De la huerta a casa, el pedido fresco planta cara al Covid-19

Biozaki, empresa social de productos frescos ecológicos, mantiene sus pedidos para una clientela superior a las 200 personas

08.04.2020 | 00:09
Biozaki lleva sus productos a más de 200 personas por todo Bizkaia.

Probablemente será uno de los pocos oasis en esta pandemia, o una constatación de que a veces lo más primario funciona aún en tiempos de crisis. Lo cierto es que la empresa social Biozaki no para de trabajar estos días. El resultado de su esfuerzo tiene una doble compensación: la posibilidad de hacer nuevas contrataciones entre las personas más vulnerables y la satisfacción del cliente, que en estos tiempos recibe los productos más frescos de la huerta. Lo constata Iratxe Beramendi, joven abogada, clienta habitual de Biozaki desde hace dos meses y más convencida aún en estos momentos: "Son productos perecederos y tenemos una doble razón social para seguir consumiéndolos y comprándolos en esta empresa".

Porque es así, de la huerta a casa. Cada semana Asier Odriozola lleva alrededor de 55 pedidos con los mejores productos de la tierra. Los recoge y corta por la noche y los reparte por la mañana. Ni siquiera necesita cámaras de conservación.

Se diría que el coronavirus se ha aliado con la madre tierra para poner en valor sus productos. Cáritas puso en marcha este proyecto vinculado al cuidado de la madre tierra, incluyendo a los seres humanos, y en ese marco se desarrolló esta empresa orientada a la inclusión y a la inserción sociolaboral. Así, en una extensión de 16.000 meros cuadrados, en Gordexola, cultivan los productos. De momento, el covid-19 no les ha afectado demasiado.

Y es que entre sus clientes no solo prima el deseo de comer sano, sino también de hacer un bien social aportando su granito de arena con la compra en esta empresa. Es, al menos, lo que le llevó a Iratxe Beramendi y su pareja a decidirse por Biozaki. Odriozola es uno de sus miembros, una empresa social que nace arropada por Caritas. Ha acabado el reparto a las 14.30 horas, y está satisfecho por los productos que consumen los hogares de Bizkaia a los que llega. Precisa que no hay ningún tipo de compromiso, incluso se puede pedir una sola vez, y desde luego los productos que se compran son a gusto del consumidor, aunque eso sí, todos de temporada.

Odriozola es el responsable de las labores de comercialización y producción del proyecto de agricultura ecológica social Biozaki. Es lo que se diría un promotor. Busca proveedores, entrega cestas, planifica la producción de cada año, calcula costes, superficie, cultivos€ En su equipo trabajan tres personas, pero está apoyado por Cáritas en el sentido de que les acompaña tanto en cálculos de rentabilidad como contrataciones. A este apoyo se suma también el de una persona responsable de Koopera.

280 clientes fijos Aunque tienen ocho tiendas, sus productos llegan fundamentalmente a particulares y también comercializan algún producto del que tienen excedentes. Los miércoles envían la lista con los productos disponibles a alrededor de 280 personas. Fundamentalmente reparte en barrios bilbainos como Uribarri, Txurdinaga, Otxarkoaga, Santutxu, San Inazio, Rekalde, Indautxu, El Ensanche, Irala, Autonomía€ además llegan a Getxo, Barakaldo, Trapaga, Basauri, Etxebarri y Galdakao, "más ahora, con el confinamiento".

Llevan productos frescos de temporada y ecológicos, cultivados en Gordexola, como calabaza Gernika, calabaza cacahuete, patata agria, vaina, tomates de diferentes tipos, patatas, brócoli, coliflores, coles, guisantes, alubia de Gernika, de Tolosa, fresas, frambuesas, melón, sandía, tomillo, perejil o las manzanas que ceden los vecinos de Gordexola... Oyendo a Odriozola enumerar todos los productos e imaginando los colores es posible hasta olvidarse del confinamiento.

Cada semana Biozaki envía a sus clientes los productos incluyendo fotos con la actualidad de la huerta y algunas informaciones sobre la salud para "hacer de este grupo una comunidad. Les enviamos lista de productos, stock y precios". Hasta el estado de alarma tenían en marcha también un taller prelaboral con diez personas para elaborar productos que retomarán cuando concluya la actual situación de confinamiento.

"El coronavirus no ha afectado a nuestros pedidos; seguimos llevando los productos"

Asier Odriozola

Empresa Biozaki

"Ahora, con más motivo, seguimos comprando para apoyar a esta empresa social"

Iratxe Beramendi

Consumidora