Osakidetza detecta varios casos de bebés infectados durante reuniones familiares

Además de los rebrotes, preocupa que de los nuevos ocho contagios, dos correspondan a niños menores de 1 año

24.06.2020 | 01:31
Numerosos niños estrenaron ayer la reapertura que realizó el Ayuntamiento de Bilbao de sus 165 parques infantiles.

Con la nueva normalidad, el coronavirus adquiere una dimensión hasta ahora desconocida, la del contagio de los más pequeños de la casa. Porque además de los rebrotes, la pandemia adquiere una derivada preocupante, el incremento de infecciones en menores. Y es que Euskadi ha registrado en la última semana varios casos de niños menores de 1 año infectados por covid-19. La consejera de Salud, Nekane Murga, reconoció ayer que "ha bajado la edad media de las personas que han dado positivo", y que el lunes hubo "dos casos positivos de niños de corta edad". De hecho, de los ocho nuevos contagios, dos corresponden a bebés.

Murga admitió que esta nueva situación "llama la atención" y explicó que Osakidetza ha establecido que varios de ellos habían tenido contactos estrechos en diversas reuniones con algunos familiares que, sin embargo, eran personas con las que no convivían. Hay que señalar que en el transcurso de estos más de cien días, Osakidetza había registrado 84 casos positivos en niños de hasta 9 años, un 0,4% del total. Un bajo número de casos que no ha provocado ningún fallecido, al igual que ocurre en el segmento de edad entre 10 y 19 años, con 227 positivos contabilizados.

Desde el inicio de la pandemia, la ciencia ha intentado saber por qué el SARS-CoV-2 afectaba menos a los niños. Las últimas investigaciones creen haber hallado la respuesta en los vasos sanguíneos de los más pequeños, mucho más sanos que los de los de las personas de más edad.

En esta línea, Murga recordó que los niños no suelen tener una manifestación grave de la enfermedad, pero advirtió de que "puede ocurrir que alguno la tenga" y apeló a la sociedad a que proteja a los menores. No hay que olvidar que la población joven e infantil apenas ha registrado mortandad a causa de este mal. Más de 1.400 niños han sido diagnosticados de coronavirus en el Estado español, de los cuales algo más de la cuarta parte ha precisado ingreso hospitalario y apenas ha trascendido alguna muerte aislada, notificada en las comunidades de Madrid y Aragón.

Focos controlados Sobre otro de los puntos negros de esta crisis sanitaria, los rebrotes, la consejera aseguró que todos los focos detectados en las últimas semanas están controlados, en referencia a los registrados en los hospitales de Basurto, con 45 positivos, Txagorritxu, con quince, y en la residencia de la congregación de las Siervas de Jesús de la capital vizcaina, con ocho positivos.

Solamente uno de los cuatro focos ha tenido nuevos contagios. Se trata del brote de Orio, relacionado con "un contexto muy familiar y social", con seis positivos registrados el fin de semana y que ya alcanza los ocho, uno en ese municipio y el segundo, en otra localidad. No obstante, Murga, aseguró que ambas personas ya estaban en aislamiento, al ser contactos estrechos de los primeros identificados y se felicitó por la capacidad "precoz" de poder frenar estos focos. "No hay ninguna evidencia de transmisión comunitaria", enfatizó. En este sentido, el indicador R0, que estima el número de contagios que puede provocar una persona, mejoró ligeramente y se sitúa ahora en 0,92, frente al 0,99 del domingo. Además, los hospitalizados en las UCI vascas son diez, el mismo número que el día anterior.

Tras los nuevos contagios detectados, cuatro en Gipuzkoa –Orio, Hondarribia, Ordizia y Pasaia–, tres en Bizkaia –dos en Bilbao y uno en Lekeitio– y uno en Gasteiz, el número de infectados en Euskadi desde el inicio de la pandemia se eleva a 20.725, mientras que el número de fallecidos se sitúa en 1.605 ya que el virus se cobró el lunes una nueva víctima. La cifra de fallecimientos recogida en el boletín diario sobre la evolución de la pandemia se refiere a las personas que han dado positivo en una prueba PCR en los últimos sesenta días y que han muerto ahora, aunque no siempre la causa del deceso tiene que ver directamente con el covid-19.

Además, 13.605 personas, 24 más que el balance anterior, negativizaron el virus, mientras que las altas hospitalarias por covid-19 son 4.287, dos más que en el último registro.

La consejera, a preguntas de los periodistas, aseguró que continúan los controles con seguimiento más estrecho en aquellas actividades y colectivos de mayor riesgo, como es el caso de los temporeros, aunque comentó que ahora hay "muy pocos" en Euskadi. En cuanto a la campaña electoral y la jornada de los comicios del 12 de julio, Murga explicó que el riesgo está controlado si se mantienen las recomendaciones y las medidas de seguridad establecidas. Por ello, transmitió un mensaje de tranquilidad "ya que a fecha de hoy no hay evidencias en Euskadi de la existencia de una transmisión comunitaria". Por ello, instó a la ciudadanía a disfrutar del verano sin relajar las medidas de prevención "porque no hay que olvidar el sufrimiento que ha causado".

Sobre una posible gratificación a la plantilla de Osakidetza por su trabajo durante esta crisis, el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, presente también en la rueda de prensa, manifestó que esa decisión la tendrá que tomar el próximo Gobierno que salga de las urnas.

Experiencia acreditada. Osakidetza nombró al doctor Óscar Aller García nuevo director gerente del servicio de Emergencias de Osakidetza, en sustitución de Jon Sánchez Ibarluzea, quien dimitió el pasado mayo tras ser denunciado por saltarse el confinamiento. Aller, que cuenta con "acreditada experiencia" como gestor hospitalario en seguridad clínica y docente MIR, ocupaba hasta ahora un puesto de facultativo en la OSI Barrualde-Galdakao. Anteriormente ejerció como médico de Urgencias en los hospitales de Cruces, Basurto y Txagorritxu, además de en las UVI móviles de Emergencias.

Sustitución. Aller sustituye a Sánchez, que el 21 de abril fue denunciado por la Policía Local de Castro Urdiales por romper el confinamiento al trasladarse a su segunda residencia en la población cántabra. Sánchez legó que se había desplazado allí porque estaba a la espera de someterse al test del coronavirus, ya que en su trabajo se habían registrado varios contagios. En su carta de renuncia explicó que entendía que "las normas son iguales para todos", y que en esa situación era preciso "seguir las recomendaciones, y más siendo un cargo público".

nuevo director de emergencias

Óscar aller

"Llama la atención que esté bajando la edad media de las personas que dan positivo"

 

"Los niños no suelen tener una manifestación grave del covid-19, pero quizá alguno la tenga"

nekane murga

Consejera de Salud