El Gobierno vasco advierte de que la situación "no invita a la movilidad" en Navidad

Lakua recuerda que quedan muchos meses de convivir con el coronavirus

11.12.2020 | 01:12
El decreto del lehendakari de actualización de medidas específicas de prevención mantiene la restricción de entrada y salida del territorio de la Comunidad Autónoma Vasca.

Las medidas anunciadas por el lehendakari para el periodo navideño "no son una invitación a la movilidad", sino "todo lo contrario", reiteraron el jueves la consejera de Salud y el portavoz del Gobierno vasco antes de recordar que la situación en Euskadi es de "emergencia y alto riesgo" y que los ciudadanos deben actuar con responsabilidad.

Tras el anuncio de la reapertura de la hostelería y del próximo levantamiento del confinamiento perimetral, desde el Gobierno vasco varias voces coincidieron en advertir de que la aplicación y duración de estas medidas dependen de "cómo nos comportemos" y que las restricciones pueden endurecerse si los datos de evolución de la pandemia empeoran. En este sentido, el coordinador de la comisión técnica para el control de la pandemia en Euskadi, Jonan Fernández, indicó que si en las próximas semanas se detectan datos que indican un empeoramiento de la situación habría que tomar nuevas medidas restrictivas, aunque el Gobierno vasco trabaja con la hipótesis de que irán a mejor. En una entrevista en Onda Vasca, Jonan Fernández remarcó que Euskadi ha pasado de una situación epidemiológica "muy mala" a una "mala" y explicó que las medidas anunciadas el pasado miércoles por el lehendakari tratan de buscar un "equilibrio" para aliviar la situación pero procurando que después de las fiestas "no estemos peor".

En cuanto a las medidas aprobadas por el Consejo Asesor del LABI, el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, aclaró que hasta el próximo 11 de enero los vascos no deben desplazarse entre municipios salvo que sea necesario, mientras que si acuden a bares y restaurantes deberán ser responsables y no bajar la guardia con las medidas preventivas. Zupiria detalló en Radio Euskadi las medidas que recoge el decreto publicado hoy y que estarán vigentes hasta el 11 de enero. Puntualizó que bares y restaurantes se reabren al 50% de aforo, se permitirá la movilidad en cada territorio, pero los txokos y sociedades siguen cerrados, no se podrá hacer deporte en grupo ni pasar a Iparralde.

El decreto también detalla que los establecimientos hosteleros de los municipios vascos de menos de 5.000 habitantes deberán cerrar solo si la situación epidemiológica lo requiere o si se detectan brotes, independientemente de que la incidencia acumulada de contagios supera los 500 casos por cada 100.000 habitantes. El borrador del decreto establece que los bares y restaurantes podrán reabrir a partir del sábado en los municipios que no se encuentren en zona roja. Actualmente hay cuatro localidades en ese nivel: Arrigorriaga, Arrasate, Eibar y Ordizia.

Bingen Zupiria aseguró que el objetivo del Gobierno vasco "es concienciar de que aún quedan muchos meses" en los que habrá que convivir con el covid y que habrá que actuar con prudencia y responsabilidad. "Ni de la declaración que leyó el lehendakari, ni del decreto se puede sacar como consecuencia que estemos haciendo una invitación a la gente a desplazarse para encontrarse con amigos o ir de potes" a otros municipios, sino "todo lo contrario", sentenció Bingen Zupiria.

"La medida que se ha adoptado respecto a la hostelería no es una invitación para que hagamos planes en el pueblo vecino. Cada uno sabrá si tiene o no la necesidad de ir de Durango a Bilbao, de Oion a Vitoria o de Hernani a Beasain a tomar un pote. Creo que no es algo imprescindible", opinó. Añadió que "las medidas aprobadas buscan un equilibrio entre la salud y la economía, entre la salud y la cultura, la convivencia, y la actividad deportiva y entre la salud y el bienestar emocional de las personas" y dependerá del cumplimiento de las normas y de "la actitud personal" de cada ciudadano que salga bien o no. Advirtió, por tanto, de que la hostelería podrá permanecer abierta "dependiendo de cómo nos comportemos todos".

El portavoz reconoció que todos los consejeros sufren "en su nuca" las presiones desde todos los sectores económicos para forzar la flexibilización de las medidas restrictivas, sin embargo –dijo– las decisiones se irán tomando en función de la evolución de la incidencia de la enfermedad.

Los menos posibles
 

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, también aclaró que las nuevas medidas preventivas anunciadas por Iñigo Urkullu "no son una invitación a la movilidad" de las personas, sino una manera de "canalizar un período especial del año" como son las navidades, y aseguró que los ciudadanos "saben bien en qué situación estamos" y van a "actuar con responsabilidad". Sagardui destacó que "lo más importante" durante las próximas fechas, al igual que hasta ahora, es reunirse "lo menos posible en las calles y en grupos lo más pequeños posibles", ya que –dijo– "aún estamos en una grave situación". La consejera reconoció que la ciudadanía está haciendo un esfuerzo para convivir con el coronavirus, "porque no ha desaparecido, ni va a desaparecer aún", por lo que instó a utilizar las medidas establecidas "con prudencia". "Entiendo el cansancio y la frustración, pero la situación es la que es, y la pandemia está aquí. Sagardui recordó que estas navidades "deben ser diferentes" debido a la pandemia, y que "lo que todos tenemos claro es que queremos estar juntos en las próximas navidades", para lo que "quizás este año debamos hacer un esfuerzo y sufrir un poco".

Movilidad entre territorios
 

Por otro lado, el Decreto Ley que se publicará este viernes establecerá que el cierre perimetral por municipios se anulará a partir del sábado y a partir del día 23 de diciembre se podrá salir del territorio histórico, es decir, libre movimiento entre los tres territorios de la CAV sin excepciones. Para la salir fuera de la CAV los días señalados se ha elaborado un modelo de declaración responsable para justificar los desplazamientos por visitas a familiares o allegados en navidades, en el que se incluyen los datos de la persona que se desplaza, así como los de la que se visita, especificando los domicilios de ambos y su parentesco. Esta declaración deberá precisar los requisitos que se pretenden acreditar en relación con el origen, destino y causa del desplazamiento, así como los datos de contacto del familiar o allegado que se visita. La inexactitud o falsedad en la declaración determinará la imposibilidad del desplazamiento.

"No se está haciendo una invitación a la gente a desplazarse para encontrarse con amigos"

Bingen Zupiria

Portavoz del Gobierno vasco

"Entiendo el cansancio y la frustración, pero la situación es la que es, y la pandemia está aquí"

Gotzone Sagardui

Consejera de Salud