La Fundación la Caixa ha atendido a 3.337 pacientes

La atención psicosocial mejoró los síntomas en el 90% de los enfermos

06.08.2020 | 00:14
Una sanitaria de los EAPS atiende a una usuaria.

3.337 pacientes y 4.397 familiares han sido atendidos en Bizkaia por el Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Fundación la Caixa desde que fue puesto en marcha en 2009.

El programa se implementa a través de una red de Equipos de Atención Psicosocial (EAPS) distribuidos por todo el Estado y proporciona a enfermos y familiares una atención cálida y personalizada que complementa la labor que las unidades de cuidados paliativos realizan en hospitales y domicilios. Su finalidad es alcanzar una atención integral basada en el apoyo emocional, social y espiritual al paciente y a sus familiares, y también en la atención al duelo, el apoyo a profesionales de cuidados paliativos.

En la CAV el programa actúa en once centros hospitalarios y con otros tantos equipos de soporte domiciliario, a través de dos EAPS, la del Hospital San Juan de Dios, de Santurtzi, y la de Matia Fundazioa.

Con el Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, las dimensiones que mejoran en los pacientes son la psicológica, la social y la espiritual. La evaluación científica del programa concluye que la atención psicosocial ofrecida responde a las necesidades y mejora en el 90% de los casos los síntomas provocados por la enfermedad y que perjudican el estado anímico y psicológico de los enfermos atendidos.

UN AÑO DIFERENTE
 

Durante la pandemia provocada por el covid-19, la Fundación ha puesto a disposición los 44 EAPS con los que cuenta en todo el Estado para cubrir las necesidades psicosociales de las personas afectadas por el virus. La atención al duelo en circunstancias extremas como las producidas estos últimos meses, ha sido también objeto de trabajo por parte de los profesionales del programa, que además, han tenido que realizar muchos esfuerzos y maniobras para acompañar a los pacientes con menos recursos, debido a la dificultad de derivación a los hospitales. En estas circunstancias los EAPS han incrementado su labor, abordando no solo los problemas derivados del covid-19, sino también todas aquellas enfermedades terminales que afectan a sus usuarios.

Desde que fue decretado el estado de alarma el pasado marzo, el EAPS del hospital San Juan de Dios, de Santurtzi, ha atendido a 189 personas en el final de su vida y a 367 familiares.