Sindicatos vascos de Educación ven difícil desconvocar la huelga del 15 de septiembre

Niegan "rotundamente" que haya habido contactos con el Departamento en "dos meses largos" y piden que concrete una fecha para reunirse

04.09.2020 | 13:09
Un niño mira su colegio cerrado en Bilbao.

Los sindicatos vascos de Educación han reconocido que es una "hipótesis difícil de contemplar" que se desconvoque la huelga del 15 de septiembre cuando, "en dos meses largos", la Consejería liderada por Cristina Uriarte "no ha querido tener ningún contacto" con los representantes de los trabajadores.

Integrantes de todos los sindicatos con presencia en Enseñanza, ELA, STEILAS, LAB, CCOO y UGT, han registrado este viernes en Bilbao la convocatoria de huelga prevista para el próximo día 15 en el sector en el marco de las movilizaciones que han iniciado este mismo viernes con concentraciones en centros educativos de Euskadi para reclamar un regreso a las aulas "seguro y consensuado".



En declaraciones a los medios de comunicación, el portavoz de CCOO Irakaskuntza, Pablo García de Vicuña, y la representante de Steilas, Ana Pérez, se han referido a las críticas de la consejera del ramo, Cristina Uriarte, quien este viernes ha afirmado que ambas partes han "mantenido la comunicación" después de mayo, aunque ha admitido que "luego, posteriormente", durante el mes de agosto "no ha habido tanta relación".

" Negamos rotundamente que los contactos se hayan producido. Siempre hemos dicho que hay foros concretos para que los sindicatos y el Departamento hablen, pero claramente Educación ha obviado los ámbitos", ha lamentado García de Vicuña, para añadir que "no ha habido un comité de salud laboral desde abril ni mesa de planificación desde junio".

En este sentido, ha subrayado que " eso no es negociar" ni escuchar las propuestas que los sindicatos han realizado "reiteradamente". Además, ha criticado que las centrales sindicales conocieron las instrucciones sobre el regreso a las aulas el mismo día y a la misma hora que las anunciaba la consejera.

"En el mismo momento que empezaba su comparecencia nos llegó un email con las instrucciones, y eso entendemos que no es negociar ni escuchar nuestras propuestas", ha añadido.

Según ha defendido el representante de CCOO, ante la actual coyuntura, el Departamento no les ha dejado "otro camino que el de la movilización y la protesta", ya que, aunque la situación es "complicada, queremos ante todo anteponer la seguridad de los compañeros y del alumnado y eso hoy por hoy no está garantizado".

De este modo, ha considerado que es una hipótesis "difícil de contemplar" una posible suspensión de la huelga del día 15 "cuando en dos meses largos no han querido tener ningún contacto con nosotros".




Por otro lado, han reconocido que las "reivindicaciones" que Kristau Eskola y la Federación de Ikastolas han planteado a la patronal son "similares", pero otra cosa es que "las reuniones que hayan tenido con ellos hayan dado posibilidad a indagar más o recoger algunas de las propuestas que hayan hecho, pero ese escenario nosotros no lo hemos conocido".

"La interpelación directa al Departamento de Educación es por ser quien gestiona los centros públicos. En el caso de la educación privada y la concertada, la gestión es de las propias empresas, pero también demandamos a éstas que pongan los recursos y dotaciones suficientes", ha expresado Ana Pérez.



 

FECHA DE REUNION


Por otro lado, los sindicatos han instado a la Consejería a concretar la fecha para celebrar la próxima reunión anunciada este viernes por Uriarte, aunque han matizado que, pese a que "tiempo siempre existe, nos resulta increíble que, con las oportunidades que han tenido para buscar un espacio de encuentro, no se haya producido todavía".

En ese sentido, han citado como ejemplo la contratación adicional de docentes anunciada por Educación. "Hablar de contratar 1.000 profesores, cuando conocen desde julio la planificación que existe y pudiendo haber contemplado las adjudicaciones, es lanzar un mensaje de tranquilidad que no tiene concreción. Y hablar de que se harán cinco limpiezas diarias en los centros, cuando no se toca la bolsa de trabajadores, es lanzar mensajes tranquilos que sabemos que no tienen ninguna repercusión", han finalizado. EP