La presión hospitalaria se resiste a doblegar la curva del coronavirus

Euskadi reduce varios indicadores, pero los ingresos siguen en aumento

08.02.2021 | 12:44
Los ingresos en los hospitales vascos siguen una línea ascendente.

La situación epidemiológica refleja una evolución positiva en el conjunto de la CAV y parece confirmar esa contención del virus. La incidencia acumulada y el poder de contagio del patógeno llevan unas cuantos días en caída libre. La tasa de positividad, por ejemplo, se situaba el lunes en el 5,8%, la más baja desde mediados de enero. No obstante, la tensión hospitalaria derivada de los continuos ingresos covid sigue marcando el día a día de los profesionales sanitarios. El último parte clínico revela que ya son 164 camas (tres más que en el anterior boletín informativo) las ocupadas por pacientes con complicaciones en su salud; alrededor del 48% del total de las habilitadas. Además, pese a que los nuevos ingresos en planta se han reducido a 42 -quince menos que el sábado y la mitad de los que se registraron el viernes-, el número de personas que permanecen ingresadas sigue aumentando y alcanza ya las 573.

Y cuando la red asistencial atraviesa por una presión de esta magnitud -prolongada en el tiempo, además- las valoraciones por parte de las voces expertas en la materia son cautas. Es el caso de Guillermo Quindós, catedrático de Microbiología de UPV/EHU, quien el lunes recordaba que el virus no se ha replegado; únicamente se han suavizado algunos indicadores de la evolución de la pandemia en la geografía vasca. "Tenemos por delante un par de semanas en que estos números [los relativos a ingresos hospitalarios, tanto en planta como en UCI] serán problemáticos y podrían incluso ir en un ligero aumento", avanzó.

Así las cosas, la última actualización de los datos correspondiente a este pasado domingo, muestra que se hicieron 10.687 pruebas diagnósticas de las que 621 resultaron ser positivas, 11 menos que el sábado, día en el que también se hicieron menos pruebas. Por ello, la tasa de positividad ha bajado del 6,3% al 5,8%. Desde el 14 de enero, día en el que los contagios detectados fueron el 5,7% de los test, no se daba en Euskadi una tasa tan baja. De los 621 contagios, 371 se diagnosticaron en Bizkaia, 188 en Gipuzkoa, 56 en Araba y la media docena restante entre personas con residencia fuera de la comunidad.

Esta buena evolución se une a la mejora de la tasa de incidencia acumulada en catorce días que se sitúa en 624,85 casos cuando hace exactamente una semana esa tasa era de 667,31 casos. Ya son dos territorios -Araba y Gipuzkoa- los que se encuentran por debajo de 600 en la tasa acumulada, con 594,47 y 565,75, respectivamente. Bizkaia, también ha mejorado su situación al caer de 689,1 a 657,4 casos. Otro dato positivo es el número reproductivo básico -el que indica a cuántas personas puede infectar un enfermo- que sigue descendiendo y ya está en 0,87, el más bajo desde el 26 de diciembre del año pasado. Y como desde hace varias semanas, el grupo de edad de hasta 18 años es el que mayor tasa acumulada mantiene, con más de 831 casos, seguida de la del grupo de edad entre 19 y 39 años (658,18).

Los apuntes


164 y 573
 
Hospitales. La presión asistencial sigue alta ya que 737 personas permanecían hospitalizadas por covid: 164 en UCIs y 573 en planta. Pese a que la cifra es preocupante, supone una disminución semanal de 55 pacientes, ya que el último domingo de enero había en planta 632 personas (59 menos) y en las UCIs 160 (4 más ahora).
 
2 - 201
 
Residencias. Dos personas mayores de las residencias de Bizkaia fallecieron por complicaciones derivadas de la covid-19 en los dos últimos días, con lo que son ya 201 los usuarios que han muerto con coronavirus en la segunda y tercera olas de la pandemia, mientras han seguido bajando los contagiados (51, nueve menos) y los hospitalizados (27, tres menos).