El Gobierno vasco propone que las calificaciones finales se basen en los resultados de los dos primeros trimestres

El 1 de junio se plantea como "el peor de los escenarios" para que el alumnado de Bachillerato regrese a las aulas

22.04.2020 | 14:27
El Gobierno vasco propone que las calificaciones finales se basen en los resultados de los dos primeros trimestres

Los centros educativos decidirán si realizan la tercera evaluación o la sustituyen por una evaluación final de curso integrada, en la que el trabajo realizado durante el confinamiento desde casa solo sirva para subir nota. Esta es la medida de mayor calado incluida en el plan de fin de curso presentado ayer por la consejera de Educación, Cristina Uriarte, para organizar lo que resta de calendario lectivo en la escuela vasca. En todo caso, la "evaluación final no puede entenderse como la media de las puntuaciones otorgadas en las mediciones trimestrales". Primero, el profesorado deberá "reprogramar" los contenidos de los próximos dos meses para que el alumnado alcance unos objetivos mínimos. Además, los equipos docentes podrán emplear nuevas herramientas de evaluación como presentaciones orales por videoconferencia ante toda la clase, exámenes on line enviados por correo electrónico, postal, clasroom... o plantear la elaboración de esquemas y mapas conceptuales mediante la presentación de power points que sinteticen lo aprendido.

El criterio general para promocionar de curso seguirá siendo, como hasta la fecha, "una medida de carácter excepcional" que tendrá que estar debidamente argumentada por el Claustro. En caso de duda, Inspección Educativa comprobará que las causas de la repetición de un estudiante no estén vinculadas a las situaciones de desigualdad puestas de manifiesto durante el confinamiento. El alumnado que promocione, pero que no haya podido seguir con normalidad la educación no presencial desde su casa, contará en septiembre con un programa individualizado de refuerzo educativo que desarrollará a lo largo del próximo curso. En este contexto de promoción casi automática en Educación Básica también existe la posibilidad del sacar Bien, Notable o Sobresaliente, pero solo entre los estudiantes que hayan logrado los objetivos previstos durante las dos primeras evaluaciones presenciales. El Bien y el Notable estarán al alcance del alumnado que, habiendo logrado el desarrollo de las competencias planteadas para los dos primeros trimestres, consiga "los mínimos programados" a principio de curso para el tercer trimestre, se evalúe este de forma específica o solo como extra. Y quienes hayan alcanzado con "un nivel alto" de profundización obtendría la calificación de Notable o Sobresaliente.

En cuanto a la evaluación de los cursos sensibles que se juegan el título –Cuarto de la ESO y Segundo de Bachillerato– todo sigue como hasta ahora, tal y como establecen los decretos del Currículum Vasco. En estos niveles, serán los centros los que decidan los procedimientos para evaluar –exámenes, trabajos y ejercicios específicos– teniendo en cuenta las adaptaciones curriculares recomendadas por el Departamento de Educación en el anexo de su plan de fin de curso.

Reincorporación el 1 de junio Respecto a la reincorporación "gradual" y "limitada" del alumnado a las aulas, el Gabinete que dirige Uriarte baraja varios escenarios en función de cómo evolucione la pandemia y las recomendaciones que emita el Departamento de Salud para que ese retorno sea sanitariamente seguro, tanto para el alumnado como para los equipos educativos.

Durante la presentación de su plan de fin de curso, la consejera evitó hablar de fechas concretas para la vuelta a las aulas del alumnado de Cuarto de la ESO, Bachillerato y Segundo de Formación Profesional. Sin embargo, en el documento se plantea el 1 de junio como "el peor escenario" para la reanudación de las clases presenciales en Bachillerato.

En tal caso, Educación plantea las semanas del 1 al 16 de junio como apoyo específico al contenido de las semanas no presenciales para el alumnado de Bachillerato. Los exámenes ordinarios, se entiende ya que presenciales, serán del 17 al 19 de junio y las recuperaciones del 24 al 26 de junio. Los centros tendrán hasta el 25 de junio para informar a la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) de la nota media del alumnado que se presentará a la Evaluación de Acceso a la Universidad (EAU), que tendrá lugar entre los días 6 y 8 de julio.

La UPV/EHU envió el lunes a todos los institutos una instrucción con las medidas tomadas en la reestructuración de los exámenes de las materias de la selectividad para flexibilizar la prueba y garantizar la igualdad de oportunidades ante la situación generada por el covid-19. Básicamente, lo que se propone es que el alumnado pueda elegir entre más opciones. La EAU extraordinaria tendrá lugar del 20 al 22 de julio. El retraso de la selectividad ha obligado a la UPV/EHU a posponer entre dos y tres semanas el inicio del próximo curso.

Todo el alumnado contará con un informe individualizado sobre su rendimiento. Se prestará especial atención al alumnado de Sexto de Primaria y ESO. Además de un informe que recoja las calificaciones, la información sobre su rendimiento escolar y su integración socioeducativa, cada tutor tendrá que elaborar otro informe de orientación escolar tras la última evaluación que recoja las medidas generales de apoyo y refuerzo previstas para el próximo curso 2020-21.

Durante la presentación de su plan, la consejera Uriarte reiteró que las medidas incluidas en el documento, que siguen el guion marcado por el Ministerio de Educación la semana pasada, persiguen el objetivo de que "nadie pierda el curso por culpa del coronavirus". También agradeció el trabajo y la implicación del profesorado y de toda la comunidad educativa, así como el de las familias en "un momento tan difícil".

"El plan persigue que nadie pierda el curso por culpa del coronavirus"

"Agradezco la implicación de toda la comunidad educativa en un momento difícil "

Cristina Uriarte

Consejera de Educación