Los usuarios de las residencias vascas podrán salir a pasear todos los días

A partir del próximo lunes también podrán tener hasta tres visitas semanales de dos familiares como máximo

12.05.2021 | 18:33
Las personas mayores usuarias de las residencias de Araba, Gipuzkoa y Bizkaia podrán salir todos los días para dar "paseos terapéuticos".

Las personas mayores usuarias de las residencias de Araba, Gipuzkoa y Bizkaia podrán tener desde el próximo lunes hasta tres visitas semanales de dos familiares como máximo, y también podrán salir todos los días de los centros para dar "paseos terapéuticos".

Estas medidas han sido acordadas por las tres diputaciones con el Departamento de Salud del Gobierno vasco y constarán en sendas órdenes forales que se están ultimando y que entrarán en vigor el próximo lunes, día 17, según ha informado esta tarde la Diputación de Bizkaia.

Con estas medidas las diputaciones y el Ejecutivo quieren "garantizar los contactos diarios en las residencias de los tres territorios".

Las nuevas medidas consensuadas "se adaptan al nuevo escenario, consecuencia del avance en la vacunación de los y las residentes, de las plantillas de los centros y de la población mayor de 60 años, y tras la finalización de estado de alarma".

Según han acordado las instituciones vascas, las personas usuarias de las residencias podrán salir del centro todos los días si así lo desean, y "se priorizarán las salidas a las visitas".

Además, se dará prioridad a los "paseos terapéuticos, evitando en las salidas espacios cerrados y concurridos". El centro será el que determine los horarios para establecer el control de entradas y salidas.

Las salidas no se suspenderán "independientemente de la incidencia comunitaria del municipio donde esté ubicada la residencia" y "únicamente no se podrán realizar en el caso de brote en la residencia o circunstancia similar".

Se ha consensuado también que los residentes podrán tener hasta tres visitas semanales, "como mínimo", en espacios habilitados a tal efecto, con el límite de dos familiares por visita, que como máximo será de una hora de duración.

Durante estos encuentros "se extremarán las medidas de seguridad, así como el uso de la mascarilla y la higiene de manos".

Las condiciones de las visitas podrán ser exceptuadas cuando la persona residente se encuentre en el proceso de final de vida, o sus situaciones cognitivas imposibiliten la comprensión de la situación. En esos supuestos se podrán autorizar mayores frecuencias, duraciones, así como visitas en la habitación.

Las tres diputaciones y el Gobierno vasco han consensuado estas medidas en la actualización que ha hecho el Departamento de Salud del protocolo para la vigilancia y control de la covid-19 en centros sociosanitarios.

Las instituciones han constatado que el avance en la vacunación ha reducido notablemente el registro de casos positivos, la gravedad de la enfermedad y su letalidad, por lo que entienden que pueden ampliarse los contactos de los residentes con sus familiares. Las visitas, han destacado, son "elementos esenciales en la salud física y emocional de las personas residentes".

No obstante, han recordado que resulta necesario seguir adoptando medidas de precaución, dado que la vacunación no supone la eliminación total del riesgo de contagio. Por ello, se mantienen las medidas preventivas y se incorpora la recomendación de una prueba PCR semanal a las personas usuarias y trabajadoras no vacunadas.

noticias de deia