Más de 11.600 trabajadores de Educación tienen ya cita para vacunarse en Euskadi

Osakidetza seguirá llamando por teléfono a los mayores de 80 años como ha hecho con los de 90 y 100

10.03.2021 | 16:39
Una trabajadora esencial recibe la vacuna.

Un total de 11.601 de los alrededor de 35.000 trabajadores de los centros educativos no universitarios de Euskadi menores de 55 años han cogido cita para vacunarse en la web de Osakidetza en las tres primeras horas de funcionamiento de este servicio y hoy recibirán la primera dosis 1.717 de ellos.

Así lo ha indicado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en su comparecencia semanal en el Parlamento Vasco.

Hoy ha arrancado la citación a través de la web de Osakidetza para el personal educativo de Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP de los centros públicos y privados vascos, así como para el personal de comedor, cocina, limpieza, conserjería, administración y transporte. En total unos 35.000 trabajadores.

Todos ellos deben tener 55 años o menos porque se va a usar la vacuna de AstraZeneca, y no han tenido que pasar el coronavirus en los últimos seis meses.

Sagardui ha explicado que en tres horas se han dado 11.601 citas a través de este sistema y que 1.717 de ellos van a recibir la primera dosis hoy mismo. En concreto ha indicado que se han dado más de 2.000 citas a la hora.

Ha precisado que a estas personas les llega un mensaje a sus teléfonos con un enlace en el que se puede acceder a la página para solicitar la hora y el día. Las citas se podrán coger hasta el próximo lunes, día 15 de marzo.

Sagardui niega que se haya producido un colapso

Ha reclamado tranquilidad porque ha asegurado que se va a vacunar a todo este colectivo y ha afirmado que la nueva herramienta está funcionando bien.

En el arranque se han producido algunos problemas en el sistema de citación porque la página web en ciertos momentos ha ido más lenta al entrar mucha gente al mismo tiempo pero desde el Departamento de Salud han informado esta mañana de que ya se había recuperado.

Sagardui ha negado que se haya producido un colapso y ha afirmado que debido al importante número de personas que ha acudido a la misma ha habido "momentos puntuales" en los que ha tardado en gestionarse la cita.

Ha insistido en que esta nueva herramienta se ha planificado y está pensada para colectivos numerosos cuyas características garanticen la utilización de la misma. En este sentido ha remarcado que Osakidetza va a seguir llamando por teléfono a los mayores de 80 años como ha hecho con los de 90 y 100.

Sagardui ha indicado que esta semana se han recibido en Euskadi 30.420 vacunas de Pfizer y 24.800 de AstraZeneca.

"Administramos todo lo que nos llega y solo mantenemos guardada la reserva estratégica para garantizar la administración de segundas dosis y para mantener el ritmo de vacunación cuando así lo entendemos oportuno", ha dicho.

En este sentido ha afirmado que en febrero ya se utilizó la reserva de Pfizer para hacer frente a la reducción de abastecimiento de esta farmacéutica y que ahora se ha decido administrar todo lo que llega de AstraZeneca porque la segunda dosis de esta vacuna se aplica tres meses después de la primera y hay margen "suficiente" para reponer la reserva.

Sagardui ha reconocido que se está en el "momento más complejo" de todo el proceso de vacunación: tres tipos de vacunas con características diferentes y destinatarios diferentes en función de edad y colectivo al que pertenecen.

Además se está vacunado a un amplio número de trabajadores esenciales que han de mantener su actividad. Ayer se informó que se iba a comenzar la vacunación de 14 nuevos colectivos.

Ha reconocido que no se está vacunando a los trabajadores entre 55 y 65 años porque no hay en este momento vacunas adecuadas para ellos ya que la disponibilidad de la que les corresponderían, Pfizer y Moderna, es mínima.

"No nos hemos olvidado de ellos, pero solo se les puede proporcionar la que les corresponde" y AstraZeneca no está recomendada para mayores de 55 años, ha insistido.

La oposición acusa al Gobierno vasco de improvisación

Los grupos de la oposición han criticado la improvisación en la vacunación y han considerado que el mayor ritmo en la inoculación de los últimos días podría haber llegado antes.

Desde EH Bildu, Rebeka Ubera se ha felicitado por que Salud haya "corregido su estrategia" y haya "acelerado" la vacunación y ha instado a "profundizar en esa dirección porque todavía hay margen de mejora". Ha reprochado además la falta de planificación que a su juicio hay en la campaña de vacunación.

También Jon Hernández (Elkarrekin Podemos-IU) ha criticado la "improvisación" en este terreno, aunque ha valorado que se haya incrementado el ritmo de inoculación, al tiempo que ha preguntado si en esa aceleración ha influido el riesgo de que algunas vacunas fueran a caducar.

Por esta posibilidad se han interesado también la popular Laura Garrido y la representante de Vox, Amaia Martínez, a lo que la consejera ha aseverado que es "mentira" y que plantear esta hipótesis es una "irresponsabilidad". "Ni se administran vacunas caducadas, ni se han caducado vacunas", ha dicho.

Desde los grupos que apoyan al Gobierno, el nacionalista Luis Javier Telleria ha felicitado a Sagardui por el mayor ritmo de vacunación y por cómo "supera las dificultades con agilidad y rápida adaptación", mientras que el socialista Ekain Rico ha considerado que la mayor inoculación "es el camino" para doblegar al virus.

noticias de deia