“La satisfacción más grande es repartir el premio entre los clientes”

primer premio de El Niño, muy repartido en el Estado, caen en Zorrotza Erandio y Ermua rascan parte del segundo premio mientras que otras administraciones de Ermua distribuyen el tercero

07.01.2021 | 01:18
Un décimo del segundo premio cayó en Ermua. Foto: Borja Guerrero

Bilbao – Numerosos vehículos saludaron ayer a bocinazo limpio tras conocer que Zorrotza había conseguido arañar un pellizco nada desdeñable del gordo del Sorteo Extraordinario de El Niño. La noticia de que la administración número 29, ubicada junto a la rotonda de la calle Zorro-tza-Kastrexana Errepidea, había repartido una serie del premiado 19570 corrió como la pólvora en un barrio en el que se conocen todos. "La satisfacción más grande para el lotero es repartir el premio entre los clientes", aseguraron las hermanas Ainhoa y Nerea Leal, loteras del establecimiento, que exteriorizaron la certeza de que los agraciados eran vecinos de Zorrotza. El gordo, repartido en una veintena de provincias, no fue el único número premiado que cayó en Bizkaia. Erandio y Ermua rascaron una porción del segundo, mientras que Derio y Ermua –en otras dos administraciones distintas– se llevaron parte del tercero.

En total, Zorrotza fue regado ayer con 2.000.000 de euros a través de diez décimos vendidos en ventanilla. "Nunca habíamos dado un gordo, habíamos dado un tercer o cuarto premio de Navidad, hace un montón de años, en 1992. Este se nos resistía", revelaron las hermanas loteras, cuya familia despacha en la administración desde que fue inaugurada por su padre en 1981. "El pasado 22 de diciembre estuvimos a punto de dar el segundo. Nos falló un número", reconocieron tras admitir la incredulidad con la que recibieron la noticia. "Estábamos con los regalos de los chiquillos y apuntando los números del sorteo y en el último momento nos hemos llevado la sorpresa", explicaron.

Según afirmaron, antes de abrir las botellas de cava para escenificar la lluvia de millones, creen que los décimos, premiados con 200.000 euros cada uno, se vendieron entre el 23 y el 24 de diciembre. "Es una serie que nos imaginamos que habrá estado muy repartida. Las que están sueltas las sacamos siempre al principio", explicaron las loteras que esperan que el premio sirva como campaña de marketing de cara a otros sorteos. "Y que nos conozcan, que parece que solo se oye sobre los grandes y los pequeños también damos premios, aunque seamos los grandes olvidados", puntualizaron.

"Hemos estrenado el año de la mejor manera posible", expusieron tras reconocer que las restricciones de movilidad han provocado que se compre más en el lugar de origen. "Seguro que los ganadores son gente del barrio. Aquí no viene gente desde Bilbao", indicó Ainhoa, a lo que Nerea agregó: "No es una zona de paso. Estamos un poco apartados y es más fácil que la gente de aquí vaya fuera que al contrario". Aunque muchos curiosos se acercaron hasta la administración, los agraciados no hicieron acto de presencia. O al menos no se identificaron. "Llevamos muchos años aquí en el barrio y es una alegría poder premiar a una gente tan fiel. Con esto compensas la fidelidad de los clientes habituales", expuso Nerea.

"¿Si se notará en los negocios? Me imagino que la gente andará con más alegría", afirmó Anabel Montero, propietaria de la floristería Anabel ubicada a escasos metros de la administración de lotería, sin esconder su alegría. "Es más dinero que entra al barrio, hace falta consumo", aseguró por su parte Iker Mallo, mientras despachaba en el bar Milano. En la calle no se hablaba de otra cosa. "A mí no me ha tocado, pero estoy encantada de que haya caído en el barrio. Incluso me emociono", afirmó con lágrimas en los ojos Montserrat San Román, una pensionista de Zorrotza, que charlaba con Pilar Blázquez: "Los que cobramos una pensión, aunque no sea mucho, tenemos de qué vivir, pero hay gente que no tiene ningún ingreso porque está en paro". Otra vecina interrumpió la conversación: "¡Esto es vida para el barrio!".

Muy repartido El gordo de El Niño se repartió en más de una veintena de provincias. Entre algunas de las localidades premiadas se encuentran Chirivel, en Almería; Oviedo, en Asturias; en Barcelona, además de en la capital, cayó en Badalona, Castelldefels y Sallent; en Burgos; Plasencia, en Cáceres; Jerez de la Frontera y Vejer de la Frontera, en Cádiz; Laredo, en Cantabria; As Pontes de García Rodríguez, en A Coruña, y Donostia, donde se vendieron dos décimos.

El segundo premio, correspondiente al número 03436, también fue muy repartido. Erandio y Ermua –con la venta de un décimo que otorga 75.000 euros– fueron algunas de las localidades agraciadas. Asimismo, el tercer premio, ligado al 05587, repartió una parte en otras dos administraciones de Ermua, así como en Derio. Juan Amancio, el lotero de esta última localidad, señaló que al tratarse de un punto de venta mixto no tenía opción de comprobar cuántos décimos había vendido, pero se mostró muy contento.

"Estábamos con los regalos de los chiquillos y en el último momento nos ha llegado la sorpresa"

Nerea Leal

Lotera de Zorrotza

"Seguro que los ganadores son gente del barrio; aquí no viene gente desde Bilbao"

Ainhoa Leal

Lotera de Zorrotza

"¿Si se notará en los negocios? Me imagino que la gente andará con más alegría"

Anabel Montero

Propietaria de la floristería Anabel

noticias de deia