Jonan Fernández advierte que esta noche "no empieza la normalidad"

El coordinador de la comisión técnica del LABI insiste en que la situación es grave y apela a la responsabilidad de la sociedad para prevenir los contagios

08.05.2021 | 09:52
El coordinador de la comisión técnica del LABI, Jonan Fernández

El coordinador de la comisión técnica del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), Jonan Fernández, ha advertido de que esta madrugada, con el fin del estado de alarma, "no empieza la normalidad" y, por ello, no hay "veda libre para hacer lo que se quiera", ya que se está aún en una situación "de emergencia sanitaria".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Fernández ha analizado el decreto del lehendakari con las medidas a adoptar a partir del fin del estado de alarma este domingo, así como la decisión del TSJPV de no permitir que se mantengan el toque de queda, los cierres perimetrales de la Comunidad Autónoma y municipios, y la limitación de grupos de cuatro personas.

En este contexto, ha considerado que "es un poco prematuro plantear que se está ante un paso hacia la normalidad y, probablemente", en tres o cuatro semanas se pueda decir eso, ya que actualmente las tasas de incidencia son altas, por encima de 400, y los hospitales están tensionados. "No podemos plantear que esta noche empieza la normalidad", ha remarcado.

En este sentido, Fernández ha valorado que Euskadi va a tener las "medidas que en este momento es posible aplicar" y ha recordado que desde hace un par de semanas se conoce que se ha tomado la decisión de hacer decaer el estado de alarma, "decisión en la que el Gobierno vasco no ha sido consultado".

"El lehendakari ha hecho todo lo posible para que el estado de alarma se alargara o una alternativa de cobertura judicial suficiente permitiera prolongarlo unas semanas, ya que los expertos dicen que las dos tres semanas son cruciales para bajar contagios y subir la vacunación, pero no ha sido posible", ha lamentado.

Asimismo, Fernández ha recordado que el Gobierno vasco ha preparado un decreto para tratar de seguir aplicando medidas contra la pandemia, pero la respuesta del TSJPV ha sido "negativa y contradictoria con otros tribunales". "En este momento el Gobierno vasco no perderá un minuto en lamentaciones sino que el objetivo es ofrecer claridad y certidumbre a la sociedad", ha añadido.

Llamamiento a la autorresponsabilidad


Además, ha destacado que el Ejecutivo ha incidido en que hay "cosas altamente recomendables" y, por ello, se ha hecho "un llamamiento, recomendación y propuesta a la sociedad para que acepten aplicar de manera consciente y responsable una limitación horaria entre las 23.00 horas y las 6 de la mañana, así como que se eviten las agrupaciones de más de cuatro personas".

Jonan Fernández, que ha sostenido que el Ejecutivo no es capaz de explicar las decisiones de los tribunales, ha indicado que "la ciudadanía tienen "conocimiento como para entender que puede haber distintas interpretaciones entre un tribunal y otro". "Eso es comprensible, pero es más difícil de entender que un juez vea negro y otro blanco", ha subrayado.

Por otro lado, ha reconocido que existe un "riesgo" de que se produzca un retroceso en la pandemia, aunque ha confiado en que "la gran mayoría de la sociedad cumplirá con sentido común las normas que son necesarias para defender la salud". "Nos preocupan los comportamientos minoritarios que provoquen situaciones de riesgo y peligro", ha alertado.

TRES SEMANAS CLAVE

A su juicio se está ante "tres cuatro semanas que son clave", según apuntan los expertos" y, por ello, ha advertido de que sería "insolidario e inconsciente" que esta misma noche pudieran producirse 'quedadas' de jóvenes.

"Entre las medidas que son de obligado cumplimiento está la prohibición de beber alcohol en la vía pública y la obligatoriedad de mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros. Se sigue obligado a usar la mascarilla... está noche no hay veda libre para hacer lo que se quiera", ha incidido.

Por otro lado, y ante la posibilidad de que si la situación empeora el lehendakari pudiera solicitar un estado de alarma solo para Euskadi, ha reconocido que "todas las posibilidades estarían abiertas, pero son hipótesis que obligan a especulaciones".

"Hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano. En primer lugar intentar por escrito que el estado de alarma se prorrogara unas semanas más. Intentar mediante conversaciones bilaterales insistir en la misma propuesta y preparar un decreto que tenía varias versiones. En pocos días se ha hecho el trabajo de hacer distintos decretos para diferentes escenarios", ha insistido.

Además, ha sostenido que el LABI hace "un seguimiento diario de los datos" y su comisión técnica "se reúne dos o tres veces a la semana". "Esta próxima semana mantendrá varias reuniones. De manera más oficial el LABI institucional como mínimo se reunirá a final de mes cuando se cumplan tres semanas", ha añadido.

HOSTELERIA

Respecto a cómo afecta a la hostelería el cierre a partir de las 22.00 horas y la posibilidad de que el sector recurra la decisión ante los tribunales, Fernández ha afirmado que desconoce esa posibilidad y ha incidido en que el LABI "no puede pensar en responder a cada una de las exigencias comprensibles de todos los sectores sino que tenemos obligación de responder a lasa autoridades sanitarias".

"A partir de ahí buscamos el equilibrio para que las medidas tengan el menor impacto posible. No es fácil y entendemos que haya sectores que se sienten perjudicados", ha finalizado.

noticias de deia