Los ingresos en UCI siguen contenidos pese a que los contagios marcan récord

Con niveles de nuevos positivos diarios similares a los de finales de marzo, las hospitalizaciones son mucho más bajas

31.08.2020 | 01:54
Las necesidades de atención hospitalaria en agosto son muy inferiores a las registradas en marzo y abril, aunque las cifras de contagios son similares.

Bilbao – La semana concluida ayer, en la que el Departamento de Salud notificó las cifras más altas de contagios desde el inicio de la pandemia, en Euskadi se detectaron casi 4.700 nuevos casos de covid-19. Es un número muy alto de personas que dieron positivo en las pruebas masivas realizadas y que evidencian un elevado grado de transmisión del virus pero que, a diferencia de los peores momentos de esta crisis sanitaria, requieren unos niveles de atención hospitalaria inferiores a los de marzo o abril. Con niveles similares de contagios diarios, las diferencias en el número de ingresados en planta superan las mil personas y las 200 cuando se trata de pacientes en UCI.

Ayer el Departamento vasco de Salud informó de que 673 personas habían dado positivo en las 7.261 pruebas PCR realizadas a lo largo del sábado. Se trata de una cifra de contagiados inferior a la de la víspera, 866, pero que cierra una semana de máximos, ya que a los 764 casos positivos anotados tanto el jueves como el viernes, le siguió el récord histórico de 866 positivos del sábado. En total, 4.697 personas infectadas a las que hay que hacer seguimiento y rastreo de contactos con la finalidad de que la cifra no siga en aumento.

La situación epidemiológica en Euskadi, que en buena parte es el resultado de grandes reuniones festivas asociadas al verano, preocupa a las autoridades sanitarias y a los responsables políticos porque esos niveles máximos en las cifras diarias de contagios se dan cuando está a punto de empezar el curso escolar y también se prevé un regreso laboral significativo. Desde el punto de vista asistencial, sin embargo, la situación actual es bien distinta de la vivida a finales de marzo y principios de abril, cuando la cifra de contagiados era comparable a la de este mes de agosto –superaba diariamente los 500 y llegó a más de 700– pero los ingresos hospitalarios –diarios y acumulados– estaban en niveles muy superiores. De hecho, ahora hay 33 pacientes en UCI, 200 menos que los ingresados el 2 de abril, cuando la presión sobre el sistema hospitalario era máxima.

Así, el pasado viernes el Departamento de Salud informó de que se habían producido 764 nuevos casos positivos y 54 ingresos en planta en los hospitales vascos, que totalizaban 225 ingresados, 32 de ellos en las UCI. Ayer el total de pacientes en UCI aumentó en uno –33– y otras 32 personas ingresaron en planta. El sábado, cuando se alcanzó el récord de contagios de coronavirus –866 en un solo día–, hubo 44 nuevos ingresos en planta y había 32 pacientes en las UCI vascas.

Los máximos Por contra, el pasado 2 de abril, con 491 nuevos positivos detectados, la cifra total de pacientes ingresados en UCI era de 232 –el máximo hasta la fecha, según los datos de los boletines estadísticos–, tras trece nuevos ingresos, mientras en planta había 1.609 personas. El 25 de marzo, que con 724 nuevos casos tenía hasta esta semana el récord diario en positivos detectados, se registró el mayor número de ingresos en UCI en una sola jornada: 31 pacientes. Con esos ingresos, las UCI de los hospitales vascos acumulaban en esa fecha 164 enfermos de covid-19 y en planta había otros 1.549 pacientes. Tan solo en el hospital de Cruces ingresaron ese día 52 personas en planta y ocho en Cuidados Intensivos. Un día antes, el 24 de marzo, hubo 579 casos nuevos, los ingresos en planta se elevaron a 352 y ya sumaban 1.429, además había 139 personas en las UCI. En la primera semana de abril el hospital de Cruces alcanzó su cifra máxima de ingresados en UCI: 76 pacientes, igual que el de Basurto, con 4,1 y el de Galdakao, con 26. En el Hospital Donostia también superaron los 44 ingresados durante varios días y en Araba rondaron los cuarenta.

