a la montaña, se organizan visitas para conocer el patrimonio de cada territorio y se enriquece el programa con seminarios, talleres e iniciativas de diverso contenido.

El primer turno de esta expedición se celebró del 1 al 11 de julio y este segundo arrancó el pasado viernes en Bidania-Goiatz, prolongándose también durante diez días. Tras unos días en la localidad guipuzcoana, los jóvenes se desplazaron ayer hasta Aulesti, donde permanecerán hasta el domingo, y fueron recibidos por Beatriz Artolazabal; la directora de Juventud del Gobierno vasco, Agurtzane Llano, y la diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao.

Hoy visitarán Santimamiñe y se trasladarán a la Casa de Juntas de Gernika. Mañana volverán a Urregarai por la mañana y después de comer disfrutarán de una charla sobre la Eurorregión. El viernes visitarán Lekeitio, donde pasarán la jornada, y el sábado se quedarán en Aulesti para descansar el último día y preparar la gala nocturna.

Proteger y cuidar el euskera Artolazabal compartió con los participantes su relación personal con el euskera y rememoró cómo "mi familia, originaria de Plazentzi y Bergara, perdió el euskera. En mi barrio gasteiztarra de Zaramaga mi hermana y yo no pudimos crecer en euskera. Mi hija y mi hijo son perfectamente bilingües desde la ikastola. Las alavesas de mi edad nos resistimos a ser una generación perdida. Por eso yo me he pasado media vida estudiando euskera. Y lo sigo intentando cada día", destacó. Por ello, según su valoración, la importancia de programaciones como EuskarAbentura que impulsan de manera divertida y lúdica el uso de la lengua vernácula e impulsan también la transmisión de la cultura vasca.

Además, en este sentido, subrayó la importancia de crear una red de jóvenes euskaldunes para que las próximas generaciones sigan "hablando", "protegiendo" y "amando" el euskera. Esta red de jóvenes euskaldunes tendrá la opción de profundizar en el conocimiento de Euskal Herria. "Si queremos que las nuevas generaciones protejan y cuiden nuestro idioma y nuestra seña de identidad es necesario que primero conozcan la historia de la lengua, la riqueza, la cultura que le rodea... Esa es la oportunidad que vais a disfrutar durante este verano", aseguró la consejera.

Para garantizar la convivencia durante los diez días que dura cada expedición, la asociación EuskarAbentura tiene un protocolo ante cualquier tipo de agresión ya sea física, sexual o psicológica, que se da a conocer desde el primer día para que todos los jóvenes y trabajadores sepan a quién se va a dirigir y cómo se va a actuar ante una situación de este tipo. Este protocolo fue elaborado en colaboración con el Consejo de la Juventud de Euskadi.

Al detalle

La expedición

16 y 17 años. La expedición juvenil lleva a 120 menores de entre 16 y 17 años de los siete territorios vascos y de la diáspora a conocer la geografía, la cultura y la historia vasca. Para ello se organizan excursiones, seminarios y otras actividades que dotan de contenido la aventura. Además, profesionales de distintos ámbitos, como profesionales de la música, la escritura, el deporte o el periodismo, comparten sus experiencias con los participantes a lo largo de su recorrido.

Euskera

Proteger y Cuidar. El principal objetivo de la iniciativa es que los jóvenes compartan unos días en euskera, conociendo precisamente el país que vio nacer a esta lengua, e impulsando de manera lúdica y divertida su uso y la transmisión de la cultura vasca.

Dos turnos

Diez días. Debido a la restricciones derivadas de la situación de pandemia, el programa de la expedición se ha tenido que modificar. Así, en esta edición, además de poder formar parte los que fueron elegidos en la edición cancelada de 2020, los participantes se han repartido en dos turnos de diez días cada uno.

noticias de deia