Euskadi entra en la fase 3 y se prepara para dar el paso a la 'nueva normalidad'

El Gobierno vasco apela a la responsabilidad individual para seguir con las medidas de prevención y la distancia social

06.06.2020 | 00:17
A partir del próximo lunes los ciudadanos vascos podrán circular libremente por los tres territorios históricos de la Comunidad Autónoma Vasca

Euskadi sigue avanzando en la senda de la desescalada y el próximo lunes entrará en la fase 3, el peldaño anterior a la denominada nueva normalidad en la que, en teoría, viviremos y nos moveremos con las únicas restricciones que imponga la prevención sanitaria.

A la espera de que el Gobierno vasco determine cuándo podremos estar preparados para la nueva normalidad, los vascos estamos a punto de poder movernos entre territorios históricos y reunirnos en grupos de hasta veinte personas, así como disponer de más opciones de ocio y deporte, utilizar las barras de los bares, comprar con menos limitaciones y aumentar las interacciones sociales.

Los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca forman parte de los más de 25 millones de personas que residen en las comunidades autónomas y territorios que el lunes pasarán a la fase 3, lo que implica levantar o flexibilizar la mayor parte de las medidas de limitación de movilidad, actividades y socialización impuestas desde marzo para evitar la propagación del covid-19. Según lo señalado el viernes por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en esta fase el Gobierno vasco tendrá la "gobernanza plena" de las medidas y actuaciones y también podrá decidir cuándo considera finalizado el estado de alarma y puede dar el paso a la nueva normalidad.

Así, aunque es el Gobierno vasco el que en las próximas horas deberá establecer las limitaciones de movilidad, las condiciones de acceso y los detalles para las actividades permitidas en la fase 3, en la nueva etapa, en términos generales, se eliminan totalmente las franjas horarias y se permiten las reuniones sociales y familiares en grupos de hasta veinte personas. A los velatorios en espacios al aire libre podrán asistir hasta cincuenta personas y 25 cuando los homenajes fúnebres se realicen en lugares cerrados. Para las bodas y las celebraciones en lugares de culto se permite una asistencia del 75% del aforo con un máximo de 150 personas en espacios al aire libre o de 75 personas en espacios cerrados, mientras que los comercios amplían su aforo al 50%, al igual que restaurantes y bares.

los cambios EN LA FASE 3

Los cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares de espectáculos podrán desarrollar su actividad, siempre que cuenten con butacas preasignadas y no superen la mitad del aforo autorizado. Museos y salas de exposiciones limitarán su aforo al 50% y las visitas de grupos permitirán la congregación de hasta veinte personas.

Los cambios que esta nueva fase traerán a nuestro día a día serán menos evidentes que en las etapas que incluían retomar actividades paralizadas durante el confinamiento, pero sí notaremos diferencias en la ocupación de terrazas, en la posibilidad de consumir dentro de los bares, incluso en las barras, en la reapertura de espacios culturales y deportivos y, sobre todo, en la movilidad entre los tres territorios históricos de la CAV sin necesidad de justificar el viaje. El progreso en la desescalada también traerá la vuelta al trabajo presencial de muchos vascos y la reapertura para la atención al público de un mayor número de oficinas y organismos.

La noticia del pase de Euskadi a la fase 3 "ha sido acogida con satisfacción por el Gobierno vasco dado que supone un nuevo paso hacia la nueva normalidad" y "es fruto del trabajo realizado meses atrás por miles de profesionales sanitarios, sociosanitarios y esenciales de Euskadi para frenar la pandemia". "El Gobierno vasco ya avanzó que Euskadi cumplía todos los requisitos tanto desde el punto de vista asistencial como epidemiológicos para avanzar de fase de desescalada. Así lo hizo constar en la propuesta enviada el lunes al Ministerio basada en el plan Bizi Berri que lidera el lehendakari, Iñigo Urkullu. La confirmación viene a ratificar que la propuesta realizada por el Gobierno vasco fue adecuada, al igual que en las anteriores ocasiones", señaló ayer el Ejecutivo. Recordó también que "esta situación no debe hacer olvidar a la población el trabajo realizado" y apeló "a la responsabilidad individual para seguir las recomendaciones de prevención: mantener la distancia de seguridad de dos metros, usar mascarilla cuando no se pueda cumplir con la distancia requerida y extremar el lavado de manos".

noticias de deia