La curva de contagios por coronavirus muestra descensos en Europa

La tendencia de muchos países europeos es descendente, pero no permite relajaciones

13.02.2021 | 19:39
Un sanitario realiza una prueba PCR

La curva de contagios y la presión hospitalaria muestran descensos en varios países europeos, aunque persiste la inquietud por la incidencia de las nuevas variantes, lo que obliga a seguir manteniendo la guardia alta en todos los ámbitos.

REINO UNIDO. SENSACIÓN DE OPTIMISMO
Tras imponer en enero un confinamiento casi total, en el Reino Unido el avance de la tercera ola de la pandemia se ha frenado y mantiene una tendencia a la baja en muertes y contagios, con 621 y 13.308 registrados, respectivamente, en 24 horas, según datos difundidos hoy por el ministerio de Sanidad.

De acuerdo con estas cifras, entre el viernes y hoy, sábado, ha habido 1.741 ingresos hospitalarios, lo que cierra una semana en la que ha habido un 25,9 % menos de hospitalizaciones que en los siete días precedentes.

Desde el inicio de la pandemia, el Reino Unido suma 116.908 fallecimientos y 4 millones de casos positivos.
El primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró hoy "optimista" de que el 22 de febrero podrá detallar una hoja de ruta hacia el desconfinamiento, con la prioridad de reabrir las escuelas el 8 de marzo y el Gobierno espera además cumplir el día 15 su objetivo de haber vacunado a los cuatro principales grupos vulnerables de la población, unos 15 millones de personas.

A partir de la semana próxima, los viajeros llegados al Reino Unido de países con variantes contagiosas del coronavirus deberán cumplir cuarentena en un hotel bajo supervisión.

PORTUGAL. CIFRA RÉCORD DE ALTAS

Portugal registró hoy de nuevo un fuerte descenso de hospitalizados, con el récord de altas para 380 pacientes covid, en una jornada marcada además por el arranque de la vacunación a miembros de las fuerzas de seguridad.
El país, que vivió un duro enero que le llevó al borde del colapso sanitario, mantiene hoy la tendencia de estabilización de la tercera ola de coronavirus, que empezó a verse esta semana.

Actualmente hay ingresadas 4.850 personas en el país, 380 menos que el día anterior. Nunca tantas personas había obtenido el alta en un solo día desde el inicio de la pandemia.

Se mantiene el objetivo de que el 70 % de la población portuguesa, compuesta por 10 millones de personas, esté inmunizado al final del verano.

BÉLGICA. LOS INDICADORES APUNTAN A  A LA BAJA
En Bélgica, todos los indicadores continuaron hoy a la baja, con una media de casos diarios de 1.987,6, lo que representa un descenso del 16 % respecto a la semana anterior.

La cifra de muertos se situó en una media de 41 al día - mejorando en un 4 % los datos de hace siete jornadas - y también descendió el número de nuevos pacientes en los hosptitales (123,9 admisiones diarias).

Tras casi cuatro meses cerradas, hoy volvieron a abrir las peluquerías y también lo hicieron los zoológicos, aunque el gobierno belga mantiene el toque de queda nocturno, los bares continúan cerrados y los restaurantes sólo puede entregar comida a domicilio.

ALEMANIA. DESCENSO SIMILAR EN TODO EL PAÍS
La incidencia acumulada de covid-19 sigue a la baja en Alemania, hasta situarse este sábado en los 60,1 casos por 100.000 habitantes en siete días, menos de la mitad que una semana atrás, con 139 positivos. Según los datos actualizados por el Instituto Robert Koch de virología (RKI), en las últimas veinticuatro horas se verificaron 8.354 nuevas infecciones y 551 fallecidos. Una semana atrás, los nuevos contagios fueron 10.485 y las víctimas mortales 689.

Pese a ese descenso, la canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes regionales acordaron el pasado día 10 prolongar el cierre de la vida pública hasta el 7 de marzo. Desde noviembre está cerrada la restauración, el ocio y la cultura, a lo que se sumó en diciembre el cierre de los comercios no esenciales.

FRANCIA. INDICIOS DE DESCENSO EN LA CURVA 
En Francia los datos globales indican que se está produciendo un leve descenso en la presión hospitalaria pero las autoridades sanitarias han expresado su inquietud sobre la virulencia de las nuevas cepas, que podrían estar produciendo incluso recaídas o reinfecciones.

Esta inquietud se ha manifestado tras saberse que un hombre que pasó el coronavirus en septiembre pasado ahora está se encuentra en cuidados intensivos a causa de una reinfección con la cepa surafricana, un elemento novedoso ya que hasta ahora la gran mayoría de reinfecciones eran leves.

ESTADO ESPAÑOL. BAJA LA INCIDENCIA
De acuerdo con los datos facilitados ayer, viernes (último día disponible), por el ministerio español de Sanidad se han producido 14.591 nuevos positivos de coronavirus y 530 fallecidos en 24 horas, si bien la incidencia media acumulada se situó por debajo de los 500 casos por cien mil habitantes en 14 días, cuando era de 900 hace algo más de dos semanas.

Según los datos de Sanidad, también sigue bajando, aunque lentamente, la presión hospitalaria con el 18,7 % % de las camas convencionales ocupadas por pacientes de covid-19 y el 39,7 % de las de las de unidades de cuidados intensivos.

ITALIA. AUMENTAN LOS CONTAGIOS 
Italia registró 13.532 nuevos contagios en veinticuatro horas, un aumento en línea con los datos de los últimos días, mientras que las autoridades prorrogaron una vez más las restricciones a los viajes procedentes de Brasil.

En total en Italia ya se han infectado 2.710.819 personas desde el inicio de la crisis sanitaria, hace ahora un año, con los primeros positivos detectados en Lombardía, en el norte del país.

Por otro lado entre ayer y hoy se han confirmado 311 muertes, lo que aumenta a las 93.356 víctimas mortales a causa del Sars-CoV-2 a lo largo de todos estos meses.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, decretó hoy nuevas medidas, como prorrogar las restricciones a los viajeros llegados desde Brasil, que solo podrán entrar en Italia en caso de que sean residentes o por casos excepcionales de urgencia.

noticias de deia