A partir de esos máximos en contagios, ingresos y hospitalizados, tanto en planta como en UCI, las cifras diarias de la evolución de la pandemia en Euskadi fueron disminuyendo hasta alcanzar niveles bastante bajos en junio. Posteriormente la desescalada en las medidas restrictivas y de contención, el retorno a las actividades cotidianas y, sobre todo, el ocio y las reuniones lúdicas y sociales vinculadas con el verano y las vacaciones cambiaron en parte esa evolución positiva, llevando de nuevo los índices a niveles elevados de contagio, aunque no de necesidades asistenciales.

No obstante, el aumento lento pero progresivo de ingresos en UCI y de pacientes diarios que requieren hospitalización es un factor de alerta para los responsables sanitarios.

La evolución

Positivos

Máximos. Esta semana se han registrado la primera y segunda cifras más elevadas de positivos diarios confirmados a través de pruebas PCR: 866 casos notificados el sábado 29 y 764 casos, tanto el jueves 27 como el viernes 28. Hasta este momento, el récord estaba en los 724 casos registrados el 25 de marzo, en la fase más aguda de la pandemia.

En UCI

Diferencias. Hace una semana, el lunes 24, en las UCI de los hospitales vascos había ingresadas 27 personas con covid-19, una cifra que creció hasta los 33 pacientes ingresados ayer. El nivel máximo de pacientes en UCI se alcanzó el 2 de abril con 232 personas en Cuidados Intensivos. Ese día se habían registrado 491 casos nuevos. El día en que hubo mayor número de ingresos en UCI fue el 25 de marzo, con 31 nuevos pacientes. Esa fecha también fue la de más casos diarios, 724; un hito que ya se ha superado.

En planta

Hospitales. Las cifras máximas de nuevos positivos registradas esta semana han ido acompañadas de 42, 54 y 44 pacientes ingresados en planta hospitalaria los días 27, 28 y 29, respectivamente. Con esos ingresos el total de hospitalizados en la actualidad supera los 220, pero se halla aún muy lejos del máximo de 1.835 registrado el 29 de marzo, un día en el que el nivel de nuevos positivos fue sensiblemente más bajo (246 casos) que el actual. La cifra más alta de ingresos en planta en un solo día se dio el 24 de marzo, con 352 nuevos pacientes.

25 de marzo

Datos. El 25 de marzo, cuando se estaban viviendo los peores momentos de la primera ola del coronavirus, se detectaron 724 nuevos positivos; 352 personas ingresaron en planta, donde había un total de 1.429 pacientes; y 24 enfermos llegaron a las UCI, que acumulaban ya 139 pacientes.

29 de agosto

Un récord. El pasado sábado, el Departamento de Salud notificó que las pruebas PCR realizadas habían confirmado 866 nuevos casos, el máximo de toda la pandemia. Ese día 44 personas requirieron ser ingresadas en planta en algún hospital. Al tratarse del fin de semana, Salud no aportó datos del total de hospitalizados, que la víspera eran 225, pero sí de ingresados en UCI, que alcanzaron los 32 pacientes.

Pruebas. El pasado sábado se realizaron 7.261 pruebas PCR, por lo que el porcentaje de infectados respecto a los test hechos es del 9,2%, superior al de los cinco días anteriores, que oscilaron entre el 8,3% y el 8,6%.

Territorios. Bizkaia concentra el mayor número de personas positivas diarias como ocurre desde hace semanas, con 359 casos nuevos, 180 menos que el dato anterior, mientras que en Gipuzkoa ayer se notificaron 182 nuevos casos (28 menos) y en Araba subieron a 128 (16 más). Otros cuatro son de personas con residencia fuera de Euskadi.