Las defunciones aumentan un 20% en Euskadi en el segundo trimestre debido al coronavirus

Según Eustat, el coronavirus es la tercera causa de mortalidad en Euskadi con 1.218 casos

16.11.2020 | 11:00
Las defunciones aumentaron en Euskadi en el segundo trimestre debido a la pandemia

Euskadi registró 6.054 defunciones en el segundo trimestre de 2020, un 19,5% más que hace un año. De ese total, el 20,1% se atribuye al coronavirus, que está detrás como causante de 1.218 de esas muertes, según los datos elaborados por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

El incremento en el número de defunciones ha sido del 24,2% respecto a la media de los últimos 10 años. Entre abril y junio se han producido en Euskadi un total de 987 fallecimientos más respecto al mismo trimestre del año anterior, y 1.178 más que la media de la década anterior.

MUERTES POR TERRITORIOS

Por territorios, en Bizkaia el aumento de las defunciones llegó al 20,9%, mientras que en Araba fue del 19,1% y del 16,9% en Gipuzkoa. Por sexos, fallecieron 2.910 hombres y 3.144 mujeres, lo que supone un incremento del 13,2% para los hombres y del 26% para las mujeres.

Las principales causas de defunción se encuentran los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio, que produjeron 1.457 y 1.284 fallecimientos, respectivamente, lo que hace que entre ambas sumen el 45,3% de las defunciones. Como tercera causa de mortalidad se sitúa el covid-19 con 1.218 casos, el 20,1% del total.

Estas muertes por covid-19 se clasifican en 2 grupos: 1.034 lo fueron por covid-19 confirmado y 184 por probable presencia del virus. Además, hubo otras 160 defunciones en las que el covid-19 estuvo entre las causas de defunción certificadas, pero sin ser la causa fundamental.

Por territorios, la cifra más elevada por muertes por coronavirus corresponde a Bizkaia, con 741 decesos; seguido por Gipuzkoa con 263 y Araba con 214. En cuanto a las capitales, destaca Bilbao, con 287 defunciones motivadas por coronavirus, seguida por Gasteiz con 175 y Donostia con 55. También sobresale Barakaldo, con 88 defunciones.

En el acumulado del primer semestre de 2020, se produjeron un total de 1.720 defunciones debido al covid-19; de entre ellas, 1.463 se vieron confirmadas por un análisis específico, en tanto que 257 fueron diagnosticadas como covid-19 probable. La mayoría de estas defunciones tuvieron lugar en los meses de marzo (502) y abril (1.048), reduciéndose en mayo a 147 y casi desapareciendo en junio (23).

Conviene resaltar que el covid-19 estuvo también presente en otras 206 defunciones de estos mismos meses, pero sin constituir la causa principal de las mismas, conforme aparece en los certificados médicos de defunción y aplicando los criterios de codificación de causas de muerte de la Organización Mundial de la Salud.

CAUSAS

Las defunciones por causas respiratorias descendieron un 35,9% respecto al mismo trimestre del año anterior. Las causadas por enfermedades del sistema nervioso fueron 349, lo que supuso un descenso del 1,7% respecto al mismo trimestre del año anterior y de un 11,9% respecto al cuarto trimestre de 2019. Por su parte, las defunciones causadas por enfermedades digestivas fueron 227, con un descenso del 2,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

El motivo de las defunciones continuó siendo distinto según el sexo; entre los hombres, los tumores fueron la primera causa de defunción (29,5%) y, entre las mujeres, las enfermedades del sistema circulatorio (22,5%); éstas últimas fueron la segunda causa (19,8%) para los hombres, mientras que para las mujeres fue el covid-19 (21%).

Por lo que respecta al crecimiento vegetativo del País Vasco, fue negativo en el primer trimestre de 2020, con un descenso de 2.470 personas y en los tres territorios se ha perdido población: en Bizkaia 1.698 personas, en Gipuzkoa 577 y en Alava 195.

La cifra de defunciones de mujeres (662) superó a la de hombres (556), mientras que, por edad, cabe destacar que el 75,4% de las defunciones por covid-19 se produjo en mayores de 80 años y un 22,3% en el grupo de personas entre 60 y 80 años.

Estas defunciones se produjeron, de forma mayoritaria, en los hospitales vascos (55,1%), seguidos por las residencias socio-sanitarias (38,9%), los domicilios (4,2%) u otros lugares (1,8%).