Famosos con cáncer dan la cara

Antaño disfrazado de "larga enfermedad", ahora se difunde por redes y medios. Pero, ¿logran los pacientes la serenidad de Pau Donés? ¿Bromean como Dani Rovira? ¿Sienten el miedo de Julia Otero? Dos asociaciones nos sacan de dudas

28.02.2021 | 01:18
Maite Elorriaga, presidenta de Acambi, da voz a las pacientes anónimas.

LA foto del brazo de Dani Rovira con una vía durante una sesión de quimioterapia colgada en Instagram, la confesión en un plató del miedo a morir de Mila Ximénez, el testamento audiovisual de Pau Donés... El cáncer, palabra que a la periodista Julia Otero, recién diagnosticada, aún le cuesta pronunciar, se propaga cada vez más por las redes sociales y los medios de comunicación y, en este caso, con un efecto positivo. "Hasta ahora parece que había que disfrazarlo de larga enfermedad, el bicho, cualquier cosa menos llamarlo por su nombre. Que no sea tabú y que estas personas públicas lo normalicen ayuda mucho", agradece Maite Elorriaga, presidenta de la Asociación de cáncer de mama y ginecológico de Bizkaia, Acambi. Con ella coincide Gabriel Mª Otalora, gerente de la Asociación española contra el cáncer de Bizkaia, para quien "los personajes famosos contribuyen a socializar la enfermedad y humanizan el dolor del cáncer", tal y como sucedió en su día, recuerda, con el ya fallecido alcalde de Bilbao. "Iñaki Azkuna hizo una gran pedagogía de lo que es vivir la enfermedad. Mucha gente pensaba: Esto solo me pasa a mí y ver que una persona con éxito tiene cáncer y está como tú ayudó a normalizarlo", señala y destaca "el gran bien que están haciendo personas como Bosé en su día, Pau Donés y ahora Julia Otero" al hacer público su diagnóstico "con esa naturalidad". "Ojalá sucediera lo mismo con otras dolencias graves porque al anunciarlo en los medios, la gente se solidariza y parece como que la enfermedad es un poco de todos. No vas a sufrir menos, pero reconforta", explica Otalora.

Otero y Mila admiten sus miedos

"Te ves reflejada, lo contrario es una careta"



"La palabra cáncer da miedo, pero estoy aprendiendo a pronunciarla en primera persona", anunciaba Julia Otero el pasado lunes en su programa radiofónico. También la periodista Mila Ximénez ha confesado abiertamente sus temores. "Te ves reflejada en ellas porque has vivido lo mismo: ¿Qué pasará ahora?¿Responderé al tratamiento? ¿Me voy a morir? Lo contrario es una careta, una coraza que te pones para salir adelante", admite Elorriaga.

La penosa enfermedad de antaño ha salido por fin del armario y las caras conocidas la verbalizan con nombre y apellido. "No hace mucho tiempo la palabra cáncer no se pronunciaba porque era sinónimo de muerte. De cada cuatro casos, tres eran letales. Hoy, de cada cuatro, uno. Existen la prevención, los cribados, te lo pueden coger a tiempo, la enfermedad se puede cronificar e, incluso, aunque termine en un deceso, gracias a los paliativos la calidad de vida es mayor", indica Otalora.

Dani Rovira no perdió su humor

"Yo bromeé porque mis hijos estaban hundidos"



"Lo que me estoy ahorrando ahora en champú, ¿qué?". Con este tuit el actor y cómico Dani Rovira hacía gala de su sentido del humor en pleno tratamiento. ¿Será deformación profesional u otros pacientes también tiran de ironía? "Yo misma bromeé sobre eso porque veía que mis hijos estaban hundidos. Dije: Anda, que lo que me voy a ahorrar en peluquería... Era una manera de hacerles llevar mejor la situación. Llega un momento en que nos reímos de nosotros mismos: Mira qué cara, vamos a ir a comprar una peluca..., pero has tenido que aceptarlo antes", dice la presidenta de Acambi, quien apunta que "no es lo mismo enfrentarse a la enfermedad con 40 o 50 años e hijos pequeños que con 70, que quieres seguir viviendo, pero ya no tienes esa mochila". Tomarse bien los chistes ajenos depende, por tanto, de varios factores, como "el carácter de cada uno o en qué momento te pilla. Hay personas que están más vulnerables y eso les puede hacer daño", advierte.

Sacando músculo para anunciar que estaba "curado" o posando con una careta de hipopótamo como si fuera una secuela de la quimio, el actor "ha socializado su superación, mostrando que no todos los famosos se mueren y que es posible salir adelante. Habrá pasado una experiencia tremenda, pero es capaz de transmitir mensajes estupendos con los que reconforta a la gente y le da esperanza", valora el gerente de AECC Bizkaia, para quien superar este duro proceso puede "reforzar la autoestima y hacerte valorar cosas que antes no valorabas".

La lección de vida de Pau Donés

"Es un ejemplo a seguir, aquí estamos de paso"



"Yo, que veo la muerte a la vuelta de la esquina, te digo que vale la pena vivir incluso estos 15 días que me quedan". La lección la imparte el cantante Pau Donés, en el documental Eso que tú me das, apenas dos semanas antes de que su voz se apagara para siempre. "Es un ejemplo a seguir porque nos tenemos que mentalizar de que aquí estamos de paso y vivir lo mejor y lo más intensamente posible, exprimir cada segundo. No hace falta que nos digan que nos quedan tres meses de vida para ser positivos, disfrutar del día a día y no dejar las cosas para mañana porque igual no hay un mañana", avisa Elorriaga, quien destaca la "gran riqueza espiritual" del cantante y su serenidad al afrontar la recta final. "Hay un momento en el que dices: No puedo cambiar nada, esto es así y lo voy a vivir con la mayor dignidad posible hasta el último minuto. Una compañera nuestra solía decir: Yo quiero que la muerte me pille muy viva", cita.

Dejarlo todo bien atado ayuda, dice, a una despedida tranquila. "Cuando ves que te viene el final, como en este caso, vas haciendo las cosas para no dejar nada pendiente, ninguna conversación, despedirte o estar con todas aquellas personas a las que quieres... Eso poco a poco te va dando esa paz y te va preparando para el final, que no es fácil", afirma.

Aless Lequio y el duelo de Obregón

"La familia sufre y tiene que poner buena cara"



Tras perder a su hijo, Aless Lequio, a los 27 años de edad, la actriz Ana Obregón ha compartido públicamente su dolor, aunque delante de él no se permitiese llorar. "La familia sufre muchísimo y siempre tiene que poner buena cara y estar disponible. La gente termina agotada", corrobora Otalora. Al menos, la presentadora, dice, ha estado arropada. "El duelo es el duelo, pero esta mujer, que se levantará todos los días destrozada, se habrá sentido muy reconfortada con las muestras de solidaridad", señala y considera "fundamental conseguir asimilar la pérdida", si es preciso, con ayuda psicológica.

Tras destacar que "los padres y madres no estamos preparados para ver morir a un hijo", Elorriaga cuenta, por su parte, que han "tenido casos en los que se veían muy identificados con Ana porque ha perdido a un hijo en la flor de la vida. Cómo va a tener valor esa mujer de continuar adelante, normal que esté metida en su mundo...", se muestra comprensiva. Que diera las campanadas en la televisión pudo suscitar, en cambio, opiniones encontradas. "Parece que no es coherente, pero fue un homenaje a su hijo. Si estás en un momento vulnerable quizás no lo entiendas: ¿Cómo es posible con lo que ha pasado? Si te encuentras ya en otra situación, dices: Tira para adelante porque es lo que tu hijo habría querido", explica. Respecto a si a los jóvenes les habrá impactado la muerte de Aless Lequio, al ser de su edad, cree que, "en cierto modo, les puede tocar, pero les dura nada porque están llenos de vitalidad. Es como el covid, también les pasa a algunos jóvenes, pero es como que conmigo no va, esto es de mayores".

Carrillo y Bosch enseñan lesiones

"Visibilizan el cáncer de piel, que es peligroso"

Tras ser diagnosticadas de cáncer de piel, la actriz Lydia Bosch y la presentadora Mónica Carrillo mostraron fotos de sus lesiones en las redes e instaron a sus seguidores a protegerse del sol. "Visibilizan el cáncer de piel, que parece menor, pero también es peligroso. Que digan: Cuidado, que de esto no estamos libre nadie es una lección que tenemos que aprender", insta Elorriaga.

La propia Bosch admitió que había "comprado todas las papeletas" para sufrir su enfermedad. "En un tercio de casos la falta de prevención te puede ocasionar un cáncer que a lo mejor no tendrías o, al menos, no tan pronto. Tabaco, alcohol, obesidad, estrés... Cuantos más boletos compres, más te toca", dice Otalora.

Para Sardà era un mal invencible

"Cuidadito con decir que están curados"

Por ponerle un pero a la exposición mediática de la enfermedad, la presidenta de Acambi alerta sobre los mensajes excesivamente optimistas. "Cuidadito con decir que están curados porque pueden hacer daño. Tú has terminado un tratamiento y estás en revisión. En el caso del tumor hormonal hay un 80% que sale adelante, pero hay otro 20% que cree que lo ha superado y en unos años reaparece con más fuerza", explica y recuerda las palabras de la actriz fallecida Rosa María Sardà, que dijo que "al cáncer no se le vence, sino que da treguas y hay que aprovecharlas a tope".

Aunque "hay que alejarse del buenismo y de la inmadurez de pintar las cosas de un color que no son", tampoco, resalta Otalora, "hay que ver solo un túnel negro. Muchas veces tiene salida y estas personas conocidas ayudan a asumir la realidad en su conjunto".