Piden reabrir las peluquerías ubicadas en los centro comerciales

Lamentan que tengan que seguir cerradas hasta finales de mes porque les deja en desventaja

06.05.2020 | 00:18
Una de las peluquerías que abrió el pasado lunes.

Las peluquerías de los centros comerciales lamentan que tengan que seguir cerradas, lo que les deja en desventaja y hace que se pierdan el "tirón" de estos primeros días de apertura. La presidenta de la Asociación de Empresas de Estética y Peluquería de Bizkaia, Cristina Oñate, trasladó las quejas de las peluquerías de centros comerciales de Bizkaia como las que se encuentran ubicadas en el Max Center, Artea o El Corte Inglés, cerradas hasta el día 25 por las órdenes del Gobierno de Pedro Sánchez.

Mientras el resto de peluquerías pueden abrir desde el pasado lunes, éstas, que son grandes locales con muchos empleados, siguen cerradas. "La peluquería de El Corte Inglés tiene 22 empleados, lo había preparado todo con mimo, se había gastado un dineral en protección y no puede abrir", detalló Oñate.

Con la actividad suspendida, pierden el tirón de las primera semanas de apertura, porque clientes y clientas "no esperan y buscan alternativas en otros locales abiertos. Es normal, si tienes que ir a trabajar presencialmente no vas a esperar otros quince días a cortarte el pelo o hacerte el tinte", asumió Oñate.

Por eso, estas peluquerías demandan poder abrir, igual que por ejemplo están abiertos los supermercados en los mismos centros comerciales. Oñate subraya que no hay ningún reproche a los centros que las acogen, sino que es una normativa que viene del Gobierno español.

Facturación al 50% La presidenta ha calculado que las peluquerías que abrieron ayer están facturando un 50% de lo normal. Aunque hay mucha demanda, las limitaciones –cada trabajador solo puede atender a una única persona cada vez y con cita previa–, los plazos de atención se alargan y se factura la mitad. Pero al menos es un 50%. "Las de centros comerciales facturan cero, y para el día 25, cuando puedan abrir, ya han perdido este primer negocio y los clientes se han ido a otro lado".

La presidenta de BIPE también aseguró que los centros que decidieron abrir el lunes están "desbordados" reservando citas, teniendo en cuenta, además, que se ha establecido que únicamente podrá haber un cliente por cada empleado en el interior del establecimiento, y señaló que los centros que han abierto sus puertas están garantizando la seguridad tanto de trabajadores como de los clientes.

Por último, Cristina Oñate manifestó que la asociación que preside envió una encuesta a las peluquerías y centros del estética para conocer su situación, "si han abierto o no, y las que no han abierto para conocer los motivos".