Un caso positivo 'ajeno' al foco de Revilla obliga a suspender los partos en Basurto

Oakidetza deriva temporalmente a las parturientas a Cruces después de que una embarazada, que ingresó con una PCR negativa, se confirmase como infectada

13.06.2020 | 00:26
Foto: Oskar González

El resultado positivo de una prueba PCR realizada a una parturienta en el hospital de Basurto –ajeno al parecer al brote localizado en el pabellón Revilla y que ya arroja 32 contagios–, obligó a cerrar temporalmente la Maternidad del hospital bilbaino, suspender los partos y derivar a las pacientes de esa unidad al hospital de Cruces.

La consejera de Salud, Nekane Murga, explicó ayer que a la mujer infectada –que llevaba en el centro siete días– se le hizo una PCR antes de ingresar que dio negativo y que el jueves por la tarde se le volvió a repetir porque iba a ser sometida a una intervención y en ese momento arrojó un resultado positivo. A partir de ahí Osakidetza decidió como "medida cautelar preventiva" cerrar el área de partos hasta conocer el resultado de las pruebas que se están llevado a cabo a los profesionales sanitarios, pacientes y contactos de la paciente.

Una de las hipótesis que baraja Salud es que cuando a esta embarazada, que ha permanecido siempre en una habitación individual, se le practicó el primer control, estuviera en el llamado periodo ventana, es decir, el lapso de tiempo en el que la infección ya está presente, pero los anticuerpos aún no son detectables. Eso significaría que la mujer no se contagió en el hospital, sino que cuando fue ingresada, ya estaba infectada de la enfermedad. Sin embargo, en ese momento puede ocurrir que el virus no sea detectable por una PCR y que por eso diese inicialmente negativo. Pese a ello, Murga insistió en que se optó por el cierre del paritorio y por el cribado a personal y pacientes porque se considera "imprescindible descartar otras opciones". De esta forma, Salud analizará de forma exhaustiva si ha habido o no transmisión dentro de esa zona hospitalaria.

Sin conexión
 

La consejera especificó que "no se ha encontrado ninguna conexión" entre lo ocurrido en Maternidad, que se halla en el pabellón Iturrizar, y el brote del pabellón Revilla detectado en este mismo hospital. "Estas áreas están totalmente separadas. No comparten accesos y el personal de Maternidad es muy específico con matronas, puericultoras, etc... y no se suele intercambiar con otro pabellón, pero ninguna hipótesis está cerrada", subrayó.

Anualmente el hospital de Basurto registra el nacimiento de unos 2.500 bebés frente a los más de 4.500 que contabiliza Cruces, donde ayer fueron derivadas las parturientas. Aunque el número de pacientes trasladadas no se hizo público, fuentes de Cruces aseguraron que se trata de un traslado provisional hasta que se lleve a cabo la desinfección del área afectada.

Murga hizo hincapié en que la "estrecha vigilancia" que se lleva a cabo en Basurto permite "controlar la situación" y lanzó un mensaje de tranquilidad, aunque insistió en que se debe ser "muy prudente" y esperar a lo que suceda los próximos días. Por ello, además de cerrar esta área del centro hospitalario para evitar que accedan nuevos pacientes a la misma, se han tomado muestras de todas las personas ingresadas en la unidad y de los profesionales que trabajan en ella, con el fin de efectuar los pertinentes test de covid-19.

Por lo que se refiere a la evolución de los brotes hospitalarios, Murga puso de manifiesto que no se han sumado nuevas muertes ni en los focos de Basurto y ni en el hospital de Txagorritxu, tres hasta el momento, y que en el caso del centro alavés tampoco se ha incrementado el número de contagios, que se mantienen en siete. Murga apuntó que ya se han realizado 1.109 pruebas a raíz del brote del pabellón Revilla, 837 a sanitarios, 156 a pacientes y 116 a visitas y contactos estrechos, de las que tres dieron positivo, por lo que el total de enfermos en Basurto asciende a 32.

"La tendencia es buena. Sabemos que pueden darse nuevos focos de infección como consecuencia de la progresiva vuelta a la normalidad, pero estamos preparados", indicó. "Hay nuevos casos, pero se localizan gracias a un cribado precoz", destacó. La responsable de Salud aseguró asimismo que las medidas de aislamiento y seguimiento que se están adoptando son las "adecuadas", aunque advirtió sobre la necesidad de ser muy prudente.

En este sentido, confirmó que un joven con "una vida social alta" que había tenido contacto con una veintena de personas, ha dado positivo en Sodupe. Se trata de un caso detectado 48 horas antes y relacionado con una lonja de ocio juvenil. La consejera señaló que "por el momento no hay foco" porque de sus 22 o 23 contactos estrechos, a 18 ya se les ha hecho la PCR y dieron negativo. En las próximas horas se practicarán las pruebas al resto de contactos del infectado.

los datos del día

1.109 PCR

36 positivos en revilla. Tras el foco del pabellón Revilla de Basurto, se han realizado 1.109 pruebas PCR, de las que 837 corresponden a profesionales, 156 a pacientes y 116, a visitas. Los últimos resultados elevan a 32 el número de positivos de coronavirus detectados a raíz de este foco.

8 vizcainos

nuevos contagios. Los nuevos positivos confirmados en Euskadi por PCR son ocho, todos en Bizkaia, frente a los trece del jueves. Además, se han detectado 63 casos con test rápido, prueba que mide los anticuerpos y pueden indicar una infección pasada.

20.320 casos

infectados. La CAV acumula 13.562 casos positivos mediante PCR, a los que se suman los 6.758 casos detectados mediante test serológicos. Hasta el momento, se han producido 1.587 fallecimientos, tras registrarse a lo largo del jueves otros tres decesos más.

86%, curado

pacientes dados de alta. El 86,2% de los pacientes (17.420) se han curado o han sido dados de alta. El índice RO (que indica cuántas personas son susceptibles de ser contagiadas por un solo infectado) se sitúa en 1,67.