Los sindicatos de Osakidetza reclaman medidas inmediatas

Tras las concentraciones ante los hospitales advierten de que pueden intensificar las protestas

25.09.2020 | 19:24
Trabajadores de Osakidetza se manifiestan por más recursos y seguridad.

Los hospitales vascos fueron el viernes los escenarios de concentraciones de protesta de los trabajadores de Osakidetza, que acudieron a la convocatoria realizada por todos los sindicatos presentes en el servicio vasco de salud: Satse, ELA, LAB, SME, CC.OO., UGT y ESK. El gesto sirvió para manifestar el "hartazgo" de los empleados con la actual situación y pedir que se tomen "soluciones inmediatas" para buscar una salida a los problemas "graves" que afronta el sistema sanitario vasco. Además, aprovecharon para lanzar el mensaje de que, si no se toman esas medidas, intensificarán las movilizaciones.

Los sindicatos valoraron ayer en un comunicado conjunto, el "amplio" seguimiento que tuvieron las concentraciones ante todos los centros hospitalarios de Osakidetza y que refleja el "enfado y hartazgo" de la plantilla, al igual que sucedió la semana pasada con las protestas ante los centros de Atención Primaria, por "la sobrecarga sistemática de trabajo que sufren, la falta de medios humanos y materiales con la que tienen que lidiar en el día a día, y las condiciones extremas en las que han tenido que desarrollar su trabajo en la pandemia".

El apoyo a las protestas convocadas este viernes, remarcaron, "da buena cuenta de la necesidad de soluciones urgentes y de calado". En este sentido, subrayaron que el sistema sanitario sufre "problemas estructurales que vienen de lejos", que se han agravado con el paso del tiempo y que el departamento de Salud "no ha tenido voluntad de abordar y solucionar".

Los sindicatos indicaron que la actual crisis sanitaria ha agravado la situación, pero "han sido las políticas de recortes de los últimos años y el debilitamiento progresivo del sistema sanitario los que verdaderamente han lastrado la respuesta al coronavirus y los que han provocado que, también en el día a día, el personal tenga que realizar su labor en condiciones extremas".

"Falta de inversión en sanidad pública, altas tasas de temporalidad, sobrecarga sistemática de trabajo, escasez de medios humanos y materiales, recortes en las condiciones laborales y privatización de servicios", fueron algunas de las lagunas de Sanidad que denunciaron.

Las centrales sindicales añadieron que además, "en los peores momentos de la pandemia, la plantilla ha vivido una situación extrema", debido a "la falta alarmante" de medidas de protección que ha derivado en altas tasas de contagio, cargas de trabajo "intolerables", estrés físico y emocional, además de "limitación o eliminación de derechos laborales básicos como descansos y vacaciones".

Los sindicatos señalaron que, en los últimos días, el departamento de Salud ha realizado "declaraciones de buenas intenciones y eventuales medidas a cuatro años vista". Por su parte, advierten de que Osakidetza "necesita soluciones inmediatas que no pueden demorarse más en el tiempo".

"Es urgente pasar de las palabras a los hechos, de las declaraciones propagandísticas a las soluciones estructurales. Deben darse pasos inmediatos en este sentido. De no ser así, intensificaremos las movilizaciones", aseguraron.

Finalmente, los sindicatos presentes en la sanidad vasca realizaron un llamamiento, tanto a la plantilla como a la ciudadanía, a participar el próximo 3 de octubre en la manifestación convocada en Bilbao, que partirá del Sagrado Corazón a las doce del mediodía. "Está en juego nuestro sistema sanitario y la salud de todos", subrayaron.