Los sindicatos de Educación no volverán a las aulas si no se negocian las medidas que garanticen la salud

Dicen que con el cambio de fecha han quedado al descubierto la "improvisación e irresponsabilidad" del Departamento de Educación

14.05.2020 | 20:42
Imagen de archivo de una concentración de los sindicatos de Educación.

Los sindicatos de Educación ELA, CCOO, LAB, CCOO y Steilas han reiterado que, si no se ponen en marcha procesos "reales" de negociación de medidas, protocolos y condiciones para la vuelta a las clases presenciales "garantizando la salud", el personal no se incorporará a su puesto de trabajo.

En un comunicado conjunto, los cinco sindicatos han destacado que hoy se ha "demostrado" que el plan del Departamento vasco de Educación para volver a las clases presenciales el próximo día 18, era una "absoluta irresponsabilidad, fruto de la improvisación".

"Hoy mismo, Cristina Uriarte ha anunciado que retrasará una semana el regreso de las clases presenciales. Es decir, nos ha dado una nueva fecha, el 25 de mayo, aunque todavía no tenemos conocimiento de las medidas que se van a adoptar para garantizar la salud de nuestra comunidad educativa", han indicado.

A su parecer, es "absurdo" que sean fechas concretas las que "condicionen" la vuelta a las aulas y "no la certeza de que se han cumplido las medidas de seguridad necesarias", por lo que han reiterado su petición al Departamento de Educación para que negocie estas medidas con los sindicatos y con la comunidad educativa.

Según han resaltado, la consejera de Educación también ha dejado "claro" que está "fuera de la realidad". "Afortunadamente, la cordura y fuerza de nuestra comunidad educativa ha dicho en voz alta a la consejera lo que era evidente a todas luces: que para el 18 de mayo no se cumplen las condiciones para que plantilla y alumnado puedan volver a los centros con total seguridad", han agregado.

Tras advertir a la consejera de que "lo mismo ocurrirá en el futuro si no colabora" con los sindicatos, han señalado que "en lugar de fijar la fecha, Uriarte debe comenzar a trabajar para poner en marcha la vuelta al centro". "Sólo así garantizará la salud de personas trabajadoras, alumnado y, por extensión, de la sociedad en su conjunto", han aseverado.

"Nos resulta difícil creer a Cristina Uriarte cuando utiliza como argumento el deseo de no someter a más tensión a la comunidad educativa. Está claro que los hechos de hoy son fruto de la improvisación y de una toma de decisiones carente de garantías jurídicas, cuya consecuencia ha sido la de perturbar a toda la comunidad educativa", han concluido.