250.000 dosis de Janssen para Euskadi entre abril y junio

La entrada en el tablero de juego de este nuevo antídoto monodosis permitirá acelerar los ritmos de vacunación

22.03.2021 | 01:20
La de Janssen es la cuarta vacuna autorizada en Europa.

Euskadi confía en recibir 250.000 dosis de la vacuna de Janssen entre abril y junio, lo que permitirá acelerar más si cabe la vacunación, especialmente teniendo en cuenta que se trata del primer antídoto monodosis, es decir, que logra la inmunidad del paciente en un único pinchazo. Además se trata de un medicamento que no requiere de mayores complicaciones en el aspecto logístico, ya que, a diferencia de la de Pfizer, que requiere de un almacenamiento en temperaturas ultrafrías de entre -60 y -80 grados, puede guardarse y distribuirse entre 6 y 8 grados. La de Janssen se unirá a las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) autorizó el pasado día 11 de marzo la comercialización de la vacuna creada por la firma estadounidense Johnson&Johnson, al considerar que los datos sobre este antídoto son "sólidos y cumplen con los criterios de eficacia, seguridad y calidad". Janssen se convierte así en la cuarta vacuna recomendada en la Unión Europea para luchar contra la infección por covid-19.

La entrada en el tablero de juego de Janssen supone un importante paso adelante en la estrategia de vacunación europea, ya que además de lograr llegar a un mayor número de población en un menor periodo de tiempo, es la primera vacuna de una única pauta, es decir, la inmunidad queda garantizada con un solo pinchazo, no dos, como ocurre en el caso de las otras tres.

ensayo en 44.000 personas
 

La vacuna de Johnson&Johnson fue testada en 44.000 personas de más de 18 años originarias de Estados Unidos, Sudáfrica y países de América Latina. El ensayo encontró una reducción del 67% en el número de casos sintomáticos dos semanas después de haber recibido el pinchazo en comparación a las personas que recibieron el placebo. De estas, 10 desarrollaron un coágulo de sangre, mientras que en el caso de las personas que recibieron la vacuna fueron 14.

Al igual que con el resto de vacunas, los efectos secundarios registrados fueron generalmente leves o moderados y desaparecieron en un par de días. Los más frecuentes fueron dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, cansancio, dolor muscular y náuseas. Respecto a los países donde hay circulando nuevas variantes del SARS-CoV-2, la OMS recomienda que las personas que han superado la enfermedad no esperen para vacunarse si tienen acceso a ella.

noticias de deia