La hostelería vasca pide la colaboración ciudadana

Los profesionales y las asociaciones reclaman un compromiso para cumplir las normas y que los locales puedan seguir abiertos más allá de enero

12.12.2020 | 00:20
Ayer fue una jornada de muchos preparativos para la reapertura hoy de los locales de hostelería.

Recomendaciones, normas y responsabilidad son los factores principales a tener en cuenta en la esperada reapertura de la hostelería de Euskadi. Después de más de un mes sin bares, cafeterías o restaurantes, hoy las calles de muchos municipios vascos tendrán un aspecto más vivo y animado, pero esta vuelta a la actividad de una gran mayoría de locales requiere que tanto los clientes, como los hosteleros y la ciudadanía en general, hagan un uso responsable de terrazas e interiores y respeten las limitaciones de horarios y aforo.

El cumplimiento de las normas establecidas por el Gobierno vasco para la actividad hostelera a partir de hoy y la responsabilidad de usuarios y profesionales van a ser claves para lograr que esta reapertura sea segura y duradera. "Si la sociedad vasca quiere que la hostelería esté abierta a partir del 10 de enero el esfuerzo contra la pandemia no puede recaer solo en el hostelero, que vigilará, limpiará, buscará que se mantengan las distancias entre mesas, intentará controlar que las mascarillas solo se eliminen en el momento de la ingesta...", pero el compromiso debe ser "general de la ciudadanía", apuntó ayer el secretario general de los empresarios de hostelería de Gipuzkoa, Quino Martínez. Pese a lo "desagradable" de "comer un pincho subiendo y bajando la mascarilla entre bocado y bocado, es algo que pedimos a la ciudadanía para que la hostelería pueda seguir abierta", insistió Martínez.

Después de dos días de actividad frenética para reabastecerse de género y poner en condiciones los establecimientos, los hosteleros vascos se debaten hoy entre la esperanza y la cautela, porque confían en que la reapertura en estas fechas de mayor actividad comercial y social les permita recuperarse un poco de las pérdidas generadas por el cierre, pero también porque son conscientes de que las restricciones de consumo en el interior de los locales y de horarios harán difícil poder rentabilizar el hecho de levantar la persiana.

"Ayer y hoy son días de pedidos y movilización de local. Hay que levantarlo todo, limpiarlo, recogerlo, ponerlo en marcha...", señaló ayer el presidente de la asociación de hosteleros de Bizkaia, Bonifacio García, quien pese a las limitaciones, reconoció que afrontan la reapertura con "ánimo importante", después de "otro mes de sequía económica". García también demandó un plan de rescate para el sector, al que se "obliga" a cerrar –recordó–, así como responsabilidad en su comportamiento a la ciudadanía para que los locales puedan seguir abiertos: "Es necesario que todos nos comprometamos", sostuvo.

Los representantes de las asociaciones de hostelería se unen así a las declaraciones realizadas este jueves por la consejera de Salud y el portavoz del Gobierno vasco apelando a la responsabilidad "de todos" para que la vuelta a bares y restaurantes no trunque la senda de reducción de contagios que Euskadi lleva transitando desde noviembre. Es precisamente ese descenso en las tasas de incidencia acumulada y de positividad lo que ha permitido la flexibilización de algunas medidas sanitarias. Se trata, por tanto, de una oportunidad para demostrar que la hostelería puede funcionar y ser un espacio seguro con el cumplimiento de las normas previstas.

Coincidiendo con la reapertura de los locales, la plataforma SOS Ostalaritza ha convocado para hoy nuevas manifestaciones en las capitales vascas. "Nos sentimos engañados por las instituciones porque no hay ayudas suficientes", argumentó su portavoz, Ihintza Torres.

"Es necesario que todos nos comprometamos para que los locales puedan seguir abiertos"

Bonifacio García

Presidente Hosteleros de Bizkaia

"El esfuerzo contra la pandemia no puede recaer solo en el hostelero"

Quino Martínez

Secretario general Hostelería Gipuzkoa