"El surf es deporte, por tanto es salud"

Dos surfistas de Sopela cuentan cómo pasan la cuarentena y abogan por que se permita su deporte y otros también solitarios

29.04.2020 | 00:14
Ricardo e Izkander, con las tablas en sus balcones.

Bilbao – Si hay un colectivo que siente especialmente la prohibición de acceder a las playas ese es el de los surfistas. Casi dos meses sin coger olas afecta a la moral de muchos por la inactividad y, sobre todo, por no saber cómo se concretará la desescalada en los arenales. "El surf es deporte, por tanto es salud, y tiene que autorizarse cuanto antes", solicita Ricardo Herrera, un veterano apasionado de la tabla, de la cual siente añoranza. También tiene ganas de enfundarse el neopreno su vecino de portal en la urbanización de Sopelmar, Izkander Muñoz. Ambos, cada vez que se levantan de la cama ven desde sus balcones cómo rompen las olas en las playas cercanas y es un suplicio. Izkander asegura que "nosotros no tenemos alternativa a la tabla para poder hacer en casa y es muy duro". Su compañero de tubos reconoce que "empecé el confinamiento antes de que se aplicara el estado de alerta y llevo casi tres meses encerrado en los que ya he pasado una lumbalgia, a pesar de hacer flexiones y sentadillas, pero, claro, no es lo mismo".

A pesar de oler todos los días el salitre no han bajado ni un día a Atxabiribil o Barinatxe. Muñoz asegura que "somos un colectivo responsable, no he visto ni un surfista en estas semanas". Los únicos que observó el pasado domingo Herrera en el agua fueron tres niños "a los que encima la Policía Municipal les impidió entrar, algo inaudito, ya que estaba permitido que los niños salieran con un juguete".

Sobre la fórmula por la que optarán las autoridades para que el surf pueda ser autorizado, ninguno de los dos lo tiene claro. Herrera, veterano surfista de 50 años, muy escéptico en cuanto al desarrollo de una pandemia, que él cree que tiene un origen muy interesado, sí considera que "son necesarias medidas de prevención, como poner horarios o posibilidad de entrar en función de la edad". Aún así opina que el surf es uno de los deportes menos proclive a los contagios, "ya que tenemos desde siempre una distancia social de cinco metros por seguridad propia". Al igual que Muñoz no entiende porque "dicen que se va a permitir salir a correr o andar en bici y no a hacer surf, cuando todos son deportes que se hacen en solitario